Una historia de éxito: Cubano de 25 años trabaja en la NASA y prepara doctorado en Ciencias Aeroespaciales

La del joven cubano Antonio Macías es una conmovedora historia de superación y perseverancia.

El joven Antonio Macías junto a su madre, Milda Cañizares Foto © Collage Captura de Univision

Antonio Macías es un joven cubano de 25 años que en apenas cinco años en EE.UU. consiguió aprender inglés, hacer una maestría, trabajar en la NASA y ahora se alista para iniciar un doctorado en Ciencias Aeroespaciales.

Siendo un adolescente salió de Cuba junto a su madre, Milda Cañizares, rumbo a Venezuela, y de ahí siguieron a Ecuador, según revela un emotivo reportaje de Univisión.

En 2015 -antes de la eliminación de la política de "pies secos, pies mojados"- tomaron la difícil decisión de cruzar la frontera con México para arribar a EE.UU.

Obtuvieron permiso de entrada y llegaron a Houston, en el estado de Texas. Sin embargo, todo se complicó cuando un familiar los abandonó en las inmediaciones de Caridades Católicas.

“No sabíamos que íbamos hacer, estábamos totalmente perdidos en una ciudad nueva, sin dinero, sin amigos, con un conocimiento del idioma también pequeño”, cuenta Macías.

“Fue muy doloroso porque teníamos 150 dólares nada más, comíamos una hamburguesa al día, yo me comía la mitad de la mía y le decía que estaba muy llena para que él se comiera una y media”, relata por su parte la madre del joven, quien se describe a sí misma como una cubana “de las que nacieron con la pobreza más grande de este mundo”.

“Si nos morimos, nos morimos juntos y si nos salvamos, nos salvamos juntos, juntos a lo que sea, así es que yo no me voy a quedar aquí y tú por otro lugar, juntos”, había dicho Milda Cañizares al inicio de su peregrinaje, y así lo han cumplido.

Estuvieron días deambulando por las calles de Houston, pero las cosas mejoraron cuando una persona de buena voluntad les brindó techo y consiguieron trabajo. Luego vinieron los estudios y la posibilidad de poner rumbo a su vocación por “las cosas que vuelan”.

Con solo 25 años y apenas a cinco años de su arribo a territorio estadounidense, Antonio Macías ha hecho realidad muchos de sus sueños. Sus investigaciones incluso han sido publicadas en revistas científicas y pronto iniciará un doctorado en el instituto de tecnología de Georgia.

La suya es una motivadora historia de superación y perseverancia, que el joven no da por concluida, pues le hace ilusión la idea de fundar, algún día, su propia compañía de investigación aeroespacial.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba