Francia al borde de la ingobernabilidad

La izquierda francesa pierde su apuesta.

Presidencia Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia Foto © Presidencia Francia

Tal y como se esperaba, las elecciones legislativas en Francia han sido muy cerradas y aumentan la fragmentación del paisaje político del país.

Tras el anuncio de los resultados, llama la atención que Marine Le Pen ha sido la única dirigente política en cantar victoria. El silencio sepulcral proveniente de la sede del macronismo, se vio levemente interrumpido por el confuso discurso de Jean Luc Mélenchon, en el recinto de la coalición NUBES de izquierda, que disimulaba el fracaso de su descabellado proyecto de autoproclamarse primer ministro.

Tres conclusiones esenciales se pueden citar al ver los resultados de esta elección, que el 54% de los electores franceses prefirieron ignorar.

La primera consecuencia evidente es que será muy difícil gobernar para Macron y su coalición Ensemble, en los futuros cinco años. La principal razón es la pérdida de la mayoría absoluta (238 escaños para la coalición macronista contra los 289 que necesitaba) y, por ende, la necesidad de negociar alianzas para hacer votar ciertas leyes ya previstas.

A esta primera conclusión se añade otra que no deja de sorprender hasta a los más optimistas. Los diputados del partido RN de Marine Le Pen, en la Asamblea Nacional pasaron de 8, en 2017, a 87 en este 2022. Poder crear un grupo parlamentario es su principal argumento de legitimidad. Aunque el partido de la derecha tradicional, LR unido a la UDI de centro derecha, tendrán 61 diputados, es poco probable que acepten una alianza con la extrema derecha. Esta situación bloquea las posibilidades del partido de Le Pen de imponer leyes sobre la emigración y la seguridad –los dos principales pilares de su discurso-, limitando sus votos a la oposición a Macron y a NUPES, la coalición de izquierda liderada por el populista Mélenchon.

Es precisamente el resultado de la alianza de izquierdas (Francia Insumisa de Mélenchon, Partido Socialista, Partido Comunista y los Ecologistas) una de las expectativas dilucidadas en estas elecciones legislativas. En un país en el que solo un 30% de los electores votan izquierda, la creación de la NUPES era la última esperanza de simpatizantes que habían visto con decepción un duelo en la final de la presidencial que los excluía: el centro derecha de Macron vs la ultraderecha de Le Pen.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Armando Valdés Zamora

Armando Valdés Zamora (La Habana, 1964) Doctor por la Universidad de La Sorbona. Profesor titular en la Universidad del Este de París. Escritor y atleta. Reside en Francia.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba