Alpidio Alonso (i) y Ernesto Limia Díaz (d) Foto © Facebook/Yunior García - Facebook/Ernesto Limia

Vicepresidente en la UNEAC apoya la violencia del ministro de Cultura: "Estos son tiempos de pelea"

Ernesto Limia Díaz, vicepresidente de la Asociación de Escritores en la Unión de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC), apoyó la reacción violenta del ministro de Cultura, Alpidio Alonso, quien arremetió este miércoles contra jóvenes que acudieron este miércoles al MINCULT para pedir la liberación de activistas detenidos horas antes arbitrariamente, y hacer uso de su derecho a la libertad de expresión.

Limia afirmó en sus redes sociales que se siente orgulloso de la actitud del ministro, que arrebató el teléfono a un joven frente al MINCULT y desató unos minutos de extrema tensión en las inmediaciones del MINCULT este 27 de enero.

“Alpidio Alonso Grau, poeta, martiano y revolucionario, ministro de Cultura y sobre todo hermano querido. Estoy orgulloso de tu actitud, yo hubiese actuado de igual forma si ese individuo impresentable me pone un celular en la cara”, escribió Limia.

“¿Carlos Manuel de Céspedes lo hubiese permitido? ¿Ignacio Agramonte lo hubiese permitido? ¿Antonio Maceo lo hubiese permitido? ¿Martí lo hubiese permitido? ¿Jesús Menéndez lo hubiese permitido? ¿Aracelio Iglesias lo hubiese permitido? ¿Gerardo Abreu Fontán lo hubiese permitido? ¿Fidel lo hubiese permitido?”, añadió el funcionario de la UNEAC.

“No hay un solo cubano que no conozca las respuestas. Estos son tiempos de pelea y de los cobardes no se ha escrito nada. La patria te contempla orgullosa, un pueblo digno te acompaña. Un fuerte abrazo desde este modesto muro”, concluyó Limia su texto, que no solo justifica la violencia ejercida contra el joven periodista independiente Mauricio Mendoza, sino que además no escatima en hacer comparaciones con próceres histórico cubanos tan importantes como Agramonte, Martí o Maceo.

El apoyo de Ernesto Limia a Alpidio Alonso generó decenas de comentarios de apoyo al proceder violento del ministro, con frases tan sobrecogedoras como "yo se lo hubiera hecho tragar" (en referencia al teléfono arrebatado) y otras apologías a la violencia de similar corte.

Mientras cientos de cubanos en redes sociales y artistas y representantes de la cultura no han dudado en pedir la dimisión de Alpidio Alonso por la vergonzosa escena del miércoles, la UNEAC, el organismo que representa a la cultura cubana, manifestó públicamente su “respaldo a la dirección del Ministerio de Cultura”, a través de un comunicado.

“Ante la provocación que tuvo lugar esta mañana frente al Ministerio de Cultura, el Secretariado de la UNEAC y la Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz rechazamos este nuevo intento de crear un show mediático en torno a un supuesto diferendo entre creadores e instituciones para dañar a la Revolución cubana”, dice la declaración.

“Nos consta la disposición permanente del sistema institucional de la cultura a dialogar con la intelectualidad y a buscar soluciones de conjunto para proteger la creación y mantener el acceso al arte como uno de los derechos conquistados por nuestro pueblo”, dice el texto, que añade que “no es posible aceptar las presiones de quienes se niegan a dialogar en un espacio de la institución, con el claro propósito de promover, a través de las redes y de los medios pagados por los Estados Unidos, una imagen de desestabilización en la vía pública”.

El comunicado, firmado por el Secretariado de la UNEAC y la Dirección Nacional de la AHS, concluye citando a Martí: “Para la Patria nos levantamos; es un crimen levantarse sobre ella.”

Tras los hechos, el Ministerio ofreció su versión en una nota oficial titulada “No quieren diálogo y provocan hasta el límite”, donde no se retractó de la violencia ejercida por el ministro de Cultura y otros funcionarios contra los manifestantes.

El Ministerio de Cultura calificó de provocación "contrarrevolucionaria" protagonizada por "mercenarios" los sucesos, que acabaron con la detención de un grupo de jóvenes que se concentraron de manera pacífica frente a la sede de la institución en La Habana.

"Por las malas, no pasarán", escribió por su parte en Twitter el viceministro, Fernando León Jacomino, quien añadió que los trabajadores del Ministerio enfrentando la "provocación contrarrevolucionaria", reafirmaron su "disposición al diálogo sin condicionamientos ni chantajes".

En respuesta al aluvión de críticas que generó su publicación, León Jacomino reiteró que "se les invitó a pasar varias veces", y sentenció que "frente al Ministerio no habrá más show".

Mientras todo eso pasaba, el monopolio de las telecomunicaciones, ETECSA, cortó durante unas horas los datos móviles a los cubanos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba