Balsera cubana recién llegada a Miami relata su experiencia

"Fuimos parando en los cayos, haciendo escala, escondiéndonos. Tuvimos una avería en la turbina del motor, tuvimos dificultades por las que tuvimos que retrasarnos un día, para contar con la noche para poder seguir navegando. Fue realmente difícil ver a todos esos muchachos fuertes con náuseas...", relató la joven enfermera de 23 años.

Embarcación casera en que llegaron los balseros y Donelys Suárez Foto © Captura de video de YouTube de Mario J. Pentón

Una balsera cubana que el jueves pasado llegó en una embarcación casera los Cayos de Florida, relató las vicisitudes que pasaron ella y sus 12 compañeros durante la travesía.

Donelys Suárez, de 23 años, integraba un grupo que logró tocar tierra en Cayo Marathon, cerca de Big Pine Key, al sur de Florida. Según declaró a América TeVe, casi inmediatamente fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (USBP, por sus siglas en inglés) y puestos bajo custodia federal, antes de ser liberados al día siguiente.

Los 13 navegantes salieron de Matanzas el lunes a las 4:00 de la mañana y tardaron cuatro días en llegar a las costas del llamado Estado del Sol. El trayecto estuvo lleno de obstáculos, incluidos problemas de salud, que los hicieron demorarse más de lo previsto.

"Fuimos parando en los cayos, haciendo escala, escondiéndonos. Tuvimos una avería en la turbina del motor, tuvimos dificultades por las que tuvimos que retrasarnos un día, para contar con la noche para poder seguir navegando. Fue realmente difícil ver a todos esos muchachos fuertes con náuseas, fue complicado. Íbamos dos mujeres mas. Es una experiencia bastante difícil e incómoda", subrayó Donelys.

La joven describió los trabajos que pasaron para entre todos construir el bote de madera con el que viajaron a la que llamó "la tierra de la libertad".

"Esos muchachos con los que vine prácticamente hacían magia. Pero con un poquito de aquí, con un poquito de allá; con un poquito de dinero de este lado y un poco de dinero de este otro, se van consiguiendo las cosas. Y escondidos, con muchísimo trabajo, haciendo guardia para que no se lo encuentren. Es difícil, es muy difícil, con mucho sacrificio", recalcó.

A pesar de los peligros que pasaron y de que no tiene seguridad de poder quedarse en Estados Unidos, Donelys no se arrepiente de haberse lanzado al mar.

Asegura que en Cuba los jóvenes no tienen oportunidades de ningún tipo, ni perspectivas futuras, ni motivaciones. Como enfermera, vio de cerca cómo el COVID-19 desató el caos en los hospitales y sintió que debía emigrar para alcanzar sus sueños.

"Necesito ser una profesional que pueda contar con un salario con el que pueda vivir, disfrutar y ayudar a los míos, y realmente allá no lo lo estaba consiguiendo ni lo iba a conseguir nunca", sentenció.

Según la información de América TeVe, Donelys y sus compañeros de viaje fueron liberados en la madrugada del viernes del centro de detención de Krome. En los próximos meses tendrán que defender su solicitud de asilo político ante una corte migratoria.

En las últimas semanas se ha reportado la llegada de varias embarcaciones rústicas a los Cayos de Florida. Del 1 de octubre de 2020 al 1 de octubre de este año, la Guardia Costera de Estados Unidos interceptó a 838 balseros cubanos.

El pasado 29 de septiembre, la USBP detuvo a 16 balseros cubanos al arribar a cerca de Key West. Apenas 24 horas antes, otros 10 migrantes cubanos fueron puestos bajo custodia federal tras tocar tierra en una embarcación casera.

En agosto, Alejandro Mayorkas, secretario del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, afirmó que la administración de Joe Biden apoya la lucha por la libertad de Cuba, pero también desalienta a los cubanos a echarse al mar para entrar ilegalmente al país; y advirtió que a ningún migrante interceptado en el mar se le permitirá ingresar al territorio.

"Es un viaje inseguro, y hay una manera ordenada de hacerlo, de buscar amparo en Estados Unidos bajo la ley. Lanzarse al mar no lo es. Nosotros aceptamos las peticiones de asilo en los puertos de entrada. Es la manera humana y ordenada de proceder", agregó el funcionario, de origen cubano.

"También damos un mensaje de humanidad: no se lancen al mar. En dos semanas hemos rescatado a muchas familias y hemos contado 40 personas muertas", señaló.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba