Dos hombres del sur de Florida involucrados en el asesinato del presidente de Haití

El gobierno de Colombia confirmó que al menos seis personas acusadas de ser los autores del magnicidio son miembros retirados de sus fuerzas armadas.

Los dos haitiano americanos detenidos Foto © Twitter/MwanzoTV

Dos hombres del sur de Florida han sido arrestados en relación con el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, junto con 15 ciudadanos colombianos, dijo Mathias Pierre, ministro de Elecciones de Haití, este jueves.

La información fue ratificada luego por Léon Charles, el jefe de la policía haitiana.

James Solages, de 35 años, residente en Fort Lauderdale, fue identificado como uno de los asaltantes por Mathias Pierre, un ministro a cargo de las elecciones haitianas. Solages, originario de Haití, es ciudadano estadounidense, dijo Pierre.

Pierre también identificó a un segundo hombre arrestado en el asesinato como Joseph Vincent, de 55 años, residente en Miami. Vincent, originario de Haití, también es ciudadano norteamericano.

Otros cuatro sospechosos arrestados hasta el momento, son los colombianos Alejandro Girardo Zapata, 41; John Jairo Ramírez Gómez, de 40 años; Víctor Albeiro Piñera Cardona, 40 años; y Manuel Antonio Groso Guarin, 41.

El gobierno de Colombia confirmó que al menos seis personas de un grupo de extranjeros capturados o muertos como supuestos autores del magnicidio son miembros retirados de sus fuerzas armadas.

La policía haitiana dijo que tres de los asaltantes, también colombianos, murieron en un tiroteo caótico el miércoles por la noche. Anteriormente, las autoridades habían dicho que eran siete los asaltantes muertos.

La policía también agradeció a la población por ayudar a capturar a algunos de los sospechosos.

Horas antes, una multitud en el vecindario de Petion-Ville, no lejos de la residencia privada del presidente, capturó a dos extranjeros presuntamente involucrados en el asesinato de Moïse, dijo el jefe de la policía nacional de Haití.

Un video compartido en las redes sociales muestra a la multitud tirando de dos hombres, uno de los cuales estaba sin camisa y atado con una cuerda.

La multitud llevó a los dos hombres a la comisaría secundaria de Petion-Ville. Léon Charles, director interino de la policía nacional, dijo que los dos hombres eran sospechosos de matar al presidente el miércoles por la mañana, pero no explicó cómo la multitud supo que los hombres estaban involucrados en el asesinato.

Una gran multitud se reunió fuera de la comisaría exigiendo que la policía entregara a los sospechosos. Algunos también quemaron varios vehículos cercanos que presumieron fueron utilizados por los asaltantes para viajar a la casa del presidente.

El jefe de policía de Haití, Léon Charles, dijo que se habían incautado cinco vehículos que podrían haber sido utilizados en el ataque, pero varios de ellos habían sido quemados por civiles.

La forma en que se perpetró el crimen de Moïse sigue siendo poco clara. Los vídeos conocidos revelan que la operación fue ejecutada por un grupo de unas 30 personas que huyeron tranquilamente de la residencia presidencial en cinco camionetas.

Se sabe que Moïse recibió 16 disparos en su cama y que su esposa, herida de bala, ya está fuera de peligro en un hospital de Miami.

Los asesinos se presentaron con chalecos de la DEA, la agencia antidroga estadounidense, aunque el Departamento de Estado negó que los atacantes fueran agentes suyos. 

Varios medios han hecho notar que se trató de una operación perfectamente orquestada por profesionales, que requirió de tiempo y dinero para su organización.

La situación política del país sigue siendo inestable este viernes, tras el asesinato del presidente Moïse.

Haití, una democracia parlamentaria, no tiene un Parlamento en funciones. Actualmente sólo hay 10 senadores en funciones de 30; los términos de los otros 20 han expirado. Toda la cámara baja ya no está sentada, porque los mandatos de los representantes expiraron el año pasado.

El jefe del tribunal más alto de la nación, que podría haber ayudado a poner el orden, murió de COVID-19 en junio.

Claude Joseph, el primer ministro que renunció recientemente a su cargo, asegura que está a cargo como interino y ha declarado la ley marcial en todo el país. Al mismo tiempo Ariel Henry, un político y neurocirujano que fue nombrado primer ministro la semana pasada por Moïse, afirma que es él quien dirige el país.

Hay un tercer político compitiendo por el puesto: Joseph Lambert, el actual presidente del Senado, que se ha reducido a 10 miembros.

La administración Biden dijo el jueves que reconoce a Joseph como primer ministro interino de Haití. Varios funcionarios afirmaron que Estados Unidos también apoya las elecciones en Haití "a finales de este año".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba