Puerta del Sol, en Madrid (i) y Malecón de La Habana (d) Foto © Twitter/Hotel Europa - CiberCuba

España volvió a seis horas de diferencia con Cuba y Miami

España entró este domingo en su horario de verano, adelantando una hora sus relojes, que marcan seis de diferencia con Cuba y Miami, y una con el archipiélago canario; que estará vigente hasta finales de octubre, cuando se adopte el horario de invierno, como también ocurrirá en América y el Caribe.

Cuba y Miami entraron en su horario de verano el 14 de marzo, casi una quincena antes que España, provocando que la diferencia horaria se redujera a cinco horas con respecto a la España continental y cuatro con Canarias; pero desde este domingo la disparidad entre relojes de ambos mundos se estableció en seis y cinco, respectivamente.

Durante los catorce días de marzo que la diferencia se acortó a cinco horas entre Madrid, Miami y La Habana se produjeron algunos desencuentros e impuntualidades involuntarios entre personas de ambos lados del Atlántico, que creyeron el cambio de huso horario se produciría de manera simultánea en los tres países.

Padres y abuelos cubanos con hijos y nietos emigrados a España suelen comentar, tras comprobar la hora en sus relojes, que sus familiares desayunan, cuando ellos duermen, almuerzan cuando ellos desayunan y comen, cuando ellos están trabajando; y suelen adivinar las llamadas telefónicas de sus seres queridos por la hora aproximada en fines de semana y días señalados como cumpleaños, Día de las Madres y del Padre, que tampoco coinciden.

España celebra el Día del Padre, el 19 de marzo (San José) y el Día de la Madre, el primer domingo de mayo; mientras que Cuba festeja a los padres el tercer domingo de junio y a las madres, el segundo domingo de mayo; cuando las llamadas de emigrados saturan la red telefónica porque unos llaman desde Miami y otras ciudades norteamericanas, con ninguna o escasa diferencia horaria, pero los cubanos residentes en España deben aguardar a que sus progenitores tomen café para intentar hablar con ellos.

Cuba comenzó a aplicar el cambio de hora de verano, en 1928, según varias investigaciones, y con objetivo del ahorro energético, que tiene particular importancia en la actualidad, debido a la crisis económica y la dependencia económica tradicional de contar con un suministrador extranjero de combustible que -hasta hace dos años- fue Venezuela.

En Miami, como en el resto de Estados Unidos, la decisión de adoptar horarios de invierno y verano, se estableció durante la Primera Guerra Mundial, siguiendo la estela de Europa, donde curiosamente el promotor del cambio fue el embajador estadounidense en Francia, Benjamín Franklin. quien propuso -en un artículo publicado en el diario Le Journal de París, en 1784- algunas medidas destinadas al ahorro energético, pero su sugerencias no fueron tomadas en cuenta, hasta que la guerra mundial obligó a ahorrar en todos los frentes.

Españoles, cubanos de la isla y la emigración suelen emitir opiniones comunes sobre los trastornos que padecen con los cambios de horario anuales, en temas de sueño y organización de sus vidas cotidianas; criterios avalados parcialmente por estudiosos del tema como una comisión creada, en 2019, por el gobierno español, que acabó emitiendo un informe singular: No consideramos conveniente modificar el sistema de cambio de hora porque los españoles llevan 80 años habituados a esa norma, pero no avanzamos una conclusión definitiva por todas las repercusiones sociales, culturales y económicas que tendría.

Los científicos salvaron así la intención política solapada de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de modificar una norma política del dictador Francisco Franco, que data de 1940, cuando Madrid se acogió al huso de la Europa central (UTC + 1), que rige en Francia, Alemania o Italia para poner los relojes de la entonces España franquista en hora con el eje Berlín-Roma, otros dos estados fascistas europeos, de aquella época. Por su situación geográfica, a España correspondería el mismo huso que Reino Unido o Portugal (UTC) y Canarias.

Un grupo de expertos españoles y portugueses defiende que el horario de invierno se traslade en España a septiembre, permitiendo "una adaptación menos traumática" que a finales de octubre, cuando se produce una pérdida de luz repentina a última hora de la tarde y viceversa por las mañanas.

El portugués Rui Rodríguez, explicó que en su país se intentó en dos ocasiones mantener un horario único, y fue un fracaso; al tiempo que apuesta por "volver a la tradición europea" y cambiar la hora de invierno a finales de septiembre, en vez de octubre, debido a que, en las mañanas del décimo mes del año, amanece muy tarde "porque se mantienen más horas de luz vespertina", con un "impacto muy negativo" en noviembre, ya que la diferencia de luz con respecto a los horarios llega a ser de dos horas; mientras que modificar la hora en septiembre, sería más progresivo.

El español Jorge Mira rechaza la unificación del huso horario con Portugal, porque "España está en el punto de equilibrio solar", y optar por una hora menos frente a la actual supondría que la sociedad "necesitaría años para aprender el nuevo sistema horario".

La normativa europea 84, del año 2000, continuará vigente en España, al menos hasta final de este año, con el objetivo de aprovechar la luz diurna en la región, y cuando se espera que la Unión Europea adopte una decisión definitiva al respecto, pero ninguna fuente asegura que pueda concretarse nada, debido al embate de la pandemia de coronavirus en el Viejo Continente.

De los quince relojes más famosos del mundo, ninguno está situado en Cuba o Miami; España tiene el de la madrileña Puerta del Sol, donde cada fin de año se dan las doce campanadas, y comparte protagonismo mundial con el astronómico de Praga, Big Ben (Londres),  Ayuntamiento nuevo de Múnich (Alemania), Kremlin (Moscú), Reloj de arena (Budapest), el instalado en el número 200 de la 5ta. avenida de Nueva York (Manhattan), Comayagua, (Honduras), Floral de Ginebra, Plaza de San Marcos (Venecia), Reloj mundial de Alexanderplatz (Berlín), Archi (Bruselas), Olomouc (República Checa), La Meca (Arabia Saudí), que es el más grande del planeta, y el Reloj de Andrónico (Atenas).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba