Invitados de este jueves a Las Mañanas de CiberCuba Foto © CiberCuba

La situación de Cuba es apocalíptica

El debate de este jueves en el espacio Las mañanas de CiberCuba giró en torno a la recepción en Cuba de la llegada de Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos, y a cómo se perfilan las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Los escritores Arturo González Dorado y Ernesto Hernández Busto, así como el profesor Cesar Pérez y el periodista Renay Chenea contribuyeron a dilucidar este y otros temas relacionados, en un momento particularmente complejo para la isla: sanciones de Trump, la ineficiencia de la administración cubana, así como los efectos de pandemia en la economía mundial y en el país.

Renay Chenea apuntó a que Cuba carece de benefactores económicos en el contexto actual, como lo fueron en su día la URSS y Venezuela, mientras Cesar agregó que por la situación que atraviesa hoy el mundo, no hay país que esté en condiciones de asumir subvenciones de las que Cuba ha dependido por tanto tiempo.

Arturo, por su parte, dijo que ya no es viable para el régimen cubano tratar de sacar provecho de todo lo que pueda con la intención de mantenerse en el poder y que la situación de Cuba es caótica, por lo que -aseguró- es perentorio cambios económicos.

Chenea, en línea con el análisis de Arturo, agregó que habría que ver si Estados Unidos esté siquiera dispuesto a iniciar “un acercamiento a cambio de nada”, dado los retos que enfrenta en materia de política doméstica y sostuvo que de lo que se trata es de “hacer productiva a Cuba e insertarla en su entorno” pues, a su juicio, Cuba está en una suerte de “caída libre.”

Durante el debate se trató el tema de la posible retirada de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, como requisito fundamental para lograr el acercamiento entre ambos Gobiernos, sobre lo cual  Hernández Busto aseveró que “Cuba saldrá de la lista pronto, es algo más o menos previsible.” El escritor insistió además sobre los peligros de “volverle a conceder a Cuba ese estado privilegiado de interlocutor”, en el marco de un posible diálogo en posición de iguales entre Cuba y Estados Unidos pues “Cuba lleva muchos años sin un gobierno democrático” y no considera que ese diálogo, de darse, no implicará cambios políticos

En otro momento del debate, César coincidió en la relación de dependencia de Cuba con otras naciones y destacó la necesidad del empoderamiento de la sociedad civil.

Durante el programa se analizaron las reacciones del discurso oficial en Cuba sobre el nuevo presidente de los Estados Unidos. A saber: las sugerencias de la periodista del NTV Cristina Escobar a Joe Biden sobre los primeros pasos de su administración hacia Cuba, y la supuesta “decadencia de los Estados Unidos” que pretende, según un texto publicado en el portal oficialista CubaSí, sostener el argumento de que Cuba debe ser tomada en cuenta por los Estados Unidos, por razones geopolíticas.     

Sin embargo, para Arturo, las dinámicas de la geopolítica han cambiado y ya no dependen de relaciones imperiales o posiciones ideológicas, sino de poder económico, razón por la cual, a su juicio, países autoritarios como China y Corea del Norte pueden sentarse en la mesa de negociaciones con países democráticos como el propio Estados Unidos. “Cuba dejó de ser un interés geopolítico para los Estados Unidos porque Cuba es un desastre que no produce nada,” dijo Arturo, y agregó que “invertir en Cuba es una locura” pues en el país no hay garantías para los negocios. Siguiendo este razonamiento, el escritor considera poco probable una mayor apertura del gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba, por la situación de “desastre absoluto y de ineficiencia” imperante en la isla y agrega que, si esta apertura se diera, tampoco resolverá los acuciantes problemas de la isla. “La situación de Cuba es apocalíptica y se impone hacer cambios que hagan al país vivible”, sentenció el escritor.

Partiendo del artículo de Wilfredo Cancio Isla sobre las tareas de la administración Biden con respecto a Cuba, Ernesto Hernández Bustos consideró entre las medidas liberar a uno o dos presos e hizo alusión a la “supuesta espía” en cárceles cubanas, como vías de negociación entre ambos países. En cuanto a impulsar cambios desde dentro del país, Arturo se pronunció por un crecimiento cívico de cara al futuro y señaló como atenuante la represión en Cuba. Cesar advirtió la necesidad de crear pequeños espacios de libertad y lograr derechos.  

A grosso modo, los invitados se mostraron pesimistas con el futuro inmediato de la isla, y cautos en cuanto a las siempre distendidas relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba