Díaz-Canel: Raúl será consultado "sobre decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana"

Díaz-Canel dijo que Raúl Castro "estará siempre presente, bien al tanto de todo, combatiendo con energía, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria, a través de sus consejos y alerta ante cualquier error y deficiencia"

Miguel Díaz-Canel (i) y Raúl Castro (d) Foto © Collage YouTube/screenshot

Miguel Díaz-Canel, que este lunes reemplazó a Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista de Cuba, aclaró que a pesar de su salida del cargo, Raúl será consultado "sobre las decisiones estratégicas de mayor peso para el destino de la nación cubana".

En un discurso de clausura del 8vo. Congreso del PCC marcado por el continuismo, que ha sido su seña de identidad en los tres últimos años, Díaz-Canel se deshizo en elogios hacia Raúl, del que dijo que “ha preparado, conducido y liderado ese proceso de continuidad generacional con tenacidad, sin apego a cargos o responsabilidades, con elevado sentido del deber y momento histórico, con serenidad, madurez y confianza, firmeza revolucionaria, con altruismo, con legitimidad”.

Añadió, además, que "estará siempre presente, bien al tanto de todo, combatiendo con energía, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria, a través de sus consejos y alerta ante cualquier error y deficiencia, presto a enfrentar el imperialismo como el primero con su fusil en la vanguardia del combate”.

En un discurso en que desenterró a todos los héroes del panteón cubano, Díaz-Canel insistió de varias maneras en que Raúl “continuará presente porque es un referente para cualquier comunista y revolucionario cubano”.

Calificó el 8vo Congreso como “el Congreso de la continuidad” y a Castro como “el principal abanderado de ese proceso”, cuya obra al frente del PCC calificó de “colosal” y sus aportes de “trascendentes”.

Miguel Díaz-Canel, como era de suponer, no dejó espacio en su discurso a ningún tipo de disidencia de pensamiento en la isla, y sostuvo la definición de la nación cubana en términos de estricta unidad ideológica.

“Esa historia se puede resumir en dos palabras: Pueblo y Unidad; que es decir Partido, porque el Partido Comunista de Cuba, que nunca ha sido un partido electoral, nació de la unidad de todas las fuerzas políticas con ideales profundamente humanistas”, dijo.

Miguel Díaz-Canel reemplazó a Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista de Cuba en el cuarto y último día del 8vo. Congreso del Partido Comunista.

Los 300 delegados presentes en la cita -que se celebró a puerta cerrada y sin acceso a la prensa extranjera- avalaron el informe que colocó el desarrollo de la (maltrecha) economía nacional junto a la "firmeza ideológica", entre las principales misiones del único partido político de Cuba.

Raúl Castro, por su parte, indicó en su Informe Central que la elección de Díaz-Canel no es fruto de la improvisación sino que fue desde el inicio un candidato bien pensado.

En el baile de alabanzas de ambos lados, el menor de los Castro dijo que en los tres últimos años Díaz-Canel "ha sabido formar equipo" y "ha fomentado la cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el Gobierno".

Castro, de 90 años, dijo también que se retira con la certeza de que no aceptará propuestas para mantenerse en los órganos superiores de la organización partidista, en cuyas filas dijo que continuará "militando como un combatiente revolucionario más", dispuesto a aportar "hasta el final de la vida" con su "modesta contribución".

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), expresó recientemente que tras el relevo al frente del Partido Comunista, nada cambiará en la Isla.

"La realidad es que el cuartico seguirá igualito. Nada bueno se puede esperar de los de arriba. Díaz-Canel Bermúdez no es un Gorbachov, es un Chernenko, joven de edad y muy anciano mentalmente. Nuestros derechos y libertades dependen de nuestra lucha firme y comprometida", escribió en Twitter de líder de la UNPACU, que ratificó que el pueblo cubano solo alcanzará su libertad si continúa en la lucha.

El congresista cubanoamericano, Mario Díaz-Balart, consideró, por su parte, que la renuncia de Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista es insignificante para un verdadero cambio político en Cuba.

“Cuando los presos políticos sean liberados, los partidos políticos, sindicatos y los medios independientes estén legalizados, y se programen elecciones libres, justas y multipartidistas, entonces tendremos un cambio real”, sentenció el representante republicano del distrito 25 de Florida.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.