Periodista independiente califica al Calixto García de "sucio cuartel con la complacencia de las autoridades de salud"

"El Ministerio de Salud Pública es cómplice del secuestro de Luis Manuel Otero desde el pasado 2 de mayo en el Hospital Calixto García", dijo el periodista.

Boris González Arenas y policías en el hospital Calixto García Foto © Boris González Arenas/ Facebook y Captura de video de YouTube de CubaNet

El periodista independiente cubano Boris González Arenas denunció que el Hospital Calixto García de La Habana se ha convertido en un "sucio cuartel", con la anuencia de las autoridades sanitarias del país.

En una publicación en su muro de Facebook, González Arenas recordó que hace años un hombre que luchó contra la tiranía de Fulgencio Batista le contó que cuando los revolucionarios heridos eran perseguidos trataban de llegar a los hospitales, porque si lograban entrar después la policía no se atrevía a sacarlos de allí.

"El Hospital Calixto García, por su ubicación en el centro de la ciudad, era uno de los que más heridos recibía. Eso era en los tiempos de Batista, el dictador contra el que luchó lo mejor de la juventud cubana, que jamás sospechó que ese mismo hospital podría devenir un sucio cuartel con la complacencia de las autoridades de salud", subrayó el activista, haciendo referencia a la situación de Luis Manuel Otero Alcántara, retenido por el gobierno en dicha institución.

"Vergüenza para una institución insignia de la historia de la medicina de nuestro país. En Cuba el Ministerio de Salud Pública es cómplice del secuestro de Luis Manuel Otero desde el pasado 2 de mayo en el Hospital Calixto García, y José Ángel Portal Miranda, ministro de salud pública, es un verdugo", recalcó.

El martes el activista recordó en otro post en sus redes sociales que el líder del Movimiento San Isidro lleva 15 días secuestrado en un hospital de La Habana por el Departamento de la Seguridad del Estado.

El Hospital Calixto García y sus alrededores están fuertemente vigilados por la Seguridad del Estado desde el pasado 2 de mayo, cuando Otero Alcántara fue trasladado de madrugada a ese centro hospitalario desde su casa, donde llevaba ocho días en huelga de hambre y sed.

La vigilancia se extendió incluso a los alrededores de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana y del Estadio Universitario Juan Abrantes, en cuya pista de atletismo se estacionaron tres camiones de la policía.

"Todo indica que el estadio universitario Juan Abrantes opera como puesto de control de los militares", dijo CubaNet, al comprobar "el movimiento de efectivos en la zona".

Luis Manuel Otero Alcántara fue desalojado un domingo por la madrugada de su casa, donde realizaba una huelga de hambre desde el 25 de abril, en protesta por el asedio policial a su vivienda y el decomiso ilegal de sus obras por parte de las autoridades.

Desde entonces se mantiene prácticamente incomunicado y solo algunos familiares han tenido acceso a él.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba