Alpidio Alonso y jóvenes manifestantes frente a sede del MINCULT. Foto © Twitter de Alpidio Alonso / Facebook de Reynier Leyva Novo

Ministro de Cultura: Manifestantes querían crear obstáculos para el diálogo de Cuba con la administración Biden

El Ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, sugirió que los manifestantes del 27 de enero pretendían obstaculizar el diálogo de La Habana con la nueva administración de Estados Unidos, a cargo del presidente demócrata Joe Biden.

“Las más recientes acciones de la contrarrevolución intentan capitalizar los efectos económicos del bloqueo y de la pandemia y crear obstáculos a la nueva administración de EE.UU. en un eventual cambio de política que retome la senda del diálogo con Cuba”, dijo el titular en Twitter.

Su publicación es una cita de un artículo publicado en el diario del Partido Comunista de Cuba, Granma, escrito por Enrique Ubieta, un conocido escudero en los medios oficialistas del régimen de La Habana.

En el artículo titulado “La Revolución es diálogo”, Ubieta escribe al comienzo: “Los manuales de golpes «suaves», sibilinos, no son recomendables en Cuba; el pueblo intuye rápidamente los falsos gestos y detesta a los traidores”.

Según Ubieta, las pretensiones de los manifestantes revelan “el carácter miserable de sus promotores”. “ Sus acciones no están dirigidas contra una institución en específico, porque las demandas no son culturales o gremiales, sino políticas; el objetivo no es el Ministerio de Cultura o cualquier otro espacio institucional, es la Revolución”.

Por su parte, Alonso, en un segundo tuit, señala: “Los provocadores siguen usando de manera oportunista para sus shows mediáticos fechas de gran significado para los cubanos. Debe existir un límite a la falta de legalidad, responsabilidad y decoro con que algunos quieren manejar los asuntos de la nación”.

En esta publicación, el ministro comparte un enlace a otro artículo de Granma titulado “La provocación en su contexto”, el cual señala que las manifestaciones toman “fechas que tienen especial significado en el imaginario colectivo, para tratar de colonizar nuestra memoria”.

“Los hechos más recientes frente al Ministerio de Cultura no son expresión de la violencia de nuestro Estado contra jóvenes con una postura crítica, que quieren dialogar, aunque así lo presenten los medios contrarios a la Revolución”, asegura el artículo.

“Se trata, más bien, del asedio injustificado a una institución cubana (y a sus trabajadores) que ha creado condiciones para que se haga viable el diálogo. Se inscribe, con un marcado carácter de provocación, dentro de una dinámica de hechos que en los últimos tiempos han sido capitalizados por conocidos agentes al servicio del gobierno saliente de Estados Unidos para la desestabilización del país, y el despliegue de un golpe de estado para el cambio político en Cuba”, agrega.

Varios cubanos han pedido la dimisión de Alonso de la cartera de Cultura, luego de que él y otros funcionarios agredieran a los manifestantes pacíficos frente al Mincult en el Vedado, La Habana, la víspera del aniversario 168 del Apóstol José Martí.

No obstante, el titular no ha mostrado signo alguno de arrepentimiento por la naturaleza de los sucesos y desde los canales gubernamentales se le ha brindado total respaldo. Incluso, Alonso llegó a expresar que su violenta acometida constituyó un homenaje al Héroe Nacional de Cuba.  

“La respuesta resuelta y diáfana de nuestros escritores y artistas y de los demás trabajadores del sector frente a la maniobra sucia de la contrarrevolución es el mejor homenaje que podíamos hacerle a Martí desde la cultura un día como hoy”, dijo.

Alonso fue nombrado ministro de Cultura en 2018, cuando sustituyó en el cargo a Abel Prieto. Es graduado de ingeniería en Control Automático en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, la misma institución en la que estudió el actual gobernante cubano Miguel Díaz-Canel.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba