De cómo un emprendedor cubano se radicalizó: "El país está diseñado para que no puedas desarrollarte"

Carlos Lugones, ingeniero en software, llamó a los cubanos a dejar la tibieza y comenzar a llamar las cosas por su nombre: "El país está diseñado para que sea prácticamente imposible que prosperes".

Emprendimiento (imagen referencial) Foto © Flickr

El joven emprendedor cubano Carlos Lugones describió la odisea que significa iniciar un emprendimiento en Cuba, donde la falta de libertades dificulta el desarrollo de cualquier iniciativa económica. 

En su perfil en la plataforma de Twitter, Lugones narró la historia de su radicalización política, tras darse cuenta de que "emprender requiere libertad", y descubrir "que el país está diseñado para que no puedas desarrollarte económicamente, y para que sea prácticamente imposible que prosperes". 

El joven, quien es ingeniero en software, llamó a los cubanos a dejar la tibieza y comenzar a llamar las cosas por su nombre. 

Contó que tras graduarse en 2018 dedicó el primer año de su carrera profesional a una plataforma para cubanos, cuando todavía "pensaba que podía hacer cualquier cosa desde mi país".

"Estaba rechazando opciones de trabajo en Inglaterra y estuve a punto de irme para Holanda, pero me quedé (...) en mi país para demostrarme que podía lograr crear empresas en las circunstancias más difíciles. En ese entrenamiento de fuerza de voluntad y resiliencia, descubrí que sí, que todo se puede", dijo, y enumeró las circunstancias bajo las cuales debe vivir alguien que desee llevar a cabo un emprendimiento exitoso.

Entre ellas, "andar con miedo y preocupación, poner cuentas y empresas en el exterior, buscar apoyo e intermediarios y enfrentarse a condiciones culturales que para nada favorecen el emprendimiento, sino que te dan por loco la mayoría de las personas que te rodean: 'Deja esa bobería y búscate un trabajo'", relató.

"Estos casi 3 años me han dejado completamente convencido de que (el cubano) es un sistema que no funciona", subrayó. 

Lugones lamenta ver a sus amigos cada vez que intentan comenzar una plataforma para cubanos: "No puedo dejar de pensar en todo el sufrimiento innecesario que va a enfrentar en su proceso creativo", dijo, y aseguró que "crear una startup ya de por sí es un camino doloroso, y en Cuba es una tortura", lo cual le ha quitado los deseos de emprender en la isla. 

"En estos casi tres años he visto un país pasar a la ruina total, una economía dolarizada, una moneda devaluada, un pueblo pasando más necesidades que nunca. Represión, encarcelamientos injustos, violencia, difamación, una sociedad dividida", enumeró.

"Yo también era de esos que no quería hablar de política, no por nada, sino porque realmente estaba (estoy) ocupado creando plataformas. Pero el tiempo me ha demostrado algo muy importante: En Cuba todo está relacionado con la política. La política incide en absolutamente todos los aspectos de la vida. Desde la comida que te comes (porque "ellos" deciden qué hay en las tiendas), hasta lo que pagas de internet y el papel con el que te limpias... la cara. Todo está influenciado por la política", sostuvo el joven ingeniero.

"Hoy no puedo ver ni interpretar ningún aspecto de la vida nacional que no pase por la más estricta manipulación del sistema, que todo lo gobierna. Así, llegamos a un punto: El emprendimiento SÍ tiene que ver con política. Todo es política", aseguró.

Lugones opina que incluso cuando "haces de la vista gorda a injusticias, asumes una posición política. Si te dejas mangonear por cuanta ley absurda quieran establecer, es política. Todos tenemos una posición, por mucho que lo neguemos".

Por último, concluyó que si bien en 2019 creía que la solución era que dejaran abrir empresas tecnológicas para incrementar la riqueza del país; hoy está convencido que esa mejoría requiere cambiar el sistema. "Jamás el comunismo permitirá el desarrollo, son opuestos", expresó. 

"Quiero un país donde se pueda soñar, y se puedan hacer realidad los sueños, y no donde todos sintamos que no tenemos control de nuestras vidas. Nos han arrancado la capacidad de planificar una vida con incertidumbre normal. La incertidumbre aquí es extrema y desproporcionada. Y así no se puede vivir", subrayó en su post. 

Ante esa realidad, Lugones insta a los cubanos a "dejar la flojera y encarar el irremediable hecho de que somos un país destruido y que solo nosotros lo podremos reconstruir". 

En mayo último, el ingeniero posteó una nueva iniciativa para los "emprendedores cubanos con vergüenza", bajo el hashtag #EmprenderRequiereLibertad, con el fin de retar a quienes "'apoyan al emprendedor cubano' desde la sumisión y la doble moral".

Asimismo, ha publicado valiosos consejos profesionales sobre el funcionamiento de las redes sociales y la monetización de los contenidos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba