Muere en la cárcel el exguerrillero nicaragüense Hugo Torres

En 1974 Torres arriesgó su vida en un operativo para liberar a un grupo de presos políticos de la dictadura somocista, entre ellos el mismo Daniel Ortega, quien lo encarceló el pasado año antes de las elecciones.

La Prensa
General sandinista retirado Hugo Torres Foto © La Prensa

El general sandinista retirado y preso político nicaragüense Hugo Torres Jiménez falleció este sábado en la cárcel, donde fue recluido desde el pasado año por el régimen de Daniel Ortega.

El histórico comandante de la guerrilla del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua murió a la edad de 73 años en la prisión de El Chipote, que organismos defensores de derechos humanos consideran un centro de tortura, confirmaron sus allegados al diario El País.

Afirmaron que no tienen más detalles de lo ocurrido con Torres Jiménez, quien es el primer preso político que muere en prisión, de un grupo de 47 opositores, candidatos presidenciales y exguerrilleros del FSLN que fueron arrestados el año pasado antes de las elecciones donde fue reelegido Daniel Ortega

Torres Jiménez murió sin que se le haya procesado en un juicio y como él, otras 20 personas de la tercera edad –muchos de ellos con padecimientos graves– fueron apresados en 2021 y se encuentran en El Chipote sometidos a torturas, explicó el medio de prensa.

Organismos defensores de derechos humanos iniciaron hace dos meses una campaña para que se revelara el paradero del general en retiro, quien ya había manifestado problemas de salud.

Torres Jiménez era una figura clave del sandinismo. En 1974, el exguerrillero, conocido como Comandante Uno, arriesgó su vida en un operativo para liberar a un grupo de presos políticos de la dictadura somocista, entre ellos el mismo Daniel Ortega.

En un video que circula en redes sociales tras la noticia de su deceso dijo en referencia a la actual dictadura Ortega-Murillo: "Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos; (...) pero así son las vueltas de la vida, y los que algún día acogieron principios hoy los han traicionado".

El también conocido como "guerrillero de los dos asaltos" dirigió junto a la actual presa política Dora María Téllez, –condenada por el supuesto delito de “conspiración”– el asalto al Palacio, una hazaña que inspiró una crónica del escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Torres nació en 1948, en El Espino, Madriz, al norte de Nicaragua. Con el triunfo de los sandinistas llegó a convertirse en General del Ejército, pero se retiró en 1998.

Sin embargo, cuando fue detenido el pasado año la Policía Nacional lo llamó “ciudadano”, negando su cargo militar. Junto a él fueron detenidos varios candidatos presidenciales que intentaban participar en la contienda electoral contra Ortega. 

“A los seguidores más sensatos del Frente Sandinista mi mensaje es que abran los ojos que los están llevando al despeñadero”, dijo Torres antes de ser capturado. 

Hasta el momento la dictadura Ortega-Murillo no se ha pronunciado sobre el deceso de Torres Jiménez. 

En una entrevista concedida hace dos años a CiberCuba, el exguerrillero afirmó que seguía siendo sandinista, pero se declaraba "antiorteguista"

Dijo entonces que "la asesoría cubana en Inteligencia militar es clave para que Ortega se mantenga en el poder y responde al interés de La Habana de mantener frentes abiertos en la región contra Estados Unidos, como parte de la estrategia cubana frente a Washington; especialmente después de la crisis del chavismo en Venezuela y su ruina socioeconómica y represiva".

"Ortega y el castrismo se necesitan mutuamente. El primero para proteger una fortuna de miles de millones de dólares, amasada desde 2006 hasta la fecha, y los segundos para intentar mantener en jaque a Washington. El régimen cubano es nocivo para el pueblo nicaragüense y su naturaleza ha quedado al desnudo", explicó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba