El canciller cubano Bruno Rodríguez Foto © ACN

Cuba teme por normalización de relaciones con EE.UU. tras designación como país terrorista

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla se refirió este lunes a la calificación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo, anunciada por la administración del presidente estadounidense Donald Trump, y la calificó de "oportunismo político".

"Condenamos la hipócrita y cínica calificación de #Cuba como Estado patrocinador del terrorismo, anunciada por EEUU. El oportunismo político de esta acción es reconocido por todo el que tenga una preocupación honesta ante el flagelo del terrorismo y sus víctimas. de esta acción es reconocido por todo el que tenga una preocupación honesta ante el flagelo del terrorismo y sus víctimas", escribió Rodríguez Parrilla en su cuenta de Twitter.

Otros funcionarios del MINREX se expresaron en el mismo sentido.

La cancillería cubana también emitió una declaración oficial de condena que arroja dudas sobre una posible normalización de las relaciones con EE.UU. luego que el presidente electo, el demócrata Joe Biden, asuma el cargo el próximo 20 de enero.

"Desde hace meses, se viene especulando sobre la posibilidad de incluir a Cuba en la lista unilateral del Departamento de Estado que califica a países, sin mandato o legitimidad alguna, carente de motivación genuina, referida al terrorismo y sus secuelas, y como instrumento de difamación para aplicar medidas económicas coercitivas contra naciones que se resistan a doblegarse a los caprichos del imperialismo estadounidense", dice la declaración oficial cubana.

"El anuncio formulado por el Secretario de Estado Michael Pompeo constituye un acto soberbio de un gobierno desprestigiado, deshonesto y en bancarrota moral. Se conoce, sin lugar a dudas, que la verdadera motivación de esta acción es imponer obstáculos adicionales a cualquier perspectiva de recuperación en las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos", añade el comunicado del MINREX.

"Cuba es un estado víctima del terrorismo y nuestra población lo ha sufrido en carne propia, al precio de 3 478 víctimas mortales y 2 099 personas con discapacidad, por actos cometidos por el gobierno de los Estados Unidos o perpetrados y patrocinados desde territorio de ese país con la tolerancia de las autoridades oficiales", concluyen las autoridades cubanas.

En 2015, el expresidente Barack Obama sacó a Cuba de la lista en la que llevaba desde 1982 en lo que supuso un paso importante en el "deshielo" de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Ese acercamiento, como muchas otras políticas del presidente Obama, fue revertido por el gobierno de Trump, quien ha preferido una política de "mano dura" con Cuba y su principal aliado en la región, la Venezuela de Nicolás Maduro.

Ahora, nueve días antes de que Trump abandone la Casa Blanca, el secretario de Estado Pompeo dio a conocer la decisión de devolver a Cuba a la lista, que puede potencialmente complicar las posibilidades de que el presidente electo, Joe Biden, reanude rápidamente los acercamientos con La Habana.

"Con esta acción, una vez más haremos responsable al Gobierno de Cuba y enviaremos un mensaje claro: el régimen de los Castro debe poner fin a su apoyo al terrorismo internacional y a la subversión de la justicia estadounidense", indicó el jefe de la diplomacia estadounidense en un comunicado

Pompeo también justificó el retorno de la isla a la lista "por brindar apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional al otorgar refugio seguro a terroristas" y acusó al Gobierno cubano de haber "alimentado, alojado y brindado atención médica a asesinos, fabricantes de bombas y secuestradores, mientras muchos cubanos pasan hambre, y no tienen viviendas ni medicinas básicas".

Varios aliados de La Habana también han reaccionado a la inclusión de la isla en la lista, que se suma a las sanciones anteriores de la Administración Trump.

Tanto el dictador venezolano Nicolás Maduro como el ex presidente boliviano Evo Morales se refirieron en duros términos a la nueva medida del Departamento de Estado norteamericano.

"La administración de Donald Trump pretende minar el camino de la política internacional antes de salir por la puerta trasera de la historia mundial", dijo Maduro en Twitter.

Morales, por su parte, aseguró que "Estados Unidos no tiene la moral ni la autoridad para poner en listas a Cuba", al que calificó como "el país más solidario del mundo" porque "en medio de una pandemia sigue enviando médicos que salvan vidas."

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 202-978-9778