Biden se opone a proyecto ley que prohíbe hablar sobre orientación sexual en escuelas de Florida

“Quiero que todos los miembros de la comunidad LGBTQI+, especialmente los niños que se verán afectados por este odioso proyecto de ley, sepan que son amados y aceptados tal como son. Mi Administración continuará luchando por la protección y la seguridad que te mereces”, expresó el mandatario.

Twitter / President Biden
Joe Biden en la Casa Blanca Foto © Twitter / President Biden

El presidente estadounidense, Joe Biden, expresó su desacuerdo con el proyecto de ley conocido como “Don't say gay” (No digas gay), que busca prohibir que los maestros hablen de orientación sexual en las escuelas de Florida y se comprometió a “proteger” a los niños de la comunidad LGTB en el Estado.

“Quiero que todos los miembros de la comunidad LGBTQI+, especialmente los niños que se verán afectados por este odioso proyecto de ley, sepan que son amados y aceptados tal como son. Te protegeré y mi Administración continuará luchando por las protecciones y la seguridad que te mereces”, expresó el mandatario este miércoles vía Twitter.

El proyecto de ley avanzó su tramitación en el Senado estatal al ser aprobado por la Comisión de Educación de la cámara. Conocida como "Don't say gay", porque prohibiría hablar sobre identidad de género y orientación sexual en las escuelas primarias de Florida, la iniciativa fue impulsada por los republicanos y criticada por la comunidad LGBT.

Según los legisladores que lo apoyan, los temas de orientación sexual no son "apropiados para la edad o el desarrollo de los estudiantes". De ser aprobado el proyecto, los padres podrían presentar demandas judiciales contra el distrito escolar y recibir una indemnización por daños y perjuicios.

“Hoy, los políticos conservadores de Florida presentaron una legislación diseñada para atacar a los niños LGBTQI+. En lugar de dificultar el crecimiento de los jóvenes, @POTUS se centra en mantener las escuelas abiertas y apoyar la salud mental de los estudiantes”, indicó en un tuit la Casa Blanca.

Su portavoz afirmó que dicha iniciativa es "una legislación diseñada para apuntar y atacar a los niños" de la comunidad LGTB. "A lo largo del país estamos viendo a los republicanos regular lo que los estudiantes pueden leer, lo que pueden aprender y, más preocupante todavía, lo que pueden ser", reprochó Jen Psaki.

En el lado contrario, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, expresó su apoyo al proyecto. Este lunes, el gobernador declaró que veía "totalmente inapropiado" que los maestros tengan ese tipo de conversaciones con los alumnos.

“Las escuelas deben enseñar a los niños a leer y escribir”, dijo DeSantis. “Necesitan enseñarles ciencia, historia. Necesitamos más educación cívica y comprensión de la Constitución de los EE. UU., lo que hace que nuestro país sea único, todas esas cosas básicas”.

"El problema más importante con todo esto es que los padres deben tener poder de decisión cuando se trata de lo que sucede en sus escuelas", agregó.

Por su parte, quienes se oponen a la medida sostienen que el proyecto de ley sería perjudicial para la salud mental de los niños y maestros LGBTQ del estado, ya que les impediría hablar abiertamente sobre ellos mismos y sus familias.

“¿Derechos de los padres? ¿De quién son los derechos de los padres? ¿Solo los derechos de los padres si estás criando a un hijo según DeSantis?", preguntó la portavoz de la Casa Blanca. "DeSantis trata de pintar esta imagen de que cada familia es una mamá y un papá de la década de 1950 con dos hijos, un gato y un perro. Florida no es así; así no es como se ve el país”.

Según NBC News, al criticar a DeSantis el lunes, el grupo de defensa Equality Florida argumentó que está “utilizando la legislación anti-LGBTQ como trampolín para servir a sus ambiciones políticas nacionales”.

“Su agenda política no está impulsada por las necesidades reales apremiantes de nuestro estado, sino por su deseo de eliminar a los partidarios de Trump como los dos jinetes para las primarias presidenciales republicanas de 2024”, escribió el grupo en Twitter. "Está dispuesto a infligir daño a los más vulnerables de Florida para apuntalar su base extremista".

Cuatro estados, Texas, Oklahoma, Louisiana y Mississippi, tienen leyes similares a la medida propuesta en Florida, según GLSEN , un grupo sin fines de lucro que defiende a los estudiantes LGBTQ. Y, según GLSEN, tres estados (Arkansas, Tennessee y Montana) aprobaron proyectos de ley el año pasado que permitirían a los padres excluir a los estudiantes de cualquier lección o curso que mencione la orientación sexual o la identidad de género.

Simultáneamente, siete estados (California, Colorado, Connecticut, Illinois, Nevada, Nueva Jersey y Oregón) tienen leyes que requieren que el plan de estudios incluya a las personas LGBTQ, según el grupo de defensa.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba