Médico de Matanzas denuncia que en Cuba hay pacientes de coronavirus con privilegios VIP

Las autoridades privilegian a los cuadros administrativos y políticos del gobierno y el partido, dejando al cubano de a pie, y sin cargos de interés para el aparato estatal, en situación de vulnerabilidad.

Centros de aislamiento las Cabañas en Matanzas y José María Aguirre, en Jagüey Grande Foto © Facebook / Marlene Bouza y Ania Zamora MN

Un médico de la provincia de Matanzas denunció que las condiciones en los centros de aislamiento contra la Covid19 varían en dependencia de los pacientes, algunos de ellos clasificados como 'VIP' (personas muy importantes, por sus siglas en inglés).

El galeno, que dijo haber estado “en todo tipo de centro de aislamiento”, ya sea como personal de salud o como paciente tras 15 días ininterrumpidos de brindar asistencia médica en zonas rojas, ha observado diferencias en las condiciones entre uno y otro.

Pacientes VIP

“No me parece coincidencia que en unos [centros] aíslen gente de a pie y en otros la gran mayoría de la gente sean la directora de la CTC, ‘el del gobierno’”, dijo el doctor matancero que pidió a CiberCuba no ser identificado.

Hay que aclarar que, en Cuba, la propagación de la epidemia ha obligado a convertir albergues, escuelas y e instalaciones turísticas (destinadas al turismo nacional, como hoteles pequeños de baja categoría y campismos populares) en centros de aislamiento contra la Covid19. Sobran las denuncias en las redes y prensa independiente sobre las condiciones de algunos de ellos.

“La gente del Partido [Comunista de Cuba] se aísla en hoteles o campismos, a uno o dos por habitación, mientras la gente de a pie se aísla en escuelas a 5 ó 6 por cuarto”, dijo el galeno quien considera injusto que en “un cuarto con 3 personas que son familia…pongan a alguien más que no tiene nada que ver”.

La medida privilegia a los cuadros administrativos y políticos del gobierno y el partido, dejando al cubano de a pie, y sin cargos de interés para el aparato estatal, en situación de vulnerabilidad que puede aumentar el riesgo de contagio de un núcleo familiar a otro si uno de ellos resulta positivo a la Covid19.

“Por ejemplo, el hotel que dejó de ser para los médicos y enfermeros aislarse, ahora pasará a ser para ‘pacientes VIP’”, destacó el doctor. Un documento de Excel que registra las admisiones a un centro de aislamiento especifica en una columna si el paciente es ‘VIP’ o no. CiberCuba ha tachado datos de identificación de los pacientes.

Registro de admisiones especifica si el paciente es ‘VIP’ o no. Foto cortesía del doctor

PCR VIP para pacientes importantes

“¿Sabía usted que existe el PCR ‘VIP’?”, preguntó el galeno y se apresuró a explicar cómo funciona el término en el procesamiento de estas pruebas. El PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa), es un tipo de prueba de diagnóstico que sirve para comprobar si una persona está infectada o no por el Covid-19.

El análisis de laboratorio tiene una duración de varias horas hasta que está el resultado, generalmente entre cuatro y cinco. No obstante, las muestras deben ser trasladadas hacia los laboratorios y, entre otros percances que incluyen problemas con el transporte y morosidad en el proceso, los cubanos han llegado a tardar hasta una semana en conocer los resultados.

El propio Ministerio de Salud Pública y hasta el presidente de la república, Miguel Díaz-Canel, han reconocido irregularidades con el procesamiento de los PCR en Cuba, tras numerosas denuncias de la población en este sentido.

En la base de datos diaria, continúa el médico, “hay una casilla que dice VIP. Ese PCR se procesa nada más que llega al laboratorio. Es para dirigentes y miembros del PCC” [Partido Comunista de Cuba], precisa.

También aclara que las muestras de los pacientes VIP son procesadas en menor tiempo: “las muestras que tienen el ‘VIP’ en los resultados llegan a veces hasta en horas, y son para dirigentes solamente”. De otro lado, los pacientes que no están marcados en la base de datos como very important people no obtienen los resultados de sus pruebas hasta después de 48 y hasta 72 horas. En esta diferenciación se incluyen los que están reportados de graves, “intubados”, dijo el galeno.

Es decir, no se trata solo de los PCR realizados a contactos de positivos, a ingresados en centros de aislamientos o a quienes muestran un estado general favorable. Ser una ‘persona muy importante’ no depende de la edad del paciente ni de las patologías asociadas que padezca y puedan complicar su evolución en caso de portar el nuevo coronavirus.

La clasificación de 'VIP' se define por el grado de compromiso con el gobierno. Una vez más el poder parece usar el elemento político para decidir el acceso a las oportunidades en el país. En este caso, eligen quienes tienen mejor chance de enfrentar la pandemia, según el testimonio del doctor de Matanzas.

Diferencias entre los centros de aislamiento ‘VIP’ para dirigentes y para el pueblo. Facebook.

Asignación de recursos y condiciones de alojamiento

La asignación de recursos en centros de aislamiento es otro de los aspectos más notables en esta diferenciación. Insumos médicos, avituallamiento y alimentación no se distribuyen equitativamente, como debe ser en toda sociedad socialista. “En unos [centros] llegan hasta 200 jeringuillas en un día, y en otros tienes que hacer un papel para justificar cada jeringuilla que usas”. Al parecer, todo es cuestión del tipo de pacientes que aloje el centro.

