Vacunación en Florida Foto © Twitter / Ron DeSantis

Alertan que países ricos podrían acaparar millones de vacunas contra el coronavirus más de las que necesitan

LONDRES, 19 feb (Reuters) - Los países ricos se encaminan a tener 1.000 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 más de las que necesitan, dejando a las naciones más pobres con los suministros sobrantes mientras el mundo trata de frenar la pandemia de coronavirus, según un informe elaborado por activistas contra la pobreza.

En un análisis de los acuerdos actuales de suministro de vacunas contra el COVID-19, la Campaña ONE afirmó en el reporte publicado el viernes que los países ricos, como Estados Unidos y Gran Bretaña, deberían compartir las dosis sobrantes para "sobrealimentar" una respuesta mundial completa a la pandemia.

El grupo, que hace campaña contra la pobreza y las enfermedades evitables, dijo que no hacerlo negaría a miles de millones de personas la protección esencial contra el virus causante del COVID-19 y probablemente prolongaría la pandemia.

El informe examinó específicamente los contratos con los cinco principales fabricantes de vacunas contra el COVID-19: Pfizer-BioNTech, Moderna, Oxford-AstraZeneca, Johnson&Johnson y Novavax.

Revela que, hasta la fecha, Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido, Australia, Canadá y Japón han conseguido más vacunas que las necesarias para administrar a toda su población.

"Este enorme exceso es la encarnación del nacionalismo de las vacunas", acusó Jenny Ottenhoff, directora principal de políticas de la Campaña ONE. "Los países ricos apostaron por las vacunas al principio de la pandemia, pero ahora se debe corregir el rumbo si queremos proteger a miles de millones de personas en todo el mundo".

El análisis reveló que, junto con otros suministros de vacunas adquiridos por el plan mundial COVAX y en acuerdos bilaterales, una redistribución del exceso de dosis en poder de los países ricos contribuiría en gran medida a proteger a las personas vulnerables de las naciones más pobres.

Esto reduciría significativamente el riesgo de muertes por COVID-19, señaló el escrito, además de limitar las posibilidades de que surjan nuevas variantes del virus y acelerar el fin de la pandemia. (Reporte de Kate Kelland; Editado en español por Javier Leira)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba