Manifestación frente al Consulado de Cuba en Barcelona por los derechos que el comunismo niega a la mujer

“Este es un homenaje a tu mamá a tu abuela, a tu tía, a tu prima, a tu hermana, a todas esas mujeres que son esclavas de la dictadura. No te llames a engaño, todos somos esclavos de la dictadura”, expresó el organizador de la manifestación

Sayde Chaling Chong García y asistentes a la manifestación frente al Consulado de Cuba en Barcelona Foto © Arsenio Rodríguez Quintana

Ciudadanos cubanos residentes en Barcelona y otras ciudades de España se manifestaron este sábado frente al consulado de Cuba en esa ciudad para denunciar la situación de las mujeres que sufren el atropello material y cultural que suponen la ideología y el gobierno de la isla.

Celebrada a las 12 de la mañana en la céntrica avenida de Paseo de Gracia en la ciudad condal, los manifestantes se congregaron al llamado del cubano Sayde Chaling Chong García y otros representantes de la sociedad civil cubana en el exilio que están comprometidos con la transición a la democracia en su país de origen.

Participantes en la manifestación frente al Consulado cubano en Barcelona / Arsenio Rodríguez Quintana

“Este es un homenaje a tu mamá a tu abuela, a tu tía, a tu prima, a tu hermana, a todas esas mujeres que son esclavas de la dictadura. No te llames a engaño, todos somos esclavos de la dictadura”, expresó Chong García en su mensaje de convocatoria publicado a través de una directa de Facebook.

“Todos los días esas mujeres sufren”, afirmó el activista, quien se dirigió a los cubanos que viven en Barcelona, pero también a todos aquellos que residen en España. Al mismo tiempo, convocó a los hermanos venezolanos, bolivianos y nicaragüenses que tienen familias -mujeres sobre todo- en sus países de origen, en los cuales sufren la falta de derechos y libertades que lastran su realización como personas empoderadas y, por tanto, con capacidad de tomar las riendas de su destino.

“Aunque les mandes dinero tienen que meterse una supercola para comprar un pedazo de pollo o productos de aseo”, señaló el activista, dirigiéndose a aquellos cubanos que prefieren callar a manifestarse para exigir un cambio en Cuba que corrija las desigualdades materiales y de oportunidades que afectan a la población, y en especial a las mujeres.

En ese sentido, el activista ilustró la situación de los cubanos como reos o esclavos de un sistema que les impide ser libres para prosperar y convivir según unas reglas democráticas. Por ello mismo, subrayó la necesidad de retomar el hilo constitucional cortado en 1952 con el golpe de estado de Batista y que continuó el dictador Fidel Castro a partir de 1959.

Los manifestantes ocuparon la céntrica avenida de Paseo de Gracia en Barcelona / Arsenio Rodríguez Quintana

“Para los que tienen miedo, les recuerdo que el mayoral reparte latigazos a todos por igual, hablen o se queden callados”, dijo Chong García comparando al régimen comunista de La Habana con los esclavistas del tiempo colonial de Cuba.

Asimismo, trazó un paralelismo entre esos intereses esclavistas del tiempo de la metrópoli española con las prácticas actuales llevadas adelante por algunas empresas españolas que aceptan establecer sus negocios en Cuba asociándose con el conglomerado empresarial de los militares del régimen, representado por GAESA.

Según dijo a micrófono abierto frente al consulado de Cuba, empresas como Meliá pagan a estos entramados del régimen por una empleada de hotel en Cuba unos 1200 dólares, de los cuales la trabajadora solo recibe 30 dólares, coartando así toda posibilidad de prosperar y empoderarse de estas mujeres cubanas, que son tratadas poco menos como mano de obra esclava.

“No te pienses cubano que porque te calles no te van a dar latigazos. Te los están dando aunque te calles. Aunque te calles te van a clavar cuando llegues al consulado con el pasaporte, te van a clavar en Cuba en esa aduana que te quiere robar las cosas que tú has luchado aquí. Todo eso son latigazos. Y nosotros los esclavos tenemos que convertirnos en cimarrones y tenemos que rebelarnos”, arengó el activista.

“Aunque les mandes dinero, no hay compresas. Para esa prima o familiar que acaba de cumplir 13 años y no tiene una íntima que usar en su primera menstruación, o unas cuchillitas para afeitarse, o un jaboncito o un desodorante. Todo eso es violencia que ejerce la dictadura contra nuestra familia”, denunció Sayde.

En su discurso frente al consulado, quiso dedicar la manifestación a una cubana, “marielita”, de nombre Danais Colina Cuervo, que dio testimonio de cómo la dictadura disparó con mangueras de agua a madres con hijos en los brazos. “Eso pasó en Cuba en 1980 y mi amiga continúa traumatizada con el hundimiento de barcos que sobrecargaban de gente que se quería ir del país”.

Carteles desplegados durante la manifestación / Arsenio Rodríguez Quintana

“Para que no hayan más desapariciones forzosas de mujeres, para que no veas más en internet un policía golpeando a una mujer, para todo ello debemos alzar la voz y manifestarnos”, propuso el activista, que también quiso recordar a “las 16 mujeres asesinadas el 13 de julio de 1994 en el remolcador 13 de marzo”.

Por su parte, también aludió a las imágenes difundidas de Sandro Castro, el nieto de Fidel, conduciendo un auto Mercedes Benz por carreteras de la isla. “Vimos las imágenes del nieto de Fidel. Sabemos lo que tienen. Sus coches, sus propiedades. En esta misma calle tienen propiedades y lo sabemos”, avisó Chong García, refiriéndose a presuntas propiedades de la familia Castro en Paseo de Gracia, la más lujosa avenida de Barcelona.

Por último, se refirió al éxito que están teniendo canciones como Patria y Vida, en las que detecta un sentir mayoritario del pueblo cubano en busca de su libertad. “Estas canciones demuestran que somos mayoría. Tenemos el poder y no nos hemos dado cuenta. Es hora de que empecemos a tomar conciencia de que el cambio está en nuestras manos”, añadió.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba