Nuevo fármaco israelí en fase II cura a pacientes graves de COVID-19 en cinco días

Fue desarrollado a partir de la molécula CD24, presente de forma natural en el cuerpo humano.

Captura Pantalla/The Jerusalem Post
Paciente griego recuperado con el fármaco Foto © Captura Pantalla/The Jerusalem Post

Un nuevo fármaco israelí logró curar en cinco días al 93 por ciento de 90 pacientes graves con COVID-19 que participaron en la fase II de su ensayo clínico.

El ensayo del medicamento, desarrollado por el profesor Nadir Arber y un equipo del Centro Médico Sourasky, en Tel Aviv, se realizó en Atenas, Grecia, porque Israel no contaba con suficientes pacientes relevantes infectados con coronavirus para hacer ese estudio.

Este ensayo clínico confirmó los resultados de la fase I, realizado en Israel el pasado invierno con 30 pacientes con COVID-19 en estado grave o moderado, de los cuales 29 se recuperaron en unos días.

"El objetivo principal de este estudio fue verificar que el medicamento sea seguro", declaró el profesor Nadir Arber al diario The Jerusalem Post.

"Hasta el día de hoy no hemos registrado ningún efecto secundario significativo en ningún paciente de ambos grupos", apuntó.

También explicó que desarrollaron este fármaco basándose en una molécula que ha estado estudiando durante 25 años, llamada CD24, la cual está presente de forma natural en el cuerpo.

Esa molécula, abundó, es una pequeña proteína que está anclada a la membrana de las células y cumple muchas funciones, incluida la regulación del mecanismo responsable de la tormenta de citocinas.

Según Arber, este medicamento, denominado EXO-CD24, no afecta al sistema inmunológico en su conjunto, sino que solo ataca este mecanismo específico, ayudando a recuperar su correcto equilibrio. "Esta es la medicina de precisión", dijo.

Añadió al referido medio que “estamos muy contentos de haber encontrado una herramienta para abordar la fisiología de la enfermedad".

Argumentó que “los esteroides, por ejemplo, apagan todo el sistema inmunológico", y que con este fármaco “estamos equilibrando la parte responsable de las tormentas de citocinas utilizando el mecanismo endógeno del cuerpo; es decir, las herramientas que ofrece el propio cuerpo".

El profesor también señaló que otro elemento innovador de este tratamiento es su aplicación, ya que “estamos empleando exosomas, vesículas muy pequeñas derivadas de la membrana de las células que son responsables del intercambio de información entre ellas".

"Al lograr entregarlos exactamente donde se necesitan, evitamos muchos efectos secundarios", expuso sobre el tratamiento.

En la última fase del estudio, anunció, participarán unos 155 pacientes con coronavirus.

A dos tercios de ellos se les administrará el fármaco y a un tercio placebo. El estudio se llevará a cabo en Israel y también podría hacerse en otros lugares si el número de pacientes allí no resulta suficiente. "Esperamos completarlo para fin de año", precisó el profesor Arber.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba