Coches para bebés en el andén: La bienvenida de Polonia a refugiados ucranianos

La iniciativa proviene de madres polacas que se han movilizado para ayudar a sus pares ucranianas y darles la bienvenida a tierras de paz.

Francesco Malavolta
Coches para niños ucranianos en estación de trenes de Przemyśl, Polonia. Foto © Francesco Malavolta

Una foto de conchecitos vacíos en la frontera de Polonia con Ucrania ha dado la vuelta al mundo, como muestra de la solidaridad de madres polacas para reconfortar y aprovisionar a refugiados ucranianos, en su mayoría mujeres, niños y ancianos que huyen de los misiles rusos.

La imagen fue tomada por el fotorreportero Francesco Malavolta en la estación de trenes de Przemyśl -al sureste de Polonia- devenida en centro de reubicación de refugiados, y muestra una fila de coches para bebés en el andén para que las madres ucranianas se sirvan de ellos.

En un reportaje desde Przemyśl, CNN aseguró que la compasión del pueblo polaco se percibe desde el momento en punto en que los ucranianos se bajan del tren. En la plataforma pueden encontrar carritos llenos de productos de higiene para bebés, andadores para ancianos y hasta juguetes de peluche para niños.

Un grupo de voluntarios los recibe y les ofrece transportación y lugares de refugio transitorio, ya sea en centros habilitados para ello como en sus propias casas, explica el citado medio. También en las plataformas se pueden encontrar culeros desechables, ropas y alimentos.

De acuerdo al medio polaco de noticias Fakt, la iniciativa proviene de madres de la localidad que se han movilizado para ayudar a sus pares ucranianas y darles la bienvenida a tierras de paz. En estos momentos, los cochecitos para niños ucranianos aguardan no solo en Przemyśl, sino también en la estación de trenes en Varsovia, y en los cruces fronterizos de Medyka y Krościenko.

La Biblioteca Pública Provincial de Cracovia, además de libros, ahora colecciona “cochecitos, asientos y almohadillas para automóviles, cunas y otros accesorios para niños”, asegura Fakt. De hecho, en varias ciudades de Polonia hay puntos de recogida de donaciones para ayudar a las mujeres ucranianas y sus hijos que llegan a ese país en total incertidumbre, aseguran ambos medios.

La mayoría de ellas debieron despedirse de sus esposos o padres que hoy están en el frente de combate; otros, entre 18 y 60 años, se ven impedidos de abandonar el país en tiempos de guerra por decreto presidencial.

En apenas 14 días, casi 2,5 millones de ucranianos han buscado refugio en países vecinos como Hungría, Moldova, Rumania y Eslovaquia para escapar de la devastación y la muerte que ha traído la invasión de Rusia a Ucrania, asegura Naciones Unidas.

De acuerdo a cifras oficiales publicadas por el gobierno de Polonia, más de un millón de ellos ha cruzado la frontera con ese país dejando atrás todas sus pertenencias para ceder espacio en trenes sobrecargados de personas a otros pasajeros que también buscan salvar sus vidas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba