Artistas cubanos renuncian a su membresía en instituciones del Estado como respuesta a la represión

“No puedo ser parte de una vida social donde un ministro de Cultura es un golpeador, el presidente del país es un asesino y las instituciones apoyan esto", dijo el cineasta Carlos Lechuga..

Renuncia de artistas cubanos Foto © Facebook Carlos Lechuga

Artistas cubanos renunciaron públicamente a sus membresías en instituciones y organizaciones del Estado como respuesta ante la represión desatada contra manifestantes en las protestas del 11J.

Los cineastas Carlos Lechuga, José Luis Aparicio Ferrera, y Alejandro Alonso Estrella además del dramaturgo y director de teatro, Yunior García Aguilera y el historiador Leonardo M. Fernández Otaño son algunos de los artistas que rompieron con las organizaciones e instituciones del Estado. También se añadieron el realizador Alejandro Gutiérrez y la actriz Ketty de la Yglesia.

“No puedo ser parte de una vida social donde un ministro de Cultura es un golpeador, el presidente del país es un asesino y las instituciones apoyan esto. Renuncio a la UNEAC, no sé si soy de la AHS pero renuncio igual, así como al REGISTRO DEL CREADOR y todo lo que apoye que a un padre cubano entren a balearlo en su hogar delante de sus hijas”, argumentó en su perfil Carlos Lechuga.

Alejandro Gutiérrez dijo “no tengo carnet de nada...pero renuncio a la UNEAC y a la AHS! ¡NO MÁS PALABRAS A LOS INTELECTUALES!”.

El cineasta Alejandro Alonso explicó que retiraba públicamente su candidatura al Fondo de Fomento para el Cine Cubano y cualquier relación con el ICAIC. “No puedo aceptar dinero ni apoyos de una institución que continúa empecinada en mantenerse de espaldas a temas urgentes que afectan a nuestra sociedad”.

Alonso exigió que el “ICAIC debe pronunciarse en contra de los atropellos que en las últimas horas han sufrido muchos colegas cineastas. Nadie puede ser detenido ni procesado por hacer uso de su derecho a la libre manifestación. Como Artista y Ciudadano me niego a mantenerme en silencio y ser cómplice ante estos sucesos”.

“Invocando el espíritu del Maestro Santiago Álvarez y su hoy tan vigente NOW, denuncio toda escalada de violencia y represión contra el pueblo por parte del poder policial. La calle es de tod@s”, concluyó en su mensaje. También el historiador Leonardo M. Fernández Otaño expuso que “ante el ejercicio de violencia que fuimos sometidos mis amigos y yo los pasados días 11 y 12 de julio frente a la entrada del ICRT y el VIVAC renuncio públicamente a la Unión de Historiadores de Cuba y la Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia”.

El dramaturgo Yunior García Aguilera dijo que renunciaba públicamente a su condición como miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). “No puedo seguir perteneciendo a una organización que le da la espalda a una parte considerable del pueblo y opta por mostrar obediencia a un poder abusivo”.

El director de teatro también expuso que “no puedo permanecer en un coro que le canta alabanzas a quienes ordenaron la represión contra los jóvenes y el combate entre cubanos. No puedo ser parte de un grupo de artistas e intelectuales que ha preferido el silencio o la complicidad. Y no estoy incitando a nadie a hacer lo mismo. Simplemente, yo no puedo, lo siento, estoy harto”.

El cineasta José Luis Aparicio Ferrera argumentó que renunciaba públicamente a su membresía en la Asociación Hermanos Saíz. “Eso, considerando todo lo que está pasando, es poquita cosa, pero no quiero seguir siendo cómplice ni por equivocación. Hace rato no voy a nada, pero ahora ni me cuenten para sus declaraciones vergonzosas”.

Igual afirmó que “no inscribiré mis películas en ningún festival o evento auspiciado por el gobierno, ni escribiré un texto para ninguna de sus publicaciones. No pienso participar en ninguna actividad oficial de ahora en adelante. Poquita cosa es, pero es lo que decido”.

La actriz Ketty de la Yglesia igual expuso que “a partir de este momento y hasta que mi pueblo sea escuchado, aunque sé que por contrato tienen todos los derechos, me declaro en contra de la utilización de mi imagen en los medios que en este momento controla la dictadura. Es un acto simbólico, pero tiene toda la fuerza del amor que siento por Cuba. Los acompaño, los siento y haré todo lo posible por protegerlos”.

Como lo hizo Tania Bruguera en el 2015, cuando entregó hasta su medalla por la Cultura Nacional, estos artistas igual renunciaron a todas las asociaciones, instituciones y organizaciones oficiales a las cuales pertenecen como un acto de civismo y rebeldía por toda la represión que ha ejercido el gobierno contra los cubanos en las últimas jornadas. La lista aún no se ha cerrado.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba