EE.UU. negará visas a represores de disidentes y periodistas a nivel global

El gobierno de Estados Unidos impedirá la entrada a su territorio a personas que se dediquen a reprimir y perseguir a disidentes, activistas y periodistas con carácter extraterritoriales, anunció este viernes el Departamento de Estado.

La nueva política de restricción de visas lleva el nombre de "Prohibición de Khashoggi" y forma parte de la Ley de Inmigración y Nacionalidad. Su nombre se basa en el periodista Jamal Khashoggi, residente permanente de Estados Unidos y asesinado en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, a finales de 2018.

Khashoggi era corresponsal del diario The Washington Post y era un duro crítico de la monarquía saudita.

Aunque el foco de la política es el caso de Khashoggi, la restricción de visas aplicará para todos los que actúen en nombre de un gobierno extranjero para reprimir y silenciar las actividades disidentes en cualquier país del mundo.

"El asesinato del periodista Jamal Khashoggi, residente permanente en Estados Unidos, conmovió al mundo", escribió el Secretario de Estado, Antony Blinken. "A partir de hoy, tendremos una nueva política global inspirada en su nombre para imponer restricciones de visado a quienes se involucren en ataques extraterritoriales contra periodistas y activistas".

El anuncio del Departamento de Estado incluyó la sanción a 76 funcionarios de Arabia Saudita, entre ellos el general Ahmed al-Asiri, exjefe de inteligencia del reino, y las Fuerzas de Intervención Rápida Saudita, por su rol en el asesinato de Kahashogi.

Aunque las sanciones no alcanzaron al príncipe heredero del reino saudita, Mohamed bin Salman, Estados Unidos desclasificó también un informe de inteligencia que confirma que el príncipe autorizó a capturar o matar a Khashoggi, lo que pudiera tener consecuencias en un plazo inmediato para el heredero de la corona saudta.

La prohibición de Khashoggi permite que el Departamento de Estado imponga restricciones de visa a las personas involucradas en actividades que "reprimen, acosan, vigilan, amenazan, o dañan a periodistas, activistas u otras personas percibidas como disidentes por su trabajo", indica un comunicado oficial emitido este viernes.

La restricción puede incluso extenderse a los familiares del individuo vetado, en el caso que el Departamento de Estado considere. 

La medida forma parte de las promesas de la administración Biden-Harris de reforzar la condena mundial de ese crimen y hacer retroceder a los gobiernos que traspasan sus fronteras para amenazar y atacar a periodistas y personas que ejercen sus libertades fundamentales.

El gobierno de Joe Biden comenzará a aplicar la nueva política con 76 personas sauditas que se cree que han estado involucradas en amenazar a disidentes en el extranjero, incluido, entre otros, el propio Khashoggi, y a personas relacionadas con su asesinato.

El Departamento de Estado también informará sobre cualquier actividad extraterritorial de este tipo por parte de cualquier gobierno extranjero en los Informes anuales de país sobre prácticas de derechos humanos. 

En el caso particular de Cuba, el Departamento de Estado de Estados Unidos ya ha suspendido a varios dirigentes cubanos, entre ellos Raúl Castro y sus familiares cercanos por constantes y graves violaciones a los derechos humanos.

La restricción de visado de Raúl, fundamentada en la Ley de Asignaciones del Departamento de Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados de 2019, se extiende a Alejandro Castro Espín, Deborah Castro Espín, Mariela Castro Espín y Nilsa Castro Espín.

El año pasado, el gobierno de Estados Unidos sancionó al General de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, exyerno de Raúl Castro y presidente ejecutivo del conglomerado empresarial GAESA. López-Calleja, de 60 años, fue incluido en la lista de personas bloqueadas por el Departamento del Tesoro, lo que implica no solo restricción de visado, sino la congelación de sus bienes bajo jurisdicción estadounidense.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba