Helicóptero de la NASA sobrevuela la superficie de Marte

Se trata del primer vuelo sobre la superficie de otro planeta.

Una representación del vuelo del "Ingenuity" Foto © NASA website

Un vehículo experimental llamado Ingenuity (una especie de helicóptero o dron sofisticado) ha dado a los exploradores de la NASA que llevan a cabo la misión en Marte la posibilidad de estudiar el llamado "planeta rojo" tanto desde el cielo como desde la tierra.

El pequeño helicóptero hizo historia en la exploración espacial este lunes cuando despegó de la superficie de Marte y flotó brevemente en el aire. Se trata de la primera máquina terrestre en volar como un avión o un helicóptero sobre otro mundo.

El logro amplía el largo y excepcional historial de primicias en Marte por parte de la NASA.

La NASA colocó este pequeño helicóptero en su último vehículo explorador de Marte, Perseverance. Pero construir Ingenuity requería un dominio de la ingeniería de vuelo robótica y superar la física de un mundo casi sin aire. Su éxito podría abrir nuevas formas de explorar el "planeta rojo".

Quizás un helicóptero más avanzado podrá servir como explorador o guía para un futuro rover, identificando lugares interesantes para un estudio más detenido y rutas seguras. O enjambres de helicópteros podrían subir y bajar las paredes de los acantilados para examinar capas de roca que están demasiado lejos o fuera de la vista de las naves espaciales actuales.

Este domingo, los controladores de la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California transmitieron por radio los comandos para la prueba de Perseverance, que aterrizó en Marte en febrero. Esta, a su vez, transmitió los comandos a Ingenuity, que estaba colocado a 200 pies de distancia en un terreno plano que fue elegido para servir como pista de aterrizaje tras una serie de cinco vuelos de prueba.

A las 3:30 a.m., hora del Este, media hora después del mediodía marciano, el helicóptero hizo girar sus rotores como se le había ordenado y se elevó sobre el cráter Jezero, hacia el cielo. Se mantuvo flotando a una altura de unos 10 pies. En menos de 60 segundos, regresó a la superficie.

Pero en ese momento, nadie en la Tierra, incluida la gente de la NASA, sabía lo que estaba sucediendo realmente. Las dos naves espaciales no estaban en comunicación con la Tierra durante la prueba, y el helicóptero tuvo que realizar todas sus acciones de forma autónoma.

Solo tres horas después, una de las otras naves espaciales de Marte de la NASA, el Mars Reconnaissance Orbiter, pasó por encima y Perseverance pudo transmitir los datos de prueba recopilados del vuelo a través del orbitador de regreso a la Tierra.

Minutos después, los ingenieros analizaron los datos y encontraron evidencia del vuelo exitoso.

"Los datos del altímetro confirman que Ingenuity ha realizado su primer vuelo", anunció Havard Grip, el ingeniero que se desempeña como piloto principal del helicóptero, cuando llegaron los datos.

Poco después, los ingenieros mostraron una foto tomada por Ingenuity en pleno vuelo mostrando su sombra en el suelo y luego un video de Perseverance del helicóptero flotando en el aire.

Volar en Marte es una misión al borde de lo imposible porque no hay mucho aire. En la superficie de Marte, la atmósfera tiene solo una centésima parte de la densidad que la de la Tierra. Por lo tanto, para generar suficiente sustentación para que algo que pesa cuatro libras se elevara, sus dos rotores, cada uno de unos cuatro pies de ancho, tenían que girar en direcciones opuestas a más de 2.500 revoluciones por minuto.

Los investigadores, quieren intentar hasta cuatro vuelos más. Los tres primeros están diseñados para probar las habilidades básicas del helicóptero. El tercer vuelo podría volar una distancia de 160 pies y luego regresar. Los dos últimos vuelos podrían viajar más lejos, pero los funcionarios de la NASA no han querido especular cuánto.

La NASA planea concluir las pruebas dentro de los 30 días marcianos posteriores a la entrega de Ingenuity el 3 de abril para que Perseverance pueda comenzar la parte principal de su misión, que ha costado $ 2.7 mil millones. Dejará el helicóptero atrás y se dirigirá hacia el delta de un río a lo largo del borde del cráter Jezero, donde se conservan sedimentos, y quizás indicios químicos de vida antigua.

Un helicóptero que vuela en el aire enrarecido de Marte podría llevar solo un número limitado de sensores, y no podría ver cosas tan detalladas como un rover, que puede mover un brazo robótico y presionar instrumentos directamente contra una roca. Pero, en cualquier caso, se trata de un gran paso científico y una nueva perspectiva en la historia de la exploración espacial.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.