La atención médica para los dirigentes es, por indicación de la jefatura del MINSAP, más frecuente y personalizada, cuenta la fuente.  

La cantidad de personas compartiendo una habitación puede se de cinco o más en el caso de “la plebe”, como llama el doctor matancero a los cubanos de a pie. Sin embargo, cuando se trata de dirigentes aislados, solo dos personas ocupan una misma habitación.

“Y a ellos no se les podía poner un extraño en la habitación, así estuviera uno solo y el centro estuviera sin capacidad”, aclaró el sanitario.

En los centros que no alojan los clasificados como VIP “lo mismo está el que viene de una terapia intensiva, el que estaba en un centro de aislamiento que nunca trabajó con positivos, que el que limpiaba áreas verdes en el centro”, precisó el médico y agregó que, en estos casos, “las probabilidades de estar infectado no son las mismas para todos, sin embargo, juntos nos ponen”.

A lo anterior hay que señalar que los baños son colectivos y pueden ser usados por decenas de pacientes que van desde 30 a 200 personas, en dependencia del centro que se trate. En el IPVCE “Carlos Marx”, de Matanzas, el techo de los baños se filtra “y caen gotas de la orina de la gente de arriba”, cuentan otros profesionales de la salud. En contraste, los dirigentes VIP, al estar hospedados en hoteles o cabañas generalmente, disponen de un baño en su habitación.

Baños de un centro de aislamiento para la población. Foto cortesía del doctor.

Avituallamiento y dieta

De igual modo, el avituallamiento varía en estas instalaciones improvisadas. En unos centros se les entrega a los pacientes almohadas, ropa de cama, toallas, jabón; en otros, el paciente debe llevarlos consigo y “no hay agua la mitad del día”, dijo el galeno.

También la dieta es diferenciada, no solo entre los centros para la ‘plebe’ y los que alojan ‘VIP’, sino entre los ‘VIP’ y el personal a cargo de su cuidado: “solo te digo que los VIP comían mejor que yo”. Más y mejores porciones de comida, y refrigerios como “refrescos y cajitas de jugo” llegaban especialmente para los dirigentes, mientras los médicos debían conformarse con un plato de arroz, “frijoles ensopados” y “picadillo rosado” de cuestionable calidad, detalla el galeno.

En algunos centros habilitados para la población “la merienda es una tajada de piña, dos para los niños. Huéspedes de estos centros han encontrado “gusanos en la comida” y hasta “un caracol(vivo) en la ensalada” se llegó a reportar en una ocasión.

Capturas de Facebook

En no pocas ocasiones las personas son engañadas para que consientan en el ingreso en uno de estos centros. Les dicen que allí no les faltará de nada y luego llegan y encuentran una realidad muy diferente. Por esta razón, muchos no cargan con aseo, pensando que lo tendrán garantizado en el centro de aislamiento hacia donde los llevan, y se han dado casos de “gente que no se ha bañado hasta el otro día que mandan a buscar las cosas”, dijo el doctor.

Lo anterior conspira contra las normas de higiene que hay que observar para prevenir la Covid19. Aunque el galeno insiste en que “hay centros que no están malos”, aclara que estos son la excepción.

Según el criterio especializado de la fuente, las condiciones paupérrimas en los centros de aislamiento convierten la pesquisa en un esfuerzo fútil, en tanto las personas ocultan los síntomas porque nadie “tiene ganas de ir a pasar hambre y trabajo”.

Centros de salud saturados

La otra situación que preocupa a este profesional de la salud cubano es que el sistema sanitario en la isla está saturado, de lo cual dice no tener la menor duda. En ocasiones ha llamado a centros de hospitalarios para trasladar pacientes y les han dicho que están sin capacidad para admitir más pacientes.

El solo hecho de que pacientes que tienen otras enfermedades que oscurecen el pronóstico con grandes posibilidades de desarrollar complicaciones, haya que tenerlos en otro tipo de lugares y no en un hospital, ya es una señal más que de sobra que estamos saturados”.

También indica que ha recibido orientaciones de dar de alta a pacientes aun sin estar listo el resultado del PCR y sin saber si es o no positivo a la Covid19, porque hay que ingresar otros y todos los centros de aislamientos estaban a tope en sus capacidades.

De acuerdo estadísticas del MINSAP, solo en la provincia de Matanzas existen más de 25 centros de aislamiento habilitados para pacientes y sospechosos de coronavirus, dada la compleja situación que atraviesa el territorio.

Fuentes oficiales reportaron recientemente en Matanzas dos nuevas variantes genéticas del SARS-CoV-2, identificadas inicialmente en Sudáfrica y California.

Las autoridades han admitido que se ha acortado el periodo de tiempo entre la aparición de síntomas y el desarrollo desfavorable de la enfermedad que progresan hacia estadíos graves, aumentando la morbilidad.

A pesar de las pesquisas masivas y la puesta en práctica de nuevas medidas ante la letalidad de las nuevas cepas, la situación en varios municipios matanceros es alarmante. Denuncias de internautas y de la prensa independiente dan cuenta de centros de salud saturados y hospitales prácticamente colapsados.

Este jueves Cuba reportó un nuevo récord de casos diarios con 1207 contagios y 12 muertes por coronavirus. La provincia de Matanzas registró 105 nuevos casos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba