Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group Foto © CiberCuba

Estudio: La política de Biden no debe favorecer al “estado mafioso” de Cuba

La administración de Joe Biden no debe implementar una política de acercamiento a Cuba mediante concesiones unilaterales que terminen por favorecer a la élite militar gobernante en lugar de empoderar al pueblo cubano, concluyó un informe de dos entidades independientes presentado este martes en Miami.

“No es lógico para Estados Unidos, después de aprendida la experiencia acumulada bajo la Administración Obama, volver a empoderar otra vez a la élite de poder militar con concesiones precipitadas que terminan siendo unilaterales (…) Lo que tiene sentido es ayudar esta vez a empoderar al pueblo cubano a que logre por sí mismo esas transformaciones políticas y económicas que viene reclamando de su gobierno”, concluyó el estudio realizado por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) y The Havana Consulting Group.

El reporte de 60 páginas, titulado “Cuba y Estados Unidos: la relación bilateral, indica que el pueblo cubano debe ser informado por Washington de forma clara que una vez se levante el bloqueo interno por el gobierno, su sector de campesinos y emprendedores genuinamente privados podrán interactuar de manera directa con la economía estadounidense.

Pero el documento insiste en que Washington debe comprender las circunstancias de poder que han cambiado definitivamente en Cuba a la hora de tomar cualquier decisión política.

Cuba no es ya un estado revolucionario ni comunista en el sentido clásico. En Cuba la élite de poder militar es la que manda; el gobierno de Miguel Díaz-Canel administra y obedece”, afirma el informe, que considera al país como “un estado mafioso moderno dentro del viejo estado burocrático”, sostiene el texto.

Desde esa conclusión, el reporte explica que la élite monopoliza las instituciones militares, las relaciones internacionales y todas las empresas que generan dólares a través del conglomerado GAESA.

“La política de Estados Unidos no debe ser estado-céntrica, y debe distinguir y priorizar la relación bilateral con el pueblo de la referida a la élite de poder”, precisa la exposición.

El documento fue presentado por Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group, y Juan Antonio Blanco, ejecutivo de la FDHC, y será enviado próximamente a líderes del Congreso y a la Casa Blanca.

Morales definió la propuesta como “una visión técnica” para entender el desarrollo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos en el actual contexto, cuando numerosas fuerzas e intereses políticos están impulsando un movimiento por un nuevo deshielo hacia la isla.

"Cuba debe ser esta vez la que inicie, facilite y provea razones para un acercamiento entre los dos países, no Estados Unidos", reiteró Morales en la exposición del estudio.

Según los gestores del informe, se requieren tres circunstancias básicas para retomar y avanzar en las relaciones bilaterales:

  •  El respeto de derechos humanos y laborales básicos, entre los que figuran el cese inmediato de la represión de las libertades de opinión, expresión, prensa, libertad académica, de asociación, manifestación, el fin del tráfico y explotación de trabajo forzado de los profesionales y médicos cubanos y la libertad de los presos políticos.
  • La completa eliminación del bloqueo interno al desarrollo del sector emprendedor urbano y campesino, incluido el acceso libre y sin intermediarios del incipiente sector privado cubano al crédito, la inversión extranjera y el comercio internacional, el registro legal de sus tierras y negocios y la libertad de fijar los precios a sus productos y servicios según lo exija el mercado.
  • La retirada del apoyo del personal militar y de inteligencia a la narcodictadura de Venezuela.

 El profesor Blanco comentó que sin una transformación sistémica radical no podrá superarse la crisis del modelo cubano, que es irreformable y pudiera desatar un estallido social en el país.

"Es una situación que genera ingobernabilidad y que se expresa en un aumento del descontento y la conflictividad interna, y en presiones migratorias", dijo el académico. "Esta crisis entera responsabilidad de la élite de poder militar cubana".  

Argumentó que esa élite está fuera de toda fiscalización de los aparatos estatales y de los controles políticos y financieros del país.

"Eso es lo que es GAESA, el aparato invisible del poder en Cuba que controla también la relación bilateral con Estados Unidos", dijo Blanco. "Y el conflicto principal no es el de Cuba con Estados Unidos, sino el de esa élite con la población cubana". 

Morales repasó la actual crisis de la isla, reforzada por la pandemia del coronavirus, y aseveró que "la economía cubana se encuentra en un estado de bancarrota total".

"Ya no es el Club de París presionando a Cuba por caer nuevamente en el agujero negro de las deuda, sino son sus propios aliados como Rusia y China los que le han cortado el financiamiento a un Estado que no puede pagar ni honrar sus intereses financieros", recordó Morales.

En medio del deshielo favorecido por la administración Obama, Cuba pudo renegociar su deuda con el Club de París en 2015, pero se ha visto imposibilitada de cumplir sus compromisos y se le impuso una sanción del 9% sobre su saldo. También el gobierno cubano ha incumplido los pagos de la deuda con Rusia, lo que obligó a un congelamiento de los proyectos de inversión rusa en la isla a finales del pasado año.

Morales agregó que las remesas en efectivo experimentaron un descenso del 36% durante el pasado año, fundamentalmente porque el cierre de los aeropuertos eliminó las vías informales para llevar el dinero a los destinatarios en la isla.

"“Estamos ante la situación más vulnerable en que se ha visto la élite que gobierna a Cuba desde hace más de 60 años”, afirmó el economista.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba