Cubano a actor Luis Alberto García: "¿Y cuál es tu Cuba?"

"Espero que alguna vez digas esa palabra tabú a la que no deja salir la aduana de tu garganta: DICTADURA".

Luis Alberto García Foto © Facebook del artista

El cubano residente en España Ramón Muñoz Yanes dedicó unas palabras al actor Luis Alberto García, a propósito de su mensaje a la periodista Karla Pérez, a quien le dijo "a la Cuba mía sí puedes entrar".

"¿Cuál es tu Cuba, Luis Alberto? Que yo sepa Cuba es una sola y espero que alguna vez digas esa palabra tabú a la que no deja salir la aduana de tu garganta: DICTADURA. Un día tendrás que decirlo, la misma dictadura que no me permitió ver por décadas a mis hijos, de la que huyeron también tus dos hijas. Por respeto, por todos, antes del comentario cobarde y maternal con la bestia, tu silencio tendría un matiz rebelde", escribió Muñoz.

"Nada duele más que el silencio cómplice de los compatriotas, su espantoso individualismo, su empeño en la condición de preso en plan de rehabilitación, el gesto vil del pago del diezmo al carcelero", añadió.

Ramón Muñoz, que hace unos años le escribió una carta abierta a Luis Alberto García, aseguró: "No soporto la hipocresía, esa tendencia del cubano a la denuncia delicada. Todos los males de Cuba tienen un nombre, dictadura y un apellido, Castro".

También se refirió al padre de Karla Pérez, que lo conmovió especialmente porque él estuvo dos décadas sin poder abrazar a sus hijos: "Grito porque ningún padre cubano tenga que sufrir esto".

A continuación, reproducimos el texto completo de Ramón Muñoz Yanes:

Mi dolor, también se llama Karla.

Lo último que me regaló Cuba fue un aguacero, compacto e intenso como un abrazo. Luego el aeropuerto y las lágrimas de mis hijos. Cinturón de seguridad y el aire, como si los sueños vivieran muy por encima de esa isla que se alejaba de mis pupilas. Todavía no lo sabía, pero no pasó mucho tiempo sin darme cuenta que no importa de qué lado de los barrotes estés, porque si del otro está tu familia no eres otra cosa que un recluso.

Cuba es mi país, la Revolución mi cárcel y todos de una manera u otra somos presos. Los consulados de la dictadura son sus oficinas allende el malecón para chantajear, estafar y mantener vivo el terror en cada cubano en el mundo. He aprendido mucho de sus mecanismos onerosos, los he sentido en mis tobillos y en la garganta. Por ello no soporto la hipocresía, esa tendencia del cubano a la denuncia delicada, con ése deje a orgasmo fingido de meretriz en labores. Todos los males de Cuba tienen un nombre, dictadura y un apellido, Castro.

Hoy ADNCuba se hacía eco de las palabras de Luis Alberto García: “A la Cuba mía, Karla podría venir”. ¿Cuál es tu Cuba, Luis Alberto? Que yo sepa Cuba es una sola y espero que alguna vez digas esa palabra tabú a la que no deja salir la aduana de tu garganta: DICTADURA. Un día tendrás que decirlo, la misma dictadura que no me permitió ver por décadas a mis hijos, de la que huyeron también tus dos hijas. Por respeto, por todos, antes del comentario cobarde y maternal con la bestia, tu silencio tendría un matiz rebelde.

Si algo me dolió durante las dos décadas que me robaron sin que las pupilas abrazaran a mis vástagos, fue la indiferencia de los cubanos del exilio. Todos me sugerían callar y bajar la cerviz, cómo si exigir mis derechos en sus villas Maristas a los que llaman consulados, fuera un pecado. Nada duele más que el silencio cómplice de los compatriotas, su espantoso individualismo, su empeño en la condición de preso en plan de rehabilitación, el gesto vil del pago del diezmo al carcelero.

Me veo reflejado en el padre de Karla Pérez, Jorge Luis Pérez Posada quien con toda la tristeza del mundo añora el abrazo de su hija tras cuatro años. ¿Cuánta vileza es necesaria para robar a un padre el abrazo del hijo? Podría dar una clase de burlar la tristeza al padre de Karla, pero escribo y denuncio a la dictadura, con la férrea palabra de quien sufrió una ausencia de veinte años del mismo abrazo. Grito porque ningún padre cubano tenga que sufrir esto, porque todas nuestras desgracias están al otro lado de un nombre, DICTADURA y de un apellido, CASTRO.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba