Ubican puntos de control policial en las escuelas cercanas a la casa de Maykel Osorbo en La Habana

La vigilancia desmedida y prisión domiciliaria contra Maykel Osorbo continúa desde hace más de un mes,

operativo policial en los alrededores de la casa de Maykel Osorbo en La Habana Vieja Foto © Facebook / Maykel Osorbo 349

La policía y la Seguridad del Estado cubana han comenzado a usar las escuelas de los alrededores de la casa del rapero Maykel Osorbo como punto de control y base de operaciones para vigilar al activista y miembro del Movimiento San Isidro. 

“Hoy amanecieron aún más nerviosos, si es que eso es posible. Pero no solo son los muchos policías y agentes de la Seguridad del Estado, ahí visibles, que intentan estar amenazantes pero realmente resultan ridículos, vigilando a un hombre solo en un entorno derruido y lleno de vecinos hambreados”, denunció el perfil oficial del rapero en facebook. 

“Ahora también están utilizando las escuelas cerca para poner puntos de control policial y vigilar cada movimiento de Maykel” agregó.

Imágenes compartidas en la misma publicación muestran patrullas y agentes vestidos de civil organizados en grupo para vigilar y coartar cualquier movimiento del rapero en los alrededores de su casa en La Habana Vieja. 

La situación de Maykel Osorbo no ha sido distinta desde un periodo de hace más de un mes en el que las autoridades lo retuvieron, primero en casa de una amiga en el Vedado, hasta que pudo volver a su domicilio en Habana Vieja, no sin antes ser detenido en el intento.

El operativo desmesurado y la prisión domiciliaria contra el rapero forma parte de una escalada represiva del régimen de la isla en contra de los activistas cubanos, especialmente contra el Movimiento San Isidro (MSI).

En estos momentos, el líder de MSI Luis Manuel Otero Alcántara lleva 16 días preso en el Hospital Calixto García en La Habana, donde se encuentra aislado y estrictamente vigilado sin acceso a vistas.

En adición, Esteban Rodríguez, otro de los carismáticos miembros del MSI, continúa detenido e incomunicado desde que el 30 de abril participó en la histórica protesta de la calle habanera de Obispo en solidaridad con Luis Manuel. 

 “¿Por qué SE, es que tu “revolu” es tan débil que no puedes resistir ninguna efeméride sin mostrar las garras? ¿O es que tener a Maykel tan cerca de la casa de Esteban, al que tienes preso injustamente, te pone de los nervios? ¿O es que tener todavía secuestrado a Luis y no lograr doblegarlo te deja sin muchas opciones?” se pregunta la publicación de Maykel Osorbo. 

“No vamos a dejar de exigir lo justo: que los liberen a todos, a sus casas, con sus familias. Ninguno ha cometido delito y lo sabes. Y cualquier cosa que les suceda irá sobre ti”, concluye la publicación.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.