Estudiar y trabajar en Cuba: ¿Derechos o privilegios?

El Observatorio de Libertad Académica documentó casos de expulsión de centros de estudio y trabajo en su quinto informe.

Foto © Facebook / CiberCuba

No son pocos los cubanos que han sido y continúan siendo expulsados de centros de estudio y de trabajo por motivos de conciencia, religiosos, políticos e ideológicos, algunos de ellos documentados por el Observatorio de Libertad Académica (OLA) que acaba de publicar su quinto informe.

Con la intención de conocer un poco más sobre el Observatorio y sobre casos puntuales de violación a derechos elementales como el acceso a la educación o al trabajo, Las mañanas de CiberCuba brindó su espacio a investigadores y víctimas, con el tema “Estudiar y trabajar en Cuba: ¿derechos o privilegios?”

Sergio Ángel, Coordinador de OLA e Investigador Principal del Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda de Colombia, y José Raúl Gallego, profesor e investigador de OLA explicaron los inicios y objetivos del Observatorio.

Ambos resaltaron la labor de la investigadora Omara Ruiz Urquiola en la puesta en marcha de esta iniciativa que ha logrado publicar, desde el pasado año 2020, un informe cada mes. Sergio insistió que OLA es un “proceso de colaboración conjunta” y Gallego recordó los precedentes: el texto de la viceministra de Educación Superior Martha Mesa Valenciano en Cubadebate sugiriendo que “un profesor universitario debía ser un activista del partido comunista de Cuba”, la carta de 14 profesores “denunciando la discriminación por motivos ideológicos que sufrían tanto profesores como estudiantes en las universidades cubanas y, en consecuencia, gracias al apoyo que logro esta misiva, “se produjo un proceso de visibilización” de violaciones de estos derechos enriquecido por testimonios en las redes sociales y en la prensa no estatal.

Seguidamente, Sergio resaltó entre los objetivos de OLA, “demostrar que la persecución política e ideológica no es un hecho aislado, sino que responde precisamente a una política del estado cubano” y “construir una memoria histórica que reivindique precisamente ese rol de las víctimas, y no que se cuente esa historia desde el rol de los victimarios que es lo que tenemos hasta este momento.”

El Observatorio pretende, además, extender su labor investigativa hacia la situación de vulnerabilidad de los trabajadores cubanos contratados por empresas estatales en el exterior.

El espacio de este viernes contó, igualmente, con el testimonio de Yaxys Cires, quien además de ser Director de Estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) y de la directiva del Partido Demócrata Cristiano de Cuba es, además, uno de los cuatro casos recogidos en este informe de OLA. El también colaborador de CiberCuba relató cómo funcionarios del PCC y agentes del DSE decidieron sobre su vida y su trabajo como profesor en la Universidad de Pinar Río porque, según ellos, Yaxys “no ayudaba a la formación de los jóvenes en los principios de la sociedad socialista.” Yaxys agregó que tiempo después supo que la orden de su expulsión fue dada por el propio Machado Ventura, viceministro cubano, para quien “era inconcebible que alguien como yo estuviera dando clases en las universidades cubanas.”

Pero hay casos en los que la persecución y discriminación institucional no solo implican el fin de una carrera universitaria –como le sucedió a Karla María Pérez, otro de los ejemplos documentados en el informe– o la pérdida de un puesto laboral, llámese Yaxys Cires, Norges Rodríguez o Pedro Pablo Arencibia, quienes también figuran en este informe de OLA.

Orlando Luis Pardo Lazo, periodista invitado a la tertulia, recordó una víctima anónima que no pudiendo soportar el escarnio público por su presunta homosexualidad, “pidió permiso para ir al baño en medio de la reunión sorpresa, subió a la azotea de la facultad de Física de la Universidad de La Habana y se lanzó contra la calle. Y se mató”. Por tanto, agregó que “No se trata de un jueguito” y sugirió investigaciones más detalladas, desde el punto de vista estadístico, “para dejar claro esta naturaleza sistémica” de la violación de estos derechos.  

En sentido general, el debate de esta emisión de Las mañanas de CiberCuba apuntó a una preocupación con relación a prácticas excluyentes y lesivas a la dignidad humana que han alterado la vida de los cubanos.

Las mañanas de CiberCuba es un espacio virtual de debate y análisis de temas de actualidad que se transmite en vivo de lunes a viernes a las 12 del día hora de Cuba y de Miami, y a las 6 de la tarde, hora de Madrid, por las plataformas de CiberCuba.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba