Balseros cubanos rescatados tras la tragedia del 8 de marzo en aguas cercanas a Bahamas. Foto © RBDF

Entrevista a balsero deportado a Cuba, que sobrevivió a naufragio en Bahamas con niños muertos

Es balsero, tiene unos 30 años, y sobrevivió al naufragio de una lancha en marzo de este año, en aguas de Bahamas. La tragedia dejó, según la versión oficial, un muerto y cinco desaparecidos, pero él habla de al menos 13 ahogados. Entre estos últimos, una madre cubana y sus dos hijos de 4 y 6 años de edad.

Este superviviente conversó con CiberCuba por WhatsApp a su llegada a Cuba, tras ser deportado desde Nassau este fin de semana.  En esta entrevista descarta que la Real Fuerza de Defensa de Bahamas tuviera algo que ver con el hundimiento de la embarcación en la que viajaban rumbo a Estados Unidos y cuenta cómo sobrevivió durante 14 horas en el mar tras el hundimiento de la lancha.

Cuarenta y ocho horas después del naufragio, familiares y amigos de este balsero se pusieron en contacto con CiberCuba para pedir ayuda. Tras una llamada al servicio de Migración de Bahamas, este diario confirmó que el nombre de este joven estaba en la lista de sobrevivientes de la tragedia.

CiberCuba: ¿Qué pasó con la balsa?

Balsero: La primera lancha que nos sacó de Cuba navegaba perfectamente. Llegando a Cayo Sal, el lanchero se da cuenta de que no le alcanza la gasolina para llegar a Estados Unidos. Nos dejó en Cayo Sal con muy pocas provisiones. La mayoría se lo dieron a los niños. El lanchero salió de ahí navegando a vela con un ilegal que había ido también a buscarnos. En aguas americanas los cogieron los guardacostas americanos. Al lanchero, que sí tenía papeles, le decomisaron la lancha y lo dejaron un día preso. Al otro lo mandaron en un 'cocal' directo para Cuba. 

El lanchero, después de salir, desesperado, contacta con el marido de Lisbetti, la madre de los niños, que era quien estaba cuestionando el viaje, porque nos tenían botados en Cayo Sal y compran una lancha vieja, que no cumplía con los requisitos para navegar con ese número de personas. Se aparecen en la madrugada del viernes (5 de marzo) a las 3:00 am a recogernos. Salimos de ahí y navegamos una hora aproximadamente, pero se apagaron los motores porque se partió por ahí mismo la lancha y se viró. La gente empezó a tratar de sobrevivir.

¿Hasta dónde llegaron en la balsa?

Tres millas de Cayo Sal, buscando Cayo Marathon.

¿Cómo fue el rescate?

Los bahameses nos rescatan después que llevábamos 14 horas en el agua. Yo estaba de guía porque me quedé agarrado de la punta de la lancha donde lo podía ver todo: a Cayo Sal lo vi del tamaño de 40 cm más o menos y el cocal bahamés lo veía como a 20 cm.

¿Adónde los llevaron?

Nos llevaron a Nassau, capital de Bahamas, al centro de detención de ahí.

¿Cómo los trataron?

Nos trataron bien. La comida era muy buena, pero la atención médica era mala. Si te enfermabas corrías el riesgo de morir porque no nos hacían caso.

¿Lo volverías a intentar?

Por el momento pienso no intentarlo... por mi familia. Por mí no existe ningún tipo de miedo porque peor que lo que viví no hay más nada. De los 13 ahogados yo vi a 10, la niña que no aparece cuando se vira la lancha y dos muchachos que salieron a nado. Los demás sí los vi cerca de mí.

¿Qué fue lo peor y lo mejor de esta experiencia?

Lo peor de la travesía fue la falta de conocimiento del supuesto lanchero y la falta de un teléfono satelital para pedir ayuda. De haberlo tenido, no hubiera pasado por nada de esto. Lo mejor es que me tocó la suerte de ser uno de los sobrevivientes de la desgracia. Todos pensaban que yo era el único que me iba a salvar.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba