Video muestra muerte de manifestante cubano durante las protestas del 11J en La Güinera

La muerte de Diubis Laurencio Tejeda fue confirmada oficialmente por el MININT)el 13 de julio en una nota que replicaron varios medios oficialistas.

Proyecto Inventario
Últimas imágenes de Diubis Laurencio en La Güinera Foto © Proyecto Inventario

Diubis Laurencio Tejeda —el único fallecido reconocido oficialmente por las autoridades cubanas entre las víctimas de la represión de las protestas iniciadas el 11J— todavía estaba con vida a las 17:56 del 12.07.2021, según demuestra transmisión en vivo en la que aparece.

Documentos de la investigación del caso obtenidos por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) permiten además vincular su identidad a la del joven que aparece en otra grabación después de ser baleado por la espalda.

La muerte de Diubis Laurencio Tejeda fue confirmada oficialmente por el Ministerio del Interior (MININT) el 13 de julio en una nota que replicaron varios medios oficialistas. En esta se informaba su nombre, edad y su fallecimiento  —sin especificar la causa— en un supuesto enfrentamiento con fuerzas del orden en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo. Le atribuían también antecedentes penales por varios delitos, que luego fueron negados por sus familiares.

El propio día 13, la periodista independiente Darcy Borrero compartió capturas de pantalla del perfil de Facebook de la víctima, vecino de su antiguo lugar de residencia, a quien conocía de vista. Esa identificación permitió ponerle rostro al nombre de la nota oficial del MININT, y seguir conociendo detalles preservados en los perfiles sociales de la víctima, a quienes sus allegados llamaban por el sobrenombre de “Piki” o “Pikiri”. Diubis se presentaba en algunas publicaciones como un cantante de reguetón y se identificaba por su nombre artístico, “Piki Rapta”. 

Proyecto Inventario

El 15 de julio, el medio independiente Cubanet publicó el testimonio de Agustín Figueroa Galindo, opositor del Movimiento por la Libertad de Cuba “Coronel Vicente Méndez Hernández”, quien confirmó la muerte de un joven de 36 años y agregó que la causa fue “un balazo dado que le perfora el pulmón”. 

Cuatro días después, el 19 de julio, Diario de Cuba publicó un reportaje con testimonios de vecinos y familiares de Diubis Laurencio Tejeda, quienes afirmaron que “un policía en medio de la manifestación le disparó por la espalda, la bala le atravesó el pulmón y se alojó en el corazón, lo que provocó su muerte inmediata”.

Esta era la escasa información existente sobre el caso hasta que el pasado 14 de agosto el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) publicara un grupo de documentos que forman parte del proceso investigativo de la muerte de Diubis Laurencio Tejeda. Lo expuesto en ellos, de conjunto con datos obtenidos por otras vías, permiten afirmar que es Diubis el joven que se ve baleado en un video que circuló en redes sociales días después su muerte. Con esta información confirmada se pudo establecer el lugar y la hora aproximados de los hechos.

¿Es Diubis Laurencio el herido de bala en el video?

Diubis, residente en el Reparto Rosario, en el Consejo Popular La Güinera, salió el lunes 12 de julio, como muchos de sus vecinos, a participar en las protestas en ese barrio del municipio Arroyo Naranjo. Ese día, al menos dos usuarios de Facebook consiguieron transmitir en vivo lo que estaba sucediendo, a pesar de la censura de internet y las redes sociales implementada desde el domingo 11 de julio en respuesta a las manifestaciones que tuvieron lugar en más de 60 localidades de todo el país. 

Otros videos del mismo lugar y fecha serían subidos en días posteriores a las redes, entre ellos uno de 51 segundos de duración, donde se ve a un hombre negro, delgado, con lo que parece ser un agujero de bala en la espalda. Las personas a su alrededor gritan “¡Lo mataron! ¡Asesinos, asesinos!”, mientras intentan socorrerlo.

Las imágenes del video coincidían con la información que se tenía hasta ese momento sobre Diubis y su muerte: hombre, de piel negra, asesinado por herida de bala, orificio de entrada por la espalda, en la zona de los pulmones. Aunque el sujeto tiene similitudes físicas con las fotos disponibles de Diubis, en la grabación no se puede ver la cara de la persona baleada, de manera que permitiera afirmar, inequívocamente, que se trataba de él.

Coincide la indumentaria del video con el informe forense

En el “Acta de inspección de cadáver” emitida por el Instituto de Medicina Legal en La Habana se registra que la víctima estaba vestida con una “camisa, de color negro, con diseños variados de flores, de pequeño tamaño, marca Zara, (…) donde se aprecia un deterioro y/o orificio de aproximadamente 1 cm de ancho, en su zona posterior”. 

Proyecto Inventario

Diubis aparece vestido con esta camisa en varias de las fotos que tiene en sus perfiles de Facebook. La prenda es visiblemente similar a la que usan quienes intentan socorrer a la víctima del disparo en video para contener el sangramiento de su herida.

Proyecto Inventario

El documento también recoge que el occiso se encontraba vestido con un pantalón de mezclilla negro, un calzoncillo de color verde y un par de tenis de color negro, marca Levi.

Proyecto Inventario

Todo esto coincide con las prendas que lleva la víctima del video.

Calzoncillos verdes, pantalón y tenis negros / Proyecto Inventario

Lugar del impacto de la bala

Proyecto Inventario

Lesión en la mano izquierda

Al inicio de la grabación se ve que la persona baleada tiene la mano izquierda apretada en forma de garra, que podría ser indicativo de una lesión o bien anterior o relacionada con el impacto del disparo. En varias fotos de los perfiles de Facebook de Diubis se puede observar la mano izquierda de esa forma.

Proyecto Inventario

Waldo Fernández, el reportero de Diario de Cuba que entrevistó a familiares y conocidos de Diubis, confirmó a Inventario que estos le dijeron que padecía de una lesión con esas características en la mano izquierda, producto de una riña.

¿Dónde y cuándo ultimaron a Diubis Laurencio?

El OCDH facilitó a Inventario el Acta de Declaración de Testigo correspondiente al subteniente Yoennis Pelegrín Hernández, jefe del sector en Mantilla, quien disparó con su pistola Makarov contra los manifestantes que salieron a la calle en la Calzada de la Güinera. 

Este documento, que aún no ha sido publicado y cuya autenticidad no ha sido confirmada, refiere que Pelegrín junto con otros dos oficiales atravesaron por una de las calles traseras a la calzada para salir por detrás a los manifestantes que lanzaban piedras y botellas a las fuerzas policiales y militares.  

Proyecto Inventario

Baleado en las cercanías de Calzada de la Güinera y Calle 1

Según la declaración del subteniente, llegaron hasta la Calle 1ra, entre Calzada de la Güinera y Principal, donde se enfrentaron a un grupo de 30 o más personas que los desafiaron. Pelegrín refiere que luego de efectuar varios disparos, cuando los manifestantes se encontraban a 30 o 40 metros de ellos, escuchó que alguien gritó “le diste a uno”. Declara que quienes protestaban se retiraron corriendo hacia la Calzada de la Güinera y que allí no quedó ningún herido en el suelo, por lo que desconoce si fue cierto lo que gritaron.  

En la documentación compartida por el OCDH, Pelegrín aparece citado solamente como testigo y aunque el arma con que realizó los disparos aparece registrada en un Acta de Ocupación de Objetos, no hay referencia explícita a una posible responsabilidad suya o de alguna otra persona en la muerte de Diubis Laurencio.

En el Acta de Inspección de Cadáver se menciona que el proyectil extraído del cadáver de Laurencio fue remitido al área de Trazología y Balística. Dentro de la documentación facilitada por el OCDH no se encuentra el resultado de esta prueba.

El análisis del video donde se observa a Diubis Laurencio baleado permite ubicar el hecho en la Calzada de la Güinera, cerca de la Calle 1.

Proyecto Inventario

Un testigo presencial, que pidió mantener el anonimato por temor a represalias, confirmó a Inventario que el hecho ocurrió en la Calzada de la Güinera, entre las calles Martí y Agramonte. Luego de recibir el impacto, Diubis fue montado en una moto que tomó la calle Agramonte en dirección a Avenida Rosario, para evitar la aglomeración de la calzada, precisa la fuente. 

Proyecto Inventario

Baleado después de las 18:00 horas

Según recoge el Acta de Declaración de Testigo, Yoennis Pelegrín refirió que el encuentro letal pudo producirse pasadas las 17:00 aunque aclaró que no podía afirmarlo con precisión. El testigo consultado por Inventario también dijo que el impacto del disparo pudo ocurrir cerca de las 18:00, pero sin que pueda precisar la hora exacta. 

En una transmisión directa iniciada a las 17:44 desde la Güinera por un usuario de Facebook se ve varias veces a Diubis Laurencio, grabando con su celular, en la parte delantera del grupo de personas que avanzaba por la calzada en dirección en dirección oeste. 

La última vez que aparece en cámara es a los 12 minutos y 42 segundos de iniciada la transmisión, que termina un minuto después, sin señal de presencia policial o confrontación en el lugar donde se encontraban en ese momento los manifestantes. Esto permite afirmar que a las 17:57 Diubis Laurencio Tejeda se encontraba vivo. Los documentos de la investigación del caso indican que la inspección de su cadáver comenzó a las 21:37 horas ese mismo día. 

Un mes después de su muerte, la información oficial ofrecida a la ciudadanía sobre el caso ha sido mínima. Los detalles que se tienen han sido producto de las publicaciones en redes sociales de personas que lo conocieron y del trabajo de la prensa independiente y de organizaciones de derechos humanos.

Hasta el momento se conoce que Diubis Laurencio fue baleado por la espalda en la tarde del 12 de julio de 2021, cerca de Calle 1 y Calzada de La Güinera y que no existe información oficial de que alguien haya sido declarado culpable o exonerado por este hecho. 

Nota metodológica

Esta investigación está basada en el análisis de documentos, videos, fotos de redes sociales, imágenes satelitales y entrevistas con testigos y vecinos del lugar de los hechos, así como en testimonios dados por fuentes a otros medios de prensa. Se analizaron en total 54 minutos de grabación contenidos en nueve videos originales recuperados de Facebook y Twitter durante un mes de búsquedas y registro en una base de datos que documenta, entre otros detalles, la procedencia, autoría, fecha y hora de publicación, barrio, municipio y provincia de material audiovisual relacionado con las protestas del 11 de julio. De esta manera se pudieron preservar algunas grabaciones que luego fueron eliminadas o restringidas por los usuarios. Dos de los videos fueron transmisiones en vivo de los eventos de La Güinera realizadas en Facebook que resultaron de suma utilidad para el establecimiento de detalles temporales y espaciales.

Se entrevistó a tres personas relacionadas de diferentes maneras con el hecho y se utilizó análisis de redes sociales para obtener información aportada por los usuarios sobre el suceso. Los datos empleados para esta investigación contenidos en los documentos cedidos por el OCDH fueron triangulados con los obtenidos por otras vías, para de esta forma garantizar su fiabilidad, toda vez que la autenticidad de estos documentos no había sido confirmada. El uso de mapas e imágenes satelitales de acceso público contribuyó a la geolocalización de los hechos investigados. 

Los cálculos de los minutos en que Diubis Laurencio Tejeda aparece en los videos son aproximados, y podrían diferir en algunos segundos del tiempo real. También podría haber errores en los cálculos de las horas exactas/reales si los videos que se conservan estuvieran alterados por saltos, compresiones o cualquier otra dificultad técnica relacionada con la calidad de la conexión y/o de los equipos que se emplearon para transmitirlos.

Agradecemos a los periodistas Darcy Borrero y Waldo Fernández, y a la abogada Laritza Diversent, directora de Cubalex, por la ayuda prestada para la realización de esta investigación, así como al Observatorio Cubano de Derechos Humanos por la deferencia de permitirnos el acceso a documentos que facilitaron la contrastación de los resultados obtenidos mediante otras técnicas de investigación.

Este artículo es una investigación del periodista cubano José Raúl Gallego y Proyecto Inventario. Fue publicado originalmente en el sitio de Proyecto Inventario.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba