Díaz-Canel sostiene encuentro con personas LGBTI+ de Cuba

Aunque las intervenciones que divulgó este viernes la prensa estatal fueron en su mayoría de reconocimiento al régimen por interesarse en los problemas de las personas LGBTI+, activistas desvinculados del oficialismo mostraron su desacuerdo por no tratarse de una cita inclusiva.

Pareja de transexual y gay cubano (i) y Díaz-Canel, presidente de la República Foto © Flickr / Globovisión - Estudios Revolución

Personas LGBTI+ de Cuba se reunieron con el mandatario Miguel Díaz-Canel para transmitir las preocupaciones que existen en un sector minoritario de la población que es víctima de acoso, burlas, discriminación e incomprensión por parte de instituciones estatales y la sociedad.

Aunque las intervenciones que divulgó este viernes la prensa estatal fueron en su mayoría de reconocimiento al régimen por interesarse en los problemas de las personas LGBTI+, activistas desvinculados del oficialismo mostraron su desacuerdo por no tratarse de una cita inclusiva.

La periodista independiente María Matienzo consideró que la comunidad LGBTI+ de Cuba tiene un problema fundamental, aunque no sabe si se trata de miedo o ignorancia.

“Eso se traduce en una desmemoria de hechos tan recientes como la caza de mujeres trans en el parque de la fraternidad o la criminalización de la homosexualidad que son muy recientes (anteriores al COVID)”, dijo a este sitio.

Al intentar entender por qué se reúnen con sus represores y los que priorizan otros derechos por encima del interés, considera que hay una suerte de oportunismo que responde a que es una comunidad desoída, y a penas ven un filón intenta colarse.

“La gente siempre quiere estar cerca del poder y la comunidad no escapa de eso aunque implique traicionarse a sí misma. Dudo que alguna o algunos de los que estuvieron allí no sepan quién es Reinaldo Arenas o no haya sufrido algún atropello, pero es más fácil agacharse y sobrevivir que enfrentarse”, refirió.

Por su parte el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho recriminó en Facebook el encuentro y a quienes asistieron a la cita les dijo que padecían el síndrome de Estocolmo.

“Mientras ese grupito de aduladores que estaban posando y guataconeando a quién demostradamente no vela por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ para así sostener los privilegios que les brinda ser partícipes de toda esta falsa de estado; mi pareja y tantos más estaban siendo hostigados por parte de la seguridad del estado por el simple hecho de disentir”, dijo.

Valdés Cocho recordó que en Cuba se violentan a las personas LGBTI+ y esos que se reunieron con Díaz-Canel y Mariela Castro “viran el rostro” cuando esas cosas pasan.

“Esto es una dictadura que jamás le ha importado un carajo lo que suceda con la comunidad LGBTIQ+!!! A una muestra un botón; ahí está el lamentable recuerdo de la UMAP. Aprendan a no olvidar”, señaló.

Durante el encuentro oficialista, Díaz-Canel reconoció que existen problemas en Cuba y este sector de la población no deja de ser uno de los más afectados.

“Tenemos que eliminar las causas que crean desigualdad y brechas, que ponen a las personas en posiciones de desigualdad”, dijo el mandatario, aunque se mencionó qué es lo que genera esa situación desfavorable en la isla ni cómo piensa hacerlo.

El activista y artista independiente Nonardo Perea, residente en España y crítico del régimen de La Habana, consideró que el mandatario cubano y Mariela Castro Espín, deberían pronunciarse públicamente para ofrecer disculpas por lo acontecido en el pasado con las personas LGBTI+.

“Aún en las calles de Cuba actualmente las personas gays son agredidas y reciben burlas y son atacadas de manera constante, y todo sucede gracias al propio sistema, que es el principal culpable de que hechos como esos aún ocurran. La historia de los gays en Cuba es bastante triste, solo hay que ir al pasado y recordar que en la zona del Vedado tenían que correr  porque la policía hacía redadas e íbamos a parar a un barracón con multas por escándalo público”, apuntó a CiberCuba.

Mientras Díaz-Canel se reunía con personas LGBTI+ de Cuba vinculadas al oficialismo, la Fiscalía pedía ocho años de privación de libertad para el joven Yoan de la Cruz por transmitir en vivo a través de Facebook las protestas del 11J en San Antonio de los Baños.

Especial interés se le dedicó al debate sobre el proyecto de Código de Familia que se presentó a mediados de septiembre y que de aprobarse tal cual permitiría las uniones civiles entre personas del mismo sexo, entre otras posibilidades como la adopción.

Sin embargo, lo que más se criticó de este proyecto de ley es que se someterá a referéndum popular para su total aprobación, vulnerando así los derechos de una minoría como las personas LGBTI+.

Isbel Díaz, activista y periodista independiente, está convencido de que se trata  de la vieja estrategia de intentar ganar capital político apelando a la falseada sociedad civil cubana oficialista.

"Quienes desde la órbita del CENESEX dialogaron con el dictador, no le exigieron cuentas  por las carencias de protección legal para nuestra comunidad, o el retraso de esta", dijo a este medio.

Así mismo, recriminó que no se cuestionaran los motivos reales por los cuales se llevara a referendo la norma legal que contiene el tema del matrimonio igualitario.

"Tal pareciera que el nuevo Código de las Familias es una dádiva del poder y no un derecho postergado por décadas de homofobia institucional y machismo gobernante. En las actuales circunstancias de aguda represión en la isla, estos pactos son, cuando menos, irresponsables y vergonzosos", finalizó.

En ese sentido durante meses activistas independientes llevaron a cabo una campaña de visibilización social, con el objetivo de apelar a la conciencia de los ciudadanos sobre la importancia que tiene aprobar el matrimonio igualitario, porque se daría un paso hacia la inclusión de personas que durante años viven desamparadas legalmente.

Tras las protestas del 11J, el presidente cubano intenta lavar su imagen y para ello organizó una serie de encuentros con sectores de la sociedad, como periodistas, estudiantes del ISRI o visitas a barrios marginales de La Habana que reciben fondos estatales para la reparación de viviendas, calles e y centros multiservicios.

Esos encuentros son blanco de ataques por parte de la sociedad civil independiente porque consideran que se trata de una estrategia de marketing para conectar con el mismo pueblo que pedía su renuncia en las calles y sobre todo para intentar borrar el llamado al enfrentamiento civil que hizo en la televisión nacional.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba