Mailén Díaz Almaguer denuncia abandono por parte del Gobierno: "No todo es como parece ser"

“Yo no estoy viviendo la dulce vida”, aclaró la joven cubana, única sobreviviente del accidente aéreo de 2018 en La Habana

Captura de Facebook/Mailén Díaz Almaguer
Mailén Díaz Almaguer Foto © Captura de Facebook/Mailén Díaz Almaguer

La cubana Mailén Díaz Almaguer, única sobreviviente del accidente aéreo de mayo de 2018 en La Habana, denunció ser víctima de un creciente abandono por parte de las autoridades de la isla y pidió ayuda para obtener un medicamento e insumos médicos que necesita para su tratamiento.

“Desgraciadamente, no todo es como parece ser. Muchas personas ven mi vida de una manera y verdaderamente no es así. Yo también paso trabajo como pasa todo el mundo”, aclaró la joven en una extensa transmisión en directo a través de Facebook en la que -acompañada por su esposo- explicó duras anécdotas que no había revelado hasta ahora.

“Si hoy estoy haciendo esto es porque me he sentido muy apretada, demasiado, al extremo”, precisó Mailén, que confesó que no le gusta hacer videos y que habitualmente solo publica mensajes positivos y de aliento para las personas.

En lo que respecta a su situación médica actual y las dificultades por las que atraviesa, explicó que no tiene guantes ni lubricante para la sonda intermitente que necesita ponerse en la uretra varias veces al día, puesto que, como consecuencia de la lesión medular que padece desde el accidente aéreo, no puede orinar por sí misma.

Mailén Díaz compartió en Facebook un teléfono de contacto y las necesidades sanitarias específicas que tiene en estos momentos (Fuente: Facebook/ Mailén Díaz Almaguer)

En este sentido explicó que también se le dificulta conseguir la Nitrofurantoína, un antiséptico urinario que necesita para evitar infecciones, y del que debe tomar una tableta diariamente.

Mailén no se explica que, justamente teniendo en cuenta todo el esfuerzo que hicieron por salvarle la vida, ahora no sean consecuentes y permitan que su salud se deteriore por no disponer de un simple par de guantes o un lubricante para una sonda.

“Es muy triste que tu vida cambie y que tu vida sea tan difícil y que no te la hagan más cómoda dentro de la tristeza, que no te hagan la vida más tranquila y amena. Eso es muy triste y por eso lo estoy denunciando por esta vía, porque ya me cansé. Ya me cansé de hacer llamadas diariamente. Es muy triste que debas tener la cabeza pensando que tienes que hacer no sé cuántas llamadas para resolver un lubricante, una sonda del calibre que necesitas, que no tengas tranquilidad”, dijo la joven en otro momento de su directa, en la que subrayó varias veces que antes del accidente ella era muy "saludable".

“Yo no estoy viviendo la dulce vida”, dijo también Mailén, quien aprovechó para aclarar a muchos que creen que ella recibe del gobierno todo tipo de ayudas.

Añadió, igualmente, que ella no se tiene que resignar con la idea de muchos que han dicho de “al menos está viva”, sino que tiene que luchar por una correcta calidad de vida.

"Yo no tengo que darle gracias a la salud cubana, tengo que darle gracias a todo aquel que ha puesto su granito para que yo hoy esté bien", dijo en referencia a que su listado de agradecimientos es a personas que están dentro pero también fuera del sistema sanitario de la isla.

En relación con esas supuestas prebendas recibidas, el esposo de Mailén, Mario Jesús Rodríguez Oliva, aclaró que la casa que Mailén tiene en Siboney la compró, no se la regalaron -como piensan muchos- y subrayó que la joven la adquirió en esa zona porque queda cerca del Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN), donde estuvo ingresada durante mucho tiempo, y no porque ella se codee con la dirigencia.

El esposo de Mailén aprovechó para denuncia también que llevan años intentando entrevistarse con Miguel Díaz-Canel para hablar con él sobre ciertos temas y que no lo consiguen porque siempre delega en otros.

Ello a pesar de que el gobernante cada año envía una tarjeta de felicitación por el cumpleaños de la joven o en otras fechas significativas, algo que la pareja de la joven calificó de “hipocresía” por parte del máximo dirigente del país.

“El asunto ya es indignante. Nosotros no necesitamos irnos para afuera para decir lo que pensamos”, dijo el joven.

En su extensa intervención Mailén también se sinceró sobre otras duras experiencias que le tocó vivir desde el accidente, entre ellas el robo de anillos y de una cadena que le sustrajeron cuando era trasladada de urgencia hacia el hospita.

En el segmento final de la transmisión el esposo de Mailén pidió disculpas a quienes, tras el accidente, se acercaron al hospital para entregar algún tipo de ayuda o donación y no pudieron hacer efectivo ese apoyo.

“Ella no estaba consciente y no podía decidir por ella, a esas personas nuestras disculpas y el que quiera acercarse a donar, es bien recibido y el que quiera acercarse a ayudar o a llamar, es bien recibido, y ¡ay del funcionario del gobierno que obstaculice que le llegue algo a ella!, porque ahí el análisis va a ser otro”, advirtió Mario Jesús Rodríguez.

No obstante, la pareja aclaró que no abrirán ninguna cuenta para recibir ayuda económica porque básicamente lo que quieren es recibir los insumos que necesitan.

“Yo tengo toda la razón para decir lo que quiera decir, de hecho bastante reservada soy, bastante tranquila soy, porque no necesito alterarme”, concluyó Mailén, que agradeció el cariño y el apoyo que siempre recibe de sus seguidores, cuya ayuda ya ha recibido varias veces en los últimos cuatro años.

Aunque hasta ahora no había hecho un video en directo explicando su situación, no es la primera vez que Mailén Díaz Almaguer recurre a las redes sociales para pedir ayuda por la escasez de medicamentos. En octubre de 2020, en plena