Crece cifra de especies endémicas de la fauna cubana en peligro de extinción

En el listado aparecen el manjuarí o catán cubano, el almiquí, el manatí antillano y otras especies entre las de mayor riesgo de desaparecer.

El gavilán colilargo es una de las especies en peligro de desaparecer Foto © Aslam Castellón/ Granma

La cifra de especies endémicas de la fauna cubana en peligro de extinción ha crecido durante los últimos años, de manera particular los números rojos afectan a los reptiles, anfibios, mamíferos y peces de agua dulce

Según el periodico oficialista Granma, en el listado aparece el manjuarí o catán cubano (Atractosteus tristoechus), pez endémico de la isla que, además, podría ser una de las especies de agua dulce más antiguas del Caribe. En la actualidad, la población de este animal se ha reducido a la Península de Zapata y la Isla de la Juventud

Otra de las especies endémicas que casi ha desaparecido del país es el almiquí (Solenodon cubanus), ejemplar insectívoro de hábitos nocturnos, considerado uno de los de mayor riesgo de extinción en Cuba debido a su caza furtiva y el deterioro de sus hábitats

También figura en la lista el manatí antillano (Trichechus manatus), perteneciente a la fauna autóctona cubana y cuyos avistamientos se han reducido notablemente en los últimos 30 años, a la par que se incrementan los registros de mortalidad, como consecuencia de la contaminación de bahías y ríos que desembocan en el Mar Caribe. 

En la relación de animales en potencial riesgo de desaparecer se incluyen, además, el perico cubano o catey (Psittacara euops), el gavilán colilargo (Accipiter gundlachi), el zunzuncito (Mellisuga helenae), el ave más diminuta del mundo, el cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer) y la ranita de iberia (Eleutherodactylus iberia), el anfibio más pequeño del hemisferio norte y uno de los más raros del planeta

La doctora en Ciencias Marta Hidalgo Gato, investigadora del Instituto de Ecología y Sistemática (IES), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), advirtió que 130 invertebrados cubanos ostentan alguna categoría de amenaza. Los más conocidos y dañados son los caracoles del género Polymita y varias especies de mariposas, escarabajos, abejas y arácnidos.

Los factores que más influyen en la pérdida de la biodiversidad cubana son la fragmentación de hábitats, los efectos de la contaminación ambiental, los incendios rurales y forestales, las prácticas agrícolas no sostenibles, la pesca, la caza y la tala furtiva, el comercio ilegal de especies y la introducción y propagación de especies exóticas invasoras. En este último caso se reconocen como las más dañinas el caracol gigante africano, el pez león y la claria, que ha crecido de forma incontrolable en ríos, embalses y lagunas de todo el país.  

El cambio climático y sus consecuencias: el incremento de la temperatura media, la intensificación y prolongación de periodos de sequía, el aumento del nivel medio del mar, y de la frecuencia e intensidad de eventos climatológicos extremos, también constituyen importantes amenazas.

El doctor en Ciencias Biológicas, Roberto Alonso Bosch, investigador de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana y presidente de la Sociedad Cubana de Zoología (Soczoo), dijo a Granma que, en la actualidad, Cuba tiene registradas 370 aves endémicas, residentes y migratorias. Igualmente, se han contabilizado más de 160 de reptiles, 153 de ellos autóctonos, para un 80% de endemismo; casi 70 especies de anfibios y 34 de mamíferos terrestres.

A pesar de los daños y el mal manejo de las especies, Cuba cuenta con la mayor diversidad y endemismo de peces acuícolas del Caribe insular. A eso se añaden 3,170 especies de moluscos, más de 8,400 de insectos y por encima de 1,300 de arácnidos. Los anélidos y nemátodos suman más de 800 especies a la lista de invertebrados.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba