Retrasos en pagos del BFI avizoran nuevo corralito financiero en Cuba

"Siempre se nos dijo que los militares eran más eficaces administradores que los civiles, pero el predominio de Gaesa en la economía cubana no ha confirmado esa tesis", apuntó uno de los afectados, que hablaron a condición de mantener el anonimato para no crearse "más dificultades" con La Habana.

Sede del Banco Financiero Internacional (BFI) en La Habana Foto © BFI

Un retraso en los pagos de Cartas de crédito emitidas por el Banco Financiero Internacional (BFI), perteneciente al conglomerado militar Gaesa, desató la alarma entre empresarios extranjeros con intereses en Cuba, que temen a un corralito financiero, peor que el de 2008-2011.

Varios empresarios foráneos con negocios en la isla coincidieron, por separado, en comentar a CiberCuba que el escenario parece más complicado porque el BFI siempre atendió sus compromisos, incluso entre 2008 y 2011; aunque de manera selectiva, pero si el banco de los militares (Gaesa) no puede respaldar sus propias Cartas de crédito, estamos ante una situación inédita y grave, aseguraron.

"Siempre se nos dijo que los militares eran más eficaces administradores que los civiles, pero el predominio de Gaesa en la economía cubana no ha confirmado esa tesis", apuntó uno de los afectados, que hablaron a condición de mantener el anonimato para no crearse "más dificultades" con La Habana.

CiberCuba intentó contactar con el Banco Financiero Internacional, pero nadie atendió nuestras llamadas de teléfonos, en su web no aparece un email de contacto y es tan opaca, que ni siquiera aparecen los nombres de sus ejecutivos en el apartado de Estructura; los empresarios afectados rehusaron aportar pruebas documentales de los Cartas de créditos impagadas por el BFI.

"Hasta ahora, y en los peores momentos, el BFI era el único banco cubano confiable para la ejecución de los pagos a proveedores, pero si comienza a fallar y atrasarse en el cumplimiento de sus Cartas de crédito, la señal no puede ser más negativa", describió uno de los afectados.

Los empresarios consultados, hace años, que no aceptan Cartas de crédito del Banco Internacional de Comercio, S.A. (BICSA), regido por el Banco Central de Cuba, porque tienen asumida su "falta de liquidez y por eso las cartas de crédito BICSA, nadie las quiere".

Pero el BFI, que era el pagador menos malo de Cuba, acaba de caer en situación de varios impagos, un detalle que indica a los empresarios extranjeros que "no hay billetes en sus cuentas y mala cosa esta por venir", indicaron.

Una contracción bancaria en materia de pagos, lleva necesariamente al incumplimiento con proveedores habituales que -a falta de compensación- no podrán sostener el crédito vencido y comenzarán a endeudarse si no han pagado antes a sus proveedores, explicó uno de los afectados.

Los empresarios, que no ocultaron su enfado y preocupación por el escenario de corralito financiero que avizoran, recordaron que -como en otras circunstancias parecidas- ahora el MINCEX moverá ficha en busca de nuevos proveedores a ver si aparece algún iluminado o despistado que quiera embarcarse en la operación.

Pero entre iluminados y/o despistados pueden aparecer "algunos dudosos postores con tufo a lavadores de activos, que pueden aguantar retrasos en sus cobros porque la naturaleza de su actividad es diferente a la nuestra", sostuvo uno de los empresarios que ya soporta impagos del BFI.

El malestar entre empresarios extranjeros en Cuba aumentó con la publicación en la Gaceta Oficial Extraordinaria 83, anunciando la financiación estatal, incluso en dólares norteamericanos, de MIPYMES autorizadas.

"Entonces, hay o no hay dinero para pagarnos y, si hay poco, que paguen primero lo que deben y luego financien nuevas empresas y sigan invirtiendo en activos inmobiliarios y hoteleros de Gaesa", subrayó otro de los empresarios extranjero pendiente de cobrar.

Por otra parte, un gestor de negocios de Luxemburgo, a petición de un cliente europeo, tanteó las opciones de invertir en el sector de la energía renovable en Cuba, atendiendo a los apagones diarios que afectan la vida y la economía cubanas; pero la respuesta de La Habana los dejó helados:¿ A cuánto ascendería el préstamo que haría (el inversor británico) al Ministerio de Energía?

El gestor, habituado a negociar con países del Tercer Mundo, creyó que la respuesta oficial cubana contenía un error involuntario, pero una segunda comunicación aclaró que la equivocada era la parte extranjera; el préstamo es una condición previa para luego analizar la viabilidad de una posible inversión en un campo prioritario para Cuba.

Durante el corralito financiero de 2008-2011, solo a empresarios españoles, Cuba retuvo pagos por valor de 300 millones de euros, que provocaron una notable contracción en los negocios entre la isla y España, que apeló a la vía diplomática para intentar desbloquear impagos, pero solo consiguió que cobraran algunos y no todos los afectados, hasta después de 2011.

En 2008, las firmas españolas en Cuba vendieron servicios y mercancías por un valor superior a los 1.000 millones de dólares, pero un año después, la facturación de esas empresas en la isla no superó los 500 millones, con un descenso en torno al 50% que siguió aumentando en 2010.

En diciembre de 2010, Raúl Castro advirtió ante la Asamblea Nacional: "O rectificamos o ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos (...) el esfuerzo de generaciones enteras"; pero casi once años después, Cuba parece asomarse otra vez al abismo con una economía ruinosa, afectada por ineficacia crónica comunista y persecución de la riqueza, desplome turístico -agravado por el coronavirus- carencia de petróleo, reducción de las remesas familiares y sanciones de Estados Unidos.

El presidente Miguel Díaz-Canel culpó al embargo económico de Estados Unidos de la rebelión del 11J, pero no abordó las ventajas que proporcionarían el levantamiento del bloqueo de su gobierno contra la libre empresa y la desmilitarización de la economía cubana.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba