Detención violenta de un joven en Santiago de Cuba por llevar una caja de cervezas en brazos

Yorjanis Urquiza González fue arrestado este domingo por cinco agentes de la Policía Nacional cerca de su casa, en la calle Mariana Grajales y Hatuey, de la capital santiaguera.

Yorjanis Urquiza González después de la golpiza (i) y en una foto de archivo. Foto © CiberCuba

Yorjanis Urquiza González, un joven afrodescendiente cubano, fue golpeado este domingo por cinco agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a las puertas de su casa, en la calle Mariana Grajales y Hatuey, de Santiago de Cuba, según la versión que ha contado a CiberCuba una allegada de la víctima.

El joven, de 20 años de edad, fue detenido luego de un encontronazo con los policías, que le pidieron que se identificara al verlo bajarse de una moto cargando con una caja de cervezas comprada en una tienda MLC.

Aunque el joven mostró el comprobante de compra, los agentes de la PNR no atendieron a razones y al calor de la discusión llegaron los golpes que sólo pararon, asegura la misma fuente, cuando los vecinos se lanzaron a la calle a mediar en la bronca.

Al ver el gentío que se les iba para arriba, los policías se subieron a la patrulla llevándose detenido a Yorjanis Urquiza hacia la estación de Policía de Micro 9. Supuestamente, de ahí lo trasladaron a un hospital. Sin embargo, la familia no ha podido tener acceso al certificado médico.

Desde la unidad policial, el joven logró hacerse una foto con su móvil y compartirla con un familiar. A esta allegada le contó que al arribar a la unidad, un policía que estaba allí le dijo a los que lo detuvieron que él estaba herido, pero que ellos no tenían ni un solo rasguño. En ese momento, los agentes se rompieron el uniforme para poder justificar la acusación de "atentado" que ahora pesa sobre Yorjanis Urquiza.

La familia recibió este miércoles el documento de la acusación y en la mañana de este jueves su madre, que es hipertensa, salió sintiéndose mal a buscar un abogado para su hijo. 

Además, la mujer ha interpuesto una denuncia ante Fiscalía porque los agentes le piden que entregue a su otro hijo sin que hasta ahora haya prueba alguna en su contra.

La persecución policial a cubanos afrodescendientes no es nueva en la Isla. El caso más sonado de este año fue la muerte aún por esclarecer del joven pinareño Luis Alberto Sánchez Valdrá, alias Lilipi, que murió mientras era identificado por la Policía Nacional en una cola para comprar pollo. 

El Ministerio del Interior asegura que el muchacho se desvaneció y cayó sobre sus propios pies, dándose un golpe mortal en la cabeza. Pese a que la cola estaba llena de gente, la Policía no consiguió testimonios creíbles.

En los últimos días han trascendido quejas de acusaciones de desacato para encerrar no sólo a quienes supuestamente muestran resistencia ante una decisión policial sino también a quienes protestan. Es el caso de una cubana, retenida con su hijo en un centro de aislamiento de Pinar del Río, que fue amenazada por un miembro del Ministerio del Interior por denunciar que sólo hacen test PCR a quienes tienen dinero para pagarlos.

Los cubanos cada vez son menos pasivos ante la violencia policial. El viernes pasado un grupo de vecinos de Centro Habana rechazó una actuación de la PNR al grito de ¡Descarados! y ¡Abusadores! mientras los agentes golpeaban a una mujer detenida, que terminó desmayándose.

A primeros de este mes de junio miembros de las Brigadas Especiales y de Tropas Guardafronteras arremetieron contra un grupo vecinos de la localidad de Henequén, en el Mariel, provincia de Artemisa, para impedir que algunos pescadores, que presuntamente no tienen licencia de pesca, salieran al mar.

Imágenes publicadas en redes sociales revelan la tensión que se vivió en el poblado, donde incluso un residente de la zona fue abofeteado por un agente, lo que generó indignación y fuertes palabras por parte de residentes en la comunidad.

CiberCuba se puso en contacto a través de e-mail (pnrminintcuba@rem.cu) con la Policía Nacional Revolucionaria para saber si se toman medidas para evitar que se identifique en la calle a cubanos afrodescendientes que se convierten en sospechosos sólo en base al color de su piel. 

También se interesó por el número de quejas de abuso policial recibidas en la PNR en lo que va de año. En el momento de publicar esta noticia, no había recibido respuestas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba