Marco Rubio: EE.UU. no puede tolerar un éxodo masivo desde Cuba

Intervención ante el pleno del Senado para denunciar la situación de Cuba y reclamar el apoyo total para el pueblo cubano.

Marco Rubio / Protestas en Cuba Foto © Wikimedia Commons / Captura de video

El mundo -el país- vio el pasado domingo imágenes de Cuba realmente sin precedentes. En 62 años de tiranía comunista en la isla de Cuba, nunca hemos visto, nunca ha ocurrido lo que ahora vemos. En más de 40 ciudades la gente salió a las calles de forma espontánea, no organizada, para pedir el fin de esa tiranía. Y creo que es importante que mucha gente que es nueva en el tema entienda lo que significa y de qué se trata.

La primera lección que tenemos que sacar es que el marxismo, el socialismo, no funciona. La forma en que el socialismo, la forma en que el marxismo siempre ha funcionado, la forma en que siempre se ha empoderado, es que va al pueblo e inmediatamente lo divide. Dice que hay una clase opresora y que existe esta clase víctima y estos malvados opresores, los capitalistas; es así como el socialismo o del marxismo tradicional, oprime a las víctimas.

Lo que las víctimas tienen que hacer es  darnos el poder en el gobierno para ocuparnos de estos opresores, para ir tras estos opresores. Y si nos dan ese poder, les daremos seguridad; les protegeremos de los opresores. Piden seguridad a cambio de libertad. Ese es siempre el precio que pide el socialismo: seguridad. Y el resultado es un país de gente que se odia, que se enfada. Una parte importante de la gente del país tiene que irse, tiene que huir, va a la cárcel porque es la clase opresora, sus vidas son destruidas, sus vidas familiares son destruidas.

Pero el socialismo no puede entregar la seguridad. Y cuando no puede ofrecer la seguridad, no se recupera la libertad. Y de hecho, cuando empiezas a quejarte de eso, es cuando llega la represión. Eso es lo que ha ocurrido en Cuba.

El socialismo y el marxismo han hecho en Cuba lo que han hecho en todas las partes del mundo donde se ha intentado imponer. Ha fracasado. Renunciaron a su libertad, o les dijeron: "Renuncien a su libertad a cambio de un sistema de salud de clase mundial". No es un sistema de salud de clase mundial. De hecho, es un sistema de salud que ni siquiera tiene la capacidad de tratar el COVID en su nivel más básico.

El gobierno cubano dice: "Renuncien a su libertad a cambio de seguridad económica". ¿Qué seguridad económica? La gente tiene hambre; las casas se desmoronan. No hay economía. No hay una economía real en Cuba. Renuncien a su libertad y tendrán educación. Educación gratuita para todos. Esa educación, número uno, es la que recibe un médico. Puedes conducir un taxi en Cuba y ganar más dinero. O, en segundo lugar, te envían, te obligan, a ir al extranjero y a trabajar básicamente con salarios de esclavo, sin paga, apenas sin paga. Es básicamente tráfico de personas, como nuestro propio Departamento de Estado descubrió cuando examinó el programa de médicos cubanos y los abusos que se han cometido.

El fracaso del socialismo

Lo que ha ocurrido en Cuba es que el socialismo ha fracasado. Tiene que reprimir a la gente que se queja del sistema. No se recupera la libertad. Y como siempre hacen los socialistas, tienen que encontrar a alguien a quien culpar. ¿Y a quién culpan? Número uno, culpan a cualquiera en el país que no esté de acuerdo con ellos. Inmediatamente eres un contrarrevolucionario. Eres inmediatamente un peón de los imperialistas.

Y luego, por supuesto, siempre culpan a Estados Unidos. El problema en Cuba para el régimen es que la gente ya no se traga esas mentiras. No lo hacen. Lo primero a lo que culpan es al embargo. El embargo está causando todo esto, dicen. ¿Por qué no se permite a los pescadores y agricultores de Cuba pescar o cultivar cosas y venderlas a la gente? No es el embargo lo que les impide hacerlo. Es el régimen. ¿Por qué los cubanos no pueden tener un pequeño negocio sin tener que rendir cuentas al gobierno? ¿Por qué un cubano no puede hacer en Cuba lo que puede hacer en Miami, lo que puede hacer en Washington, lo que hacen en países de todo el mundo? No pueden hacerlo en Cuba. No pueden abrir un pequeño negocio, importar y exportar sin intromisión de los controles estatales. No es el embargo lo que les impide hacerlo. De hecho, la ley estadounidense nos permite comerciar y hacer negocios con pequeñas empresas de propiedad independiente de cubanos.

¿Saben por qué los cubanos no pueden tener pequeños negocios? No es el embargo, no es Estados Unidos, es el régimen que no lo permite. La gente ve estas mentiras. ¿Cómo pueden permitirse construir hoteles de lujo, de cuatro estrellas, de categoría mundial, para los turistas, pero no pueden permitirse ocuparse de las casas en ruinas en las que viven los cubanos, con techos que se caen literalmente sobre sus cabezas? ¿Cómo explicar el agua que se filtra en los quirófanos de los hospitales?

Mira lo que hacen con el dinero. Oh, es porque no permiten que se envíe más dinero. Cuando un estadounidense, un cubanoamericano, enviaba dinero a sus familias en Cuba en el pasado a través de Western Union, el régimen se quedaba con el 10 por ciento del envío. Y luego, toman esos dólares que enviaste, obligan a los cubanos a convertirlos en una moneda sin valor, se quedan con los dólares, y además -adivina qué- si quieres comprar algo, tienes que comprarlo en una tienda del gobierno, y adivina a qué precio vende las cosas la tienda del gobierno. Divisas.

Eso no es el embargo. Es el régimen cubano el que hace eso. ¿Y quién es el que mete a la gente en la cárcel, el que te abre la cabeza, el que te echa la puerta abajo en medio de la noche? Hay 80 personas desaparecidas hoy, al menos 80 personas, desaparecidas durante la noche. Sus familias no saben dónde están. No es el embargo el que está encarcelando a la gente. Es el régimen. Y eso es lo que le digo a la gente. Pueden abrir todo lo que quieran. Podemos aprobar un proyecto de ley aquí que diga abierto a Cuba, Cien por ciento abierto. Pueden hacer lo que quieran. Comercio pleno, libre, puedes hacer lo que quieras.

En manos del régimen

Al final, el régimen cubano controlará esa apertura. No es solo lo que nosotros queremos hacer. Es lo que ellos quieren hacer. ¿Quieres hacer turismo? Lo intentamos en 2015 con los cambios de Obama. ¿Y sabes lo que hicieron? Dijeron: "Gracias. Nos encanta que vengan aquí como turistas". ¿Adivina qué? Todos los sitios turísticos son propiedad de un holding llamado GAESA, controlado por los militares cubanos, así que todo pasa por las manos del régimen.

¿Quieres enviarles comida? Eso es estupendo. Adivina quién lo recibe. ALIMPORT, que es una empresa del gobierno, de propiedad militar. No se puede vender a una pequeña tienda de comestibles en Cuba o incluso a un mayorista de alimentos. Va al gobierno cubano. ¿Quieres enviar dinero? Ellos lo toman. ¿Sabes por qué? Porque el socialismo se basa en el control. Y todas estas cosas -turismo, comida, dinero, medicinas- se tratan de controlar.

¿Quieres ayuda humanitaria? Llevemos a la Cruz Roja... cualquiera de estas ONGs vetadas en el mundo debería ser permitida en Cuba. No lo permitirán. Porque es vergonzoso para ellos. Tienen un sistema de salud de clase mundial: ¿por qué necesitan ayuda humanitaria? Pero, además, porque quieren controlarlo. Envíenles vacunas. Pero si lo pones en sus manos, el gobierno, el régimen, ¿adivina quién recibe las vacunas? ... Primero las élites del régimen, luego la gente que se comporta dócilmente. Si no te comportas, si no estás de acuerdo con lo que quieren que hagas, no recibes la vacuna.

Utilizarán cualquier apertura como herramienta, como arma contra su pueblo, porque eso es lo que hace el socialismo. Eso es lo que hacen estos marxistas en Cuba. Utilizarán cualquier cosa como arma contra el pueblo de Cuba.

¿Qué podemos hacer?, es lo que la gente quiere saber.

En primer lugar, espero que todos tengamos claro de qué lado estamos. Ni siquiera hay que estar de acuerdo con nada de lo que he dicho. Con lo que sí hay que estar de acuerdo es con que a la gente de cualquier parte del mundo, incluso a 90 millas de nuestras costas, se le debe permitir salir a la calle, marchar pacíficamente, pedir el fin de la dictadura y que no le golpeen en la cabeza.

Por cierto, nadie en Cuba tiene armas, excepto los militares, así que ¿por qué estas fuerzas represivas andan con estos rifles y la gente está recibiendo disparos? Están disparando a personas que literalmente están desarmadas... Debemos ser claros en nuestro lenguaje. No solo condenamos esta tiranía; condenamos este comunismo, este marxismo, este socialismo, esta tiranía. Llamémosla por lo que es.

Número dos, debemos dejar claro que nada de las políticas de la era Trump va a cambiar. No va a haber ningún cambio de sanciones como resultado de esto. Al contrario. Espero que la administración Biden anuncie ahora que ha concluido su revisión de la política hacia Cuba y que todo lo que está en vigor se mantendrá.

Internet sin restricciones

Tercera cuestión. En la medida en que cambiemos la política, espero que hagamos que sea una prioridad máxima permitir que el pueblo de Cuba tenga un acceso libre y sin restricciones a Internet. Y existe la tecnología para hacerlo con un sistema basado en satélites. Deberíamos poner a los mejores cerebros a trabajar para conseguirlo, porque si el pueblo cubano tiene acceso libre y sin restricciones a Internet -lo primero que el régimen cerró ayer fue Internet- puede comunicarse entre sí, y puede recibir información y comunicarse con el mundo. Está a 90 millas de nuestras costas. Deberíamos poder hacerlo.

Número cuatro: para todos aquellos que creen y tienen fe en la comunidad internacional -y aún mantengo la esperanza de que un día vuelva a funcionar-, ¿dónde está España? ¿Dónde está la Unión Europea? ¿Dónde están todos esos países que durante años han dado cobertura y protección al régimen cubano y han condenado a Estados Unidos? Deberían decir claramente que lo que está ocurriendo allí está mal, que la represión está mal. Deberíamos unirnos para lograrlo. Deberíamos utilizar nuestra posición de fuerza y poder en el mundo y nuestra influencia en los círculos diplomáticos para conseguirlo.

Y número cinco: espero que el presidente Biden sea muy claro con el régimen de Cuba en el sentido de que no toleraremos que fomenten un evento de migración masiva. Les advierto que esto es lo que hacen. Ya lo han hecho dos veces. Las cosas se ponen mal y dicen:  Si no levantas las sanciones, si no vuelves a las políticas de la era de Obama, si no te deshaces del embargo, es inevitable: vamos a tener 50,000 personas que se lancen al mar y se dirijan a Estados Unidos.

Han utilizado eso contra nosotros dos veces. Lo hicieron en 1994, lo hicieron en 1980 con el puente marítimo del Mariel, y el presidente Biden tiene que ser claro -ya sea a través de canales privados o diciéndolo públicamente- ser muy claro que consideraremos el fomento de la migración masiva hacia Estados Unidos como una acción hostil y actuaremos en consecuencia. Eso no se puede tolerar.

Reconozco que la mayoría de los miembros del Senado, la mayoría de las personas aquí en Washington, y francamente la mayoría de las personas en el país, no prestan atención a Cuba diariamente. Lo entiendo, de verdad. Pero si no siguen el tema de Cuba, se les puede perdonar que no sepan que lo que estamos viendo, lo que vimos ayer, lo que estamos viendo hoy, lo que ha pasado recientemente, nada de esto lo empezaron los políticos. No lo empecé yo. No fue iniciado por nadie en Miami o en Florida. No fue iniciado por ningún think tank en Washington. Ni siquiera fue iniciado por activistas políticos en Cuba.

Patria y vida

¿Saben quién empezó lo que está pasando en Cuba? Los artistas. Poetas, cantautores, escritores, actores, músicos. Ellos son los que empezaron. El Movimiento San Isidro. Porque el régimen vino después por ellos. Y hay una canción -mucha gente no se da cuenta de que hubo una canción que salió a principios de este año- una canción que, por cierto, si cantas en Cuba, puedes ir a la cárcel. El nombre de la canción es "Patria y Vida". El lema del régimen cubano es "Patria o Muerte", que significa "patria o muerte". Esta canción juega con eso: "Patria y Vida", que significa patria y vida, en lugar de patria o muerte.

Y la canción es extraordinariamente poderosa, porque fue escrita por personas y cantada por personas que han vivido esta realidad y que están viviendo esta realidad. Es tan poderosa, como he dicho, que irás a la cárcel en Cuba si la cantas. Lo que la canción dice básicamente es: "¿Por qué la gente no puede pensar de manera diferente y no ser tratada como enemigos? ¿Por qué la vida es tan buena para los miembros del partido y sus familias, pero no hay comida para el cubano medio? Parece que no hay embargo para el régimen cubano y sus familiares. ¿Por qué se pueden construir hoteles de lujo mientras nuestras casas se desmoronan? Por qué los cubanos tienen que sufrir las indignidades, las indignidades de cosas tan simples como no poder bañarse con jabón, no poder usar desodorante, no tener pasta de dientes. ¿Por qué tienen que sufrir estas indignidades?.

La canción también se pregunta: ¿quién le dijo al régimen que Cuba les pertenece a ellos y sólo a ellos? ¿No debería pertenecer a los 13 millones de cubanos? El estribillo juega con el dominó -el dominó es un juego muy popular que juegan los cubanos.

El estribillo dice: "Se acabó. Tu cinco nueve, yo, doble dos / Ya se acabó. Sesenta años trancando el dominó". Cómo se traduce es básicamente que dice: "Se acabó. Tú tienes 59 años, es decir, 1959, el año en que Castro tomó el poder, pero yo tengo doble dos". Y todo el mundo sabe que en el juego del dominó, al final de la cadena... si no queda ninguna ficha para poner, el juego se bloquea y se cuentan las fichas para ver quién ha ganado. Así que dice, "Se acabó. Tú tienes 59, pero yo tengo doble dos. Se acabó. Sesenta años con el juego de dominó bloqueado para nosotros".

Sé que esta es una forma cubana muy coloquial de expresarlo, pero es increíblemente poderosa. La gente en Cuba entendió lo que eso significa: que toda esta ideología, todo lo que hablan, las mentiras del régimen que les funcionaron muy bien, la gente ya no las cree, y ya no tiene miedo.

Mientras, sus vidas están arruinadas. Los jóvenes en Cuba, los artistas cubanos se dan cuenta de que el único país en este planeta donde los cubanos no tienen éxito es Cuba, y están cansados de ello. Y debemos estar con ellos.

(Intervención ante el pleno del Senado para denunciar la situación de Cuba y reclamar el apoyo total para el pueblo cubano).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marco Rubio

Senador republicano por el estado de Florida en el Congreso de EE.UU. Presidente interino del Comité de Inteligencia del Senado y presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores sobre Delincuencia Transnacional, Seguridad Civil, Democracia, Derechos Humanos en el Hemisferio Occidental.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba