Maratonista cubana Mariela González: "A nosotros nos desaparecieron, nos destruyeron"

"Nuestros resultados no importaron a la hora de tomar decisiones erróneas que quizás fueron hechas con las mejores intenciones" afirma en esta entrevista.

Maratonista cubana Mariela González Foto © Cortesía de la entrevistada

Hay personas que nunca olvidas por sucesos que te vincularon a ella y en el deporte cubano me ha pasado eso muchas veces. En este caso me relaciono estrechamente con la maratonista Mariela González desde su histórica participación en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Aunque allí no sobresalió la gran atleta cubana sí consiguió su sueño de competir bajo los cinco aros junto a su compañero de especialidad Aguelmis Rojas. Recuerdo aquello como si fuera hoy.

Es un bonito recuerdo que guardo en mi corazón. Estar en una villa olímpica, compartir con lo que más vale y brilla del mundo, confraternizar. Eso vale tanto como una medalla… ¡créemelo! Y tú, con tus crónicas, enalteciéndonos a pesar de no quedar en el pelotón de vanguardia.

¿Qué haces ahora, trabajas como entrenadora?

No. Trabajo en la Dirección Municipal de Deportes en el departamento de atención a la población. No entreno niños ni atletas de alto rendimiento ¿en qué base si nos la arrebataron hace años? No, es mejor estar tranquila.

Pero estás igualita a tus 47 años ¿corres?

Ay, ni me hables, que desde que tuve COVID no lo hago. Pude sobrepasar la enfermedad pero anímicamente aún no me recupero; fue terrible, perdí un gran amigo, casi su hermano. Esto ha sido tremendo en todo el mundo.

Pero ya estás bien ¿verdad?… ¿y los niños y tu esposo?

Bien, gracias a Dios ¿viste cómo han crecido Alex Junior y Alaín Daniel? No practican ningún deporte pero mira lo altos que están para sus edades de 12 y 11 años.

Formamos una bonita familia, ellos, mi mamá y mi esposo Yuniesky, que es un buen entrenador de fondo aunque ahora realiza otra función.

Dos veces ganadora de la maratón de Madrid en 2001 y 2002, subtitular en los Panamericanos de Santo Domingo y campeona, contra todo pronósticom de la cita continental de Río 2007, Mariela González es un fruto genuino de una base de entrenamiento del fondo y el medio fondo que nunca debió de perderse y que estaba instalada en la ciudad de Santa Clara. En sí ¿qué ocurrió? 

Comienzo por decirte que eliminar la base aquí ha sido un error garrafal. Fue el “premio” a mi título en Río pues apenas dos años después deciden quitarla. Ya la base había reportado dividendos. Está estudiado científicamente que las condiciones climatológicas de Santa Clara son idóneas para entrenar distancias largas. Es el mejor clima del país para tan agotadora prueba. Trasladar nuestra especialidad para La Habana, donde ni de madrugada se puede entrenar, fue enterrarnos vivos.

Nosotros exhibíamos adelantos. Además de mí estaban Andy González, doble monarca centrocaribeño en 800 y 1500 metros en Veracruz 2010 y campeón continental en los 800 en Guadalajara 2011; Yailén García, segunda en los Centrocaribes de Maracaibo 98; Yudelkis Martínez, plata en los Panamericanos de Santo Domingo 2003 en los 10 mil y José Alberto Sánchez Cairo, bronce en Río y Guadalajara en 3 mil con obstáculos.

El hoy español Maury Surell, tercero en mil 500 en la cita carioca y Nolben Jordan, tercero en 5 mil y 10 mil en Cartagena de Indias 2006. Como ves no son pocos los resultados en el área americana.

A eso súmale los entrenadores que teníamos y por suerte, aún tenemos: Nelson Miyares, mi preparador que también enseñaba a Yudelkis y Yailén; Alexis Roque, cuyos discípulos eran Andy y Maury, y Roberto González, técnico de los 3 mil steps chase que entrenaba a Cairo. Eran profesores abnegados, que vivían en la base, 24 por 7.

Existen rumores de que la base será reabierta. ¿Estarías dispuesta a aceptar dirigirla teniendo en cuenta tu experiencia y calidad como atleta? 

Tendría que pensarlo. No sería nada fácil. Imagínate que nuestra pista de arcilla pertenece ahora a la Universidad Central. No tenemos ninguna jurisdicción sobre ella ¿dónde radicaría la base?

A nosotros nos desaparecieron, nos destruyeron. Nuestros resultados no importaron a la hora de tomar decisiones erróneas que quizás fueron hechas con las mejores intenciones. 

Ahora tendríamos que volver a confiar; yo confío en Yipsi Moreno, la comisionada nacional que tanto prestigio nos dio en el universo con su martillo, pero no es Yipsi sola.

Se requeriría un total apoyo y que entiendan las particularidades del fondo: primero, como ya te dije, una pista, simple, de arcilla; segundo, un lugar para internar los talentos de toda la nación; tercero, una alimentación acorde al esfuerzo, nada más allá de lo que permite nuestra economía.

Ni siquiera pedimos recuperantes sofisticados. Yo soy campeona panamericana con milordo (agua con azúcar prieta). Los entrenadores están vivos y siempre dispuestos, ejemplo mi profe Miyares, quien es capaz de asumir especialidades tan disímiles como mil 500 y la maratón. ¡Aquí estamos! Solo necesitamos un empujón.

La cara de Mariela González resplandece esta vez de solo pensar que pudiera recuperarse la base del fondo. Y a mí se me alegra la mía si también pudiera rescatarse la de la velocidad en Santiago de Cuba, de la cual salieron nuestros mejores sprinters históricos.

Deseos de la maratonista cubana para todo el planeta en el ya estrenado 2022.

Ay Julita, que este año sea totalmente distinto a los dos anteriores, que esté libre de pandemias y de tantos y tantas obstáculos y barreras que muchas veces impiden seguir adelante.

Y es que a la granmense-villaclareña sólo le gustan los obstáculos en las vallas cortas y largas y en los tres mil steps chase.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba