Manifestante del 11J Dayron Martín en peligro por falta de atención médica a su padecimiento psiquiátrico

La madre y la hermana del preso político, condenado a treinta años por el delito de sedición, consideran que, si las cosas continúan así, Martín bien podría intentar quitarse la vida.

Facebook / Coral Martin
La madre y la hermana del preso político Dayron Martín Rodríguez Foto © Facebook / Coral Martin

El preso político Dayron Martín Rodríguez, condenado a 30 años de prisión por manifestarse pacíficamente el pasado 11 de julio en Cuba, se encuentra en peligro por falta de atención médica a su padecimiento psiquiátrico en la prisión del Combinado de Este.

En una directa publicada este lunes en Facebook, su madre y su hermana, visiblemente angustiadas, denunciaron que temen por la vida de Martín, quien se encuentra muy deprimido, bajo mucha presión y no está recibiendo el tratamiento médico ni los cuidados que necesita para su condición.

“Nosotros pensamos que si las cosas continúan así va a llegar el momento -lo estamos diciendo con un dolor enorme- que nos van a llamar y nos van a decir que mi hermano cometió alguna locura. Mi hermano no es para que esté en una celda, mi hermano es para que esté en un sanatorio”, dijo Coral Martín, hermana del preso.

Las dos mujeres relatan que, después de mucho quejarse a las autoridades de la prisión, a Martín lo llevaron a ver a la psiquiatra de la prisión, quien lo encontró en un estado psíquico muy deteriorado y le pidió que ingresara en un pabellón médico de ese centro penitenciario.

Luego de ingresar, Martín solicitó que no lo mantuvieran internado en un lugar donde se encuentra prácticamente solo y manifestó que, en esas circunstancias, prefería regresar a su celda, a donde finalmente lo trasladaron

“La doctora determina que lo tienen que ingresar, porque tiene peligro de que se quiera quitar la vida, y no pasa nada, lo vuelven a trasladar a su celda”, comentó su madre muy preocupada.

Las madre y hermana del preso comentan además que a Martín le cambiaron los medicamentos que le controlan la enfermedad y le comenzaron a dar otros que lo han descompensado por completo. El preso tuvo que quejarse para que le volvieran a prescribir su tratamiento anterior.

“Estaba muy mal, tenía una voz que nunca en la vida se la habíamos sentido, porque él es muy optimista, aparte de todos los problemas. Y le cambiaron el medicamento, le dieron uno que no le hizo nada. Al final tuvo que quejarse para que le volvieran a dar el mismo medicamento”, denuncia su hermana.

La madre del manifestante cuenta que en los últimos días un recluso intentó suicidarse y otro amaneció muerto, sin que todavía se esclarezcan las causas. La mujer emplaza a las autoridades cubanas, a quienes responsabiliza de lo que pueda sucederle a su hijo.

“Yo los responsabilizo a todo ellos. Ya allí hubo un problema de un muchacho la semana pasada que apareció muerto. Y ahora nos enteramos también de que hay un muchacho que se llama Yosandri que trató dos veces de quitarse la vida”, declaró.

Su hermana considera que, si su hermano no es excarcelado, es muy posible que intente suicidarse, porque, debido a su condición, lo intentó ya una vez estando en libertad.

“Él está muy deprimido y nosotros tenemos mucho miedo. Nosotros esperamos esa llamada, donde nos digan que mi hermano cometió una locura. Porque él lo trató de hacer estando en libertad, estando con la familia, estando en la casa, imagínense bajo tanta presión”, concluye.

Su madre, por otra parte, cree que ese desenlace es el que buscan quienes lo mantienen preso.

“Están esperando que se quite la vida para que sea uno menos de los que tienen allá adentro”, añade la atribulada mujer.

Entre el 13 y el 23 de diciembre último, 15 manifestantes del barrio de La Güinera, entre los que se encontraba Martín, fueron juzgados en tribunales de La Habana por el delito político de sedición.

El cargo de sedición, por el que condenaron a 30 años a Martín, quien padece de una enfermedad psiquiátrica, es considerado por el Código Penal cubano un delito contra la seguridad del Estado.

De acuerdo con denuncias de la activista García Bacallao, los manifestantes de La Güinera fueron “testigos del asesinato extrajudicial de Diubis Laurencio Tejeda, y por eso los condenan a pasar, en algunos casos, más años de los que han vivido”, además de que “también piensan que porque son de barrios marginalizados nadie va a reclamar por ellos”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba