Bárbara Farrat a otras madres de niños del 11J: No se queden calladas

“Ellos no están jugando solamente con la libertad de mi hijo, están jugando con la vida de mi hijo", dijo la madre en referencia a los padecimientos de salud del menor preso por el 11J.

Bárbara Farrat Guillén y su hijo Jonathan Torres Farrat  Foto © CiberCuba y Facebook

Bárbara Farrat Guillén, madre del menor Jonathan Torres Farrat, de 17 años y preso desde las protestas del 11J, convocó a otras mujeres en su situación a no quedarse calladas.

La madre denunció que tanto ella como su hijo, recluido en la cárcel Jóvenes de Occidente, se encuentran bajo acoso por parte de la Seguridad del Estado. “Allá fue uno de la Seguridad del Estado a amenazarlo para que me dijera que dejara las redes sociales, a hacerle preguntas sobre mí, lo asustaron bastante”, dijo la madre en referencia al menor.

“Incluso el martes que fue la visita y había uno de la Seguridad del Estado chequeando la visita del niño… las dos horas de visita él no se movió ahí”, agregó.

Jonathan fue detenido el 13 de agosto en su casa. En la ficha de detenidos y desaparecidos elaborada por el grupo de trabajo Justicia11J se aclara que “fueron a buscarlo a casa supuestamente para una entrevista y no lo liberaron”.

Desde entonces, el adolescente, recientemente convertido en padre a pesar de sus 17 años cumplidos el mismo día que estallaron las multitudinarias protestas antigubernamentales en Cuba, está tras las rejas.

La plataforma encargada de documentar las detenciones arbitrarias aclaró, además, que a Torres Farrat “le negaron Habeas Corpus y cambio de medida cautelar de prisión provisional. Es hipertenso, dependiente de enalapril”, y estuvo meses sin que le permitieran acceder a sus medicamentos.

“Mi hijo está enfermo, mi hijo padece hace dos años de la presión y de tantas presiones altas mi hijo tiene afectado el corazón. Gracias a todas las entrevistas, a que no me he callado desde el primer momento que lo tenían en instrucción, gracias a esto yo logré que le pasaran el medicamento porque ni el medicamento se lo querían pasar al chiquito. Entonces ¿qué justicia hay?”, cuestionó Farrat Guillén.

La madre estuvo presente cuando se llevaron al chico para la estación de Acosta, donde inicialmente estuvo detenido, pero nunca imaginó que arrestaran a su hijo. “Se lo llevaron para una entrevista y me lo están acusando de atentado, desorden público y propagación de epidemia”, dijo a CiberCuba y aclaró que aún no hay petición fiscal en su caso. En el momento del arresto, le informaron que sería una conversación de media hora y que no había necesidad de que acompañara a su hijo a la policía.

“En la unidad de Acosta, donde estuvo 15 días de instrucción, un oficial en los interrogatorios me le dio una galleta [bofetada] al niño”, aseguró la madre quien en su momento denunciara el hecho en las redes sociales, a las que ve como único recurso al que apelar ante la indefensión que padece en Cuba.

Su hijo también denunció en prisión. “Dijo que quería hablar con él jefe de la unidad porque él es menor de edad y entonces lo que hizo fue que lo metió en una oficina con el aire acondicionado a todo volumen esperando a que el niño solo se le bajaran los humos; tanto que a las 24 horas el niño se me estaba congelando y le dijo que él no quería ver políticos de ninguna unidad que por favor que lo único que le pedía que lo sacaran de ahí”, contó.

De la unidad de Acosta lo trasladaron a “Jóvenes de Occidente”, prisión conocida como Manto Negro, donde comparte barrotes con adultos, por un video en posesión de la policía donde se ve al chico lanzando una piedra durante la manifestacion.

Mi hijo es verdad que sale en los vídeos tirando una piedra, pero era porque había cientos de policías agrediéndolos a ellos. Incluso, el instructor de Acosta cuando me enseña el video de mi hijo, para poderme enseñar la prueba de que mi hijo estaba tirando una piedra, primero me tuvo que enseñar a los oficiales tirándole piedras a él”, relató Farrat Guillén.

“Aquí hubo tiros por parte de la policía, conozco vecinos míos que tuvieron heridas de bala… qué justicia puede haber en este país que por tú defenderte porque eres un ser humano, igual te metan preso y te acusen de un montón de delitos y siendo un niño”, cuestionó la madre.

Ella teme que dejen a su hijo “que se pudra por el tiempo que a ellos les dé la gana” en la cárcel a manera de escarmiento, porque según el abogado que lleva el caso, no tienen suficientes pruebas para procesarlo. Desde su lógica, ello explica por qué aún no se ha hecho una petición fiscal, a pesar de que sí existe un expediente donde se le acusa de varios delitos en relación con el 11J.

A Farrat Guillén le preocupa, además, que a su hijo no lo ha valorado un cardiólogo ni le han monitoreado su presión arterial desde que fue detenido. “Ellos no están jugando solamente con la libertad de mi hijo, están jugando con la vida de mi hijo, por eso que estoy haciendo el ayuno de 24 horas, de 48 horas, el que sea necesario porque es la salud de mi hijo, es la vida la que está en juego”, sostuvo.

Por último, se dirigió a las madres que están en su misma situación, y que superan el medio millar, a juzgar por los más de 600 presos del 11J documentados hasta este momento. De ellos, 14 son menores de edad.

A las madres cubanas, que luchen, que no se queden calladas porque ellos [los hijos] dependen de nosotras. Siempre va a haber alguien apoyándolas porque desde el primer instante que yo empecé esta lucha a mí me sobra el apoyo”, dijo y agradeció a los que se han solidarizado con su situación.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba