Opositor de Santa Clara condenado a un año y seis meses de cárcel por “peligrosidad”

"La fiscalía construyó todo un caso alrededor del opositor, donde primaron prejuicios y amenazas tácitas, inculpando a Arturo de delitos que no cometió".

Arturo Sábado Martínez, directivo de FANTU Foto © Captura de pantalla/Martí Noticias

El opositor santaclareño Arturo Sábado Martínez, uno de los directivos del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue condenado este lunes a un año y seis meses de prisión por el delito de “peligrosidad social pre-delictiva” en el tribunal provincial de Villa Clara.

En declaraciones a Martí Noticias, su esposa, la activista Yanara Marcelo, relató que la fiscalía construyó todo un caso alrededor del opositor, donde primaron prejuicios y amenazas tácitas, inculpando al acusado de delitos que no cometió.

Arturo Sábado Martínez continúa detenido, en espera de ser trasladado a prisión.

La detención del opositor, de 31 años, ocurrió el 7 de junio, cuando se presentó a una citación en la Tercera Unidad de la Policía de Santa Clara.

Varios defensores de los derechos humanos en Cuba, juristas, instituciones internacionales y el propio Parlamento Europeo en un comunicado reciente han denunciado que la ley de peligrosidad predelictiva o "peligrosidad social" funciona como un instrumento del régimen para encarcelar a opositores y activistas sin declararlos abiertamente prisioneros de conciencia. 

El grupo más afectado a consecuencia de este instrumento legal son los jóvenes. La ley puede aplicarse por hechos tan simples como no pagar la cuota del CDR o no tener un empleo fijo.

Se ha convertido en una costumbre que la policía política eche mano de la medida cuando considera pertinente para amenazar o enjuiciar a los disidentes del régimen, a quienes considera "elementos antisociales".

Las medidas de seguridad predelictiva están definidas en los artículos del 73 al 84 del Código penal cubano, y pueden llevar condenas de 1 a 4 años de cárcel.

Dentro de los antecedentes de la Ley de Peligrosidad Social se encuentran la  llamada Ley del la Vagancia y las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP),que fueron campamentos de trabajo forzado identificados con el lema “El trabajo los hará hombres” y adonde se enviaron cientos de jóvenes religiosos, homosexuales, artistas y personas no vinculadas al trabajo entre 1965 y 1968.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba