Piloto Orestes Lorenzo muestra bocetos del plan para sacar a su familia de Cuba en Vuelo del Amor

El croquis, realizado con un bolígrafo de tinta azul, muestra la península de Hicacos y la bahía de Matanzas, así como unos puntos que indicaban la localización de las defensas antiaéreas de Cuba

El piloto Orestes Lorenzo Pérez y el croquis realizado como parte de su plan Foto © Facebook / Orestes Lorenzo Pérez

El piloto Orestes Lorenzo Pérez, antiguo oficial de la aviación militar de las Fuerzas Armadas cubanas y protagonista del llamado Vuelo del Amor, compartió imágenes de las notas que confeccionó para planificar el vuelo que realizó para sacar a su familia de Cuba.

“Vicky acaba de encontrar esta nota de finales de noviembre o inicios de diciembre de 1992, que escribí a los inicios de mi plan para ir por ella y los niños. Describe las capacidades de los radares y los complejos coheteriles que tendríamos que evadir”, explicó Lorenzo en un post en el que compartió fotos de las notas manuscritas.

Captura de pantalla. Facebook / Orestes Lorenzo Pérez

El día 19 de diciembre de 1992, a las 5 de la tarde, Lorenzo Pérez consiguió recoger a su esposa María Victoria Vicky Rojas, y a sus dos hijos, Reyneil y Alejandro, de once y seis años, en una angosta carretera situada frente a la playa El Mamey, cerca de Varadero.

Tras un viaje de 40 minutos, los cuatro aterrizaban sanos y salvos en Estados Unidos. Volando a muy baja altura para no ser detectado por los radares de Cuba y exponiéndose a ser derribado por la defensa antiaérea o los cazas cubanos, Lorenzo consiguió rescatar a su familia a la que nunca iban a dejar salir luego de la deserción del Mayor de la Fuerza Aérea Cubana un año antes, a bordo de un caza MiG 23BN recién adquirido por el ejército.

El insólito acontecimiento fue inmediatamente celebrado como una hazaña y su protagonista como un héroe. El carácter sentimental y romántico de su gesta dio pie a que esta fuera bautizada como el “Vuelo del Amor”.

La noticia recorrió el mundo y sirvió de argumento para un documental. Aunque Lorenzo recibió hasta 5 guiones basados en su historia, rechazó las ofertas de la productora Miramax, que había comprado los derechos cinematográficos de su libro ‘Vuelo hacia el amanecer’. Su espectacular hazaña se discutió hasta en Naciones Unidas, donde el embajador cubano quiso mofarse del piloto llamándolo “el Superman sin alas”.

“Pequeño pedazo de papel que ni siquiera recordaba, pero con un valor infinito para nosotros”, comentó Lorenzo en el post que publicó este miércoles con las imágenes de un croquis realizado por él en el que dibujó la línea costera de la zona en la que aterrizó el pequeño Cessna-310 para despegar segundos más tarde con su familia a bordo.

El croquis, realizado con un bolígrafo de tinta azul, muestra la península de Hicacos y la bahía de Matanzas, así como unos puntos que indicaban la localización de las defensas antiaéreas de Cuba. Según las anotaciones del croquis (hechas en inglés), en las proximidades de la ciudad de Matanzas había dos baterías de cohetes C-75 Volga y otras dos de cohetes C-125 Pechora.

Asimismo, el croquis contiene detalles que especifican el poder de fuego de estas baterías, capaces de disparar 2 cohetes por minuto (Volga) y 3 cohetes cada 50 segundos (Pechora). También reflejó la distancia que podían recorrer estos misiles, 24 kilómetros (Volga) y 11 kilómetros (Pechora).

Batería de cohetes C-125 Pechora / topwar.ru

“Si Lorenzo tuvo pantalones para irse con uno de nuestros MiGs, tal vez los tenga para venir a buscar a su familia”, aseguran que dijo un furioso Raúl Castro cuando supo de las gestiones del piloto para intentar sacar a su familia de manera legal. Cuba jamás accedió a ello, con lo cual al piloto no le quedó más remedio que aceptar el desafío del general.

En un Cessna bimotor y volando bajo para no ser detectado por los radares, el piloto lo arriesgó todo por rescatar a su familia, a la que jamás habrían dejado salir del país. Para amargura del general dictador, Lorenzo tuvo los pantalones de evitar radares, baterías de cohetes y los posibles cazas que, de haber sido detectado, habrían salido a derribarlo. Y encima, su historia tuvo un final feliz.

Hoy vive en Orlando, Florida, junto a su esposa, sus hijos y sus nietos, feliz y orgulloso de haber tenido el coraje para cambiar su vida hace 28 años. Su libro ‘Vuelo hacia el amanecer’ es una historia del heroísmo de un hombre que hizo lo imposible y arriesgó su vida para obtener la libertad de su familia. Es un testamento al poder y fuerza del amor.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba