Díaz-Canel sustituye a Raúl Castro como primer Secretario del Partido Comunista de Cuba

Cumpliendo lo anunciado por Raúl Castro hace tres años, Díaz-Canel asume el mando partidista.

Raúl Castro y Díaz-Canel Foto © Twitter/PCC

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reemplazó a Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista de Cuba este lunes, en el cuarto y último día del VIII Congreso de la formación política.

Los 300 delegados presentes en la reunión avalaron el informe que coloca al desarrollo de la economía nacional, junto a la "firmeza ideológica", entre las principales misiones del partido único cubano, según reportaron medios estatales.

La cita, que concluye hoy, se ha celebrado a puerta cerrada y sin acceso a la prensa extranjera.

En su informe central, Raúl Castro volvió a repetir, como en el pasado Congreso, que la elección de Díaz-Canel no es fruto de la improvisación, sino que se trata de un candidato pensado. 

También aseguró que en los tres últimos años Díaz-Canel "ha sabido formar equipo" y "fomentado la cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el Gobierno".

Castro dijo también que se retira “con la meditada convicción de no aceptar propuestas para mantenerme en los órganos superiores de la organización partidista, en cuyas filas continuaré militando como un combatiente revolucionario más, dispuesto a aportar mi modesta contribución hasta el final de la vida”.

Tal como se esperaba, entre los cargos salientes está el número dos del todopoderoso PCC, José Ramón Machado Ventura, de 90 años.

El Buró Político quedó integrado de la siguiente manera:

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República de Cuba 

Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular  y del Consejo de Estado de la República de Cuba

Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba

Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros

General de Cuerpo de Ejército, Álvaro López Miera, ministro de las FAR

Bruno Rodríguez Parrilla, canciller de la República

Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba

Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas

Martha Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología

Manuel Marrero Cruz, primer ministro de la República de Cuba

José Amado Ricardo Guerra, secretario del Consejo de Ministros

Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente ejecutivo del Grupo de Administración  Empresarial

General de División, Lázaro Alberto Álvarez Casas, ministro del Interior

Gladys Martínez Verdecia, primera secretaria del Comité Provincial del  Partido en Artemisa

Un relevo anunciado

Raúl Castro, que cumplirá noventa años en junio, lidera el PCC desde el anterior congreso celebrado en 2016, cuando recibió de su hermano Fidel Castro (fallecido en noviembre del mismo año) el relevo como primer secretario del máximo órgano rector del Estado cubano.

En aquel momento el menor de los Castro indicó que este congreso sería "el último de la generación histórica", calificó como "estratégico" el reemplazo generacional y estableció límites de edad para su más alta dirección.

Dos años después, en 2018, despejó la incógnita sobre su sucesor en el cargo al revelar que sería Díaz-Canel, durante su último discurso como gobernante de Cuba ante la Asamblea Nacional.

Las nuevas reglas fijan en 60 años la edad máxima para ingresar en el Comité Central del PCC y establecen un límite de setenta para desempeñar puestos de dirección en la organización.

Además del relevo generacional, la agenda del cónclave se ha centrado en analizar los resultados de las reformas económicas planteadas hace una década y en reforzar los mecanismos de propaganda de la llamada "línea dura" del régimen.

La cita tiene lugar en medio de una grave situación económica en la isla, con las tensiones añadidas por el actual rebrote del coronavirus y el incremento del desabastecimiento crónico de alimentos y productos básicos, que ha avivado el malestar y el descontento en la población.

El primer día del Congreso, el propio Raúl Castro hizo un llamado al nuevo presidente norteamericano, Joe Biden, para retomar un "diálogo respetuoso". El gobierno norteamericano, por su parte, volvió a recordar que el diálogo con el régimen no es una prioridad e instó a las autoridades cubanas a respetar los derecos humanos.

Sin embargo, coincidiendo con el VIII Congreso y su ola propagandística, la represión a activistas y disidentes se ha recrudecido en la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba