Renuncia alto funcionario norteamericano tras revelarse investigación secreta durante el gobierno de Trump

John C. Demers, jefe de la división de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, dejará el cargo a fines de la próxima semana.

John C. Demers, en una desus comparecencias públicas del año pasado Foto © Screenshot C-Span

John C. Demers, jefe de la división de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia norteamericano, dejará el cargo a fines de la próxima semana, según publicaron este lunes varios medios estadounidenses.

Su partida, prevista hace meses, se produce en medio de las reacciones sobre filtración de información clasificada.

El nominado de la administración de Joe Biden para sustituirlo, Matt Olsen, está esperando la aprobación del Senado.

Demers se ha convertido en una figura clave en el creciente escándalo sobre la vigilancia por parte del Departamento de Justicia de periodistas y opositores políticos. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, exigió el domingo que los republicanos del Senado se unan a los demócratas para citar a Demers, así como a los fiscales generales de la era Trump, Jeff Sessions y William Barr, luego de las revelaciones.

Mark J. Lesko, el principal fiscal federal interino del Distrito Este de Nueva York, reemplazará a Demers de manera interina hasta que el Senado confirme al nuevo líder de la división, según un funcionario familiarizado con el asunto.

Demers pidió irse antes del verano, y la administración finalmente acordó que se quedaría hasta el 25 de junio.

Su partida se produce cuando los demócratas y los defensores de la Primera Enmienda han atacado al Departamento de Justicia después de las revelaciones de que los fiscales supervisados ​​por Demers confiscaron los registros de los reporteros de The New York Times, The Washington Post y CNN.

Justo antes de que Demers fuera confirmado en 2018, esos fiscales también obtuvieron los registros de los principales demócratas de la Cámara mientras investigaban filtraciones de información clasificada. El inspector general del departamento anunció el viernes una investigación sobre estos asuntos.

Si bien es común que el Departamento de Justicia intente averiguar quién comparte información clasificada con los medios de comunicación, es muy inusual recopilar en secreto registros de periodistas y legisladores.

Aunque tales movimientos requieren la aprobación del fiscal general, el Sr. Demers y sus principales agentes de contrainteligencia normalmente recibieron información y actualización sobre esos esfuerzos.

El mandato de Demers incluyó la supervisión de otros casos importantes, algunos con connotaciones políticas. Los fiscales de seguridad nacional arrestaron en 2018 a un ejecutivo de Huawei, una de las empresas de telecomunicaciones más importantes de China, acusado de desafiar las sanciones, mientras el presidente Donald J. Trump se sentaba junto al presidente Xi Jinping de China en una cena de estado.

Es probable que el logro emblemático del Sr. Demers sea el trabajo de la división para combatir el robo de propiedad intelectual, el espionaje y otras amenazas a la seguridad nacional como parte de su llamada "Iniciativa China", que centró los recursos de las fuerzas del orden en estos casos.

Como parte del programa, el Departamento procesó alrededor de media docena de casos en los que se atacó información económica, destacando cómo China se había convertido en un puerto seguro para los piratas informáticos criminales que a veces trabajaban para su gobierno. Los piratas informáticos acusados ​​de trabajar para el Ejército Popular de Liberación fueron acusados ​​de irrumpir en las computadoras de empresas estadounidenses como Equifax para robar información.

El Departamento de Justicia también tomó medidas enérgicas contra los esfuerzos de China para cultivar e influir en los académicos en las universidades y centros de investigación de EE.UU. en un esfuerzo por transferir conocimientos técnicos y otras investigaciones. El departamento también reforzó la revisión de las empresas chinas que buscaban invertir en tecnología estadounidense.

Todas estas iniciativas de Demers concitaron un apoyo bipartidista. Cuando Demers se convirtió en jefe de la división de seguridad nacional el 22 de febrero de 2018, fue elogiado tanto por demócratas como por republicanos, quienes señalaron que había trabajado bajo administraciones de ambos partidos.

Pero su capacidad para eludir la controversia terminó en las últimas semanas, cuando salieron a la luz las revelaciones sobre las incautaciones de registros de los reporteros.

Los investigadores de fugas en 2018 también obtuvieron datos de Microsoft y Apple de los demócratas en el Comité de Inteligencia de la Cámara, incluidos los representantes Adam B. Schiff y Eric Swalwell, ambos demócratas de California. Schiff es ahora el presidente del panel.

El Departamento de Justicia también les dijo a las empresas de tecnología que no informaran a los clientes sobre las citaciones hasta hace poco.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba