Yahimy Torres y Luis Ángel Marrero Laguna Foto © Yahimy Torres Leyva/ Facebook

Familia cubana amenazada de expulsión en Francia recibe apoyo de la población local

Una familia cubana residente en la localidad francesa de Carhaix, en Bretaña, está bajo amenaza de expulsión al serle denegado el permiso de residencia por parte de la prefectura de Finisterre.

Pero dado el nivel de integración que han tenido el joven matrimonio y sus hijos a la comunidad, tanto los vecinos como el ayuntamiento y las instituciones del lugar han pedido a la prefectura de Finisterre que reconsidere la decisión de echarlos.

Es así que los residentes están recogiendo firmas para que las autoridades echen atrás la orden de expulsión, reporta el sitio Le Télégramme.

Luis Ángel Marrero Laguna, su esposa Yahimy Torres y sus dos hijos, Yoan y Jonathan, originarios de Las Tunas, llegaron al país en 2019.

Su caso ha concitado la simpatía de muchos habitantes de Carhaix, incluido su alcalde, Christian Troadec, quien los declaró “ciudadanos de honor”, como vía para dilatar su expulsión.

El 15 de febrero pasado, los concejales votaron por unanimidad a favor de una moción que pedía la regularización de los cuatro cubanos.

Desde enero, vecinos y asociaciones crearon un colectivo de apoyo a la familia, de la que señalan que “están muy bien integrados (…). Los dos niños están siendo educados en dos colegios públicos de la ciudad”.

El alcalde Troadec subraya el tema de la integración y ha atestiguado que Marrero, “dinámico y voluntario”, pudo beneficiarse muy rápidamente de promesas de empleo con propuestas de contrato permanentes, que le permiten mantener a su familia.

Cualquier intento de expulsarlos, dijo el funcionario, se encontraría de frente con la “incomprensión de la población”.

Entre los que apoyan la causa de la familia cubana se hallan, además del ayuntamiento, las instituciones de asistencia social Secours Populaire y Secours Catholique, la parroquia local, la Oficina de Deportes, la ACAT (Asociación de Cristianos por la Abolición de la Tortura), así como decenas de particulares.

Entre todos han anunciado recursos administrativos ante la prefectura de Finisterre y el tribunal administrativo, “con la esperanza de que se encuentre una solución rápida y duradera” a este drama.

La creciente movilización ha hecho que el caso se vaya difundiendo y muchas personas muestren sus simpatías en las redes sociales.

“Hola, no te conozco, pero dada la movilización a tu alrededor, creo que te mereces el apoyo de toda la población del centro de Bretaña. Buena suerte y mantén la esperanza”, escribió Eveline Croissant en el muro de Facebook del joven tunero.

Por su parte, Jean-Marc Antoine señala que “Luis y su familia merecen que se regularice su situación por varias razones: Luis está perfectamente integrado en la sociedad de Carhaix; es un chico emprendedor y valiente; es muy íntegro y no quiere vivir de las ayudas públicas. Por todo ello, puede contar con todo nuestro apoyo”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba