Los CDC recomiendan retomar el uso de mascarillas en espacios cerrados

"No es una buena noticia que el uso de la mascarilla sea parte de la vida de las personas que ya han sido vacunadas", reconoció la directora de los CDC. "Esta nueva guía me pesa mucho".

Personas usando máscaras faciales contra el Covid-19 Foto © MARY ALTAFFER / ASSOCIATED PRESS FILE

"Las personas vacunadas pueden propagar la nueva variante y deberían volver a usar máscaras faciales bajo ciertas circunstancias'', dijo este martes la principal funcionaria de salud pública de Estados Unidos tras reconocer el impacto de la variante Delta y el nuevo pico infeccioso que atraviesa el país.

En declaraciones a periodistas en una rueda de prensa vespertina, Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), expresó su decepción y consternación porque el aumento de casos en el verano, impulsado por la sorprendente transmisibilidad de la variante Delta y las bajas tasas de vacunación en muchas áreas, había obligado a su agencia a dictar nuevas recomendaciones en función de mitigar la propagación, tal es el caso del uso de la mascarilla.

"No es una buena noticia que el uso de la mascarilla sea parte de la vida de las personas que ya han sido vacunadas", reconoció Walensky. "Esta nueva guía me pesa mucho".

La agencia advirtió que las personas radicadas en comunidades de alta transmisión deben usar máscaras en espacios interiores, incluso si han sido vacunadas. También recomendó que las personas vacunadas con miembros vulnerables en el hogar, incluidos los niños pequeños y los inmunodeprimidos, usen máscaras en los espacios públicos.

La agencia también recomendó el uso de máscaras para todos los maestros, miembros del personal y estudiantes en las escuelas, independientemente de su estado de vacunación. No obstante, los CDC continúan recomendando que los alumnos regresen al aprendizaje presencial en otoño.

El cambio de orientación sobre el uso de mascarillas se produce cuando las infecciones confirmadas por coronavirus en todo el país se han cuadruplicado en julio, de aproximadamente 13,000 casos por día en promedio a principios de mes a más de 56,000 ahora, según el seguimiento del Washington Post

Frente a un virus que resurge gracias a la variante Delta, altamente transmisible, un número creciente de empleadores públicos y privados también han impuesto mandatos de vacunación en los últimos días. El presidente Biden dijo este martes que la vacunación obligatoria para la fuerza laboral federal también estaba "bajo consideración en este momento".

Walensky describió la variante Delta como una variante del virus diferente, capaz de generar brotes de infección incluso entre personas vacunadas. “La variante Delta está mostrando todos los días su voluntad de ser más astuta y oportunista en áreas donde no hemos mostrado una respuesta fortalecida en su contra”, dijo.

Aunque las vacunas siguen siendo muy eficaces para prevenir cuadros de gravedad y la muerte, no forman un escudo impenetrable. Los nuevos datos sugieren que las personas que están vacunadas y tienen infecciones progresivas de Delta pueden tener tanta carga viral como una persona que no está vacunada, lo que sugiere que pueden contagiar a otras personas, dijo Walensky. Tal transmisión no ocurrió de manera significativa con cepas anteriores.

Las nuevas recomendaciones alteran sustancialmente la guía del 13 de mayo de la agencia, la cual liberaba a las personas vacunadas del uso de mascarilla dada la protección que brindan las vacunas contra el coronavirus. En ese momento, los casos estaban disminuyendo drásticamente y la variante Delta, la cual pudiera duplicar la transmisibilidad de cepas anteriores del virus, no había ganado fuerza en Estados Unidos. 

La guía anterior no fue bien recibida entre algunas personas, incluidos los padres con niños pequeños no elegibles para las vacunas, los cuales temían que la flexibilización de las reglas expusiera a sus hijos a un mayor riesgo.

Aunque demócratas y republicanos están insistiendo en la urgencia de la vacunación contra el COVID-19, en estados del sur muchos de sus residentes siguen sin inmunizarse y se niegan a usar las mascarillas. El resultado es que la variante ha ido hallando espacios entre aquellos que se han negado a recibir la inyección, pero también entre los vacunados, aunque estos últimos representan un número muy bajo de los nuevos casos, hospitalizaciones y muertes. 

Rochelle Walensky ha enfatizado que en este momento se vive "la pandemia de los no vacunados".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.