Esposa de cubano condenado a prisión desmiente declaraciones del gobierno cubano sobre juicios sumarios por el 11J

Yaquelin Salas Hernández, cónyuge de Alfonso Cata, manifestó a CiberCuba su total inconformidad con la información ofrecida por la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo Popular, a través de la prensa nacional y extranjera.

Dashiel Alfonso Cata junto a su esposa Yaquelin Salas Foto © Cortesía de la familia

La esposa del cubano Dashiel Alfonso Cata, sentenciado a 10 meses de cárcel por los supuestos delitos de desorden público y propagación de epidemia, desmintió las declaraciones del gobierno cubano este sábado sobre los procesos judiciales a los detenidos por las manifestaciones del 11 de julio en Cuba.

Yaquelin Salas Hernández, cónyuge de Alfonso Cata, manifestó a CiberCuba su total inconformidad con la información ofrecida por la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo Popular, a través de la prensa nacional y extranjera.

En conferencia de prensa en el Centro de Prensa Internacional del MINREX, el presidente del Tribunal Popular Supremo, Ramón Remigio Ferro, y la fiscal general Yamila Peña Ojeda afirmaron que estaban siendo respetadas las garantías de los acusados, incluyendo el derecho a la defensa de nombrar abogados.

“Mi esposo y otro acusado fueron los únicos que lograron contratar un abogado, de un total de 12 procesados el día 20 de julio. Uno de los acusados estuvo durante días gritando por la ventanilla de la estación de 100 y Aldabó, suplicando que le llamaran a un abogado. Ni siquiera tuvieron durante esos días el derecho a una llamada a sus familiares”, contó Salas Hernández.

“Mi esposo fue condenado a 10 meses de cárcel sin que se le demostrara nada. No hubo una denuncia, no hubo un delito, todo basado en suposiciones de la Fiscalía, que insistió en la culpabilidad de todos de manera general”, aseguró. 

Salas Hernández informó que desde el día de la detención de Dashiel en La Habana, no tuvo información alguna sobre su paradero, así como tampoco de los cargos que le estaban siendo imputados.

Al séptimo día de su detención, la joven solicitó a una teniente coronel de nombre Daymara, en la estación de 100 y Aldabó, que le facilitara los datos del proceso con el fin de contratar un abogado para su defensa. En un inicio, la información le fue negada alegando que los procesos sumarios no requerían defensa, ya que la fiscalía no tomaba parte. Tras insistir en sus reclamos, finalmente le fueron entregados los datos del proceso y pudo contratar un abogado.

El 20 de julio el letrado se presentó en la prisión para entrevistar a Alfonso Cata y allí le informaron que el detenido había sido trasladado horas antes a un Tribunal donde se le efectuaría el juicio.

En tiempo récord, la esposa logró citar a tres testigos, dos de ellos presenciales, así como documentos del centro laboral del acusado.

Salas Hernández relató que en el juicio fueron desacreditadas las evidencias y las declaraciones de uno de los testigos, el único al que le permitieron declarar y que tenía información presencial sobre los hechos por los que se le acusaba a Alfonso Cata.

Según su testimonio, por parte de las autoridades o de la fiscalía tampoco hubo declaración que lo inculpara, y en el expediente no se constataron pruebas que lo incriminaran.

La joven, quien es hija del fiscal retirado, coronel César Salas, aseguró que en un juicio real, con las pruebas presentadas en favor del acusado, incluyendo un único testigo presencial, su esposo hubiera quedado absuelto.

“Ellos tomaron la justicia por su mano, de eso no me queda la menor duda. Yo estuve en el juicio de mi esposo y de los demás detenidos, y no tuvo nada que ver con lo que dijo Cubadebate ni con lo informado en la conferencia de prensa. Allí se violaron todo tipo de derechos, y yo no estoy difamando a nadie. Si quieren buscar, que busquen con base”, advirtió.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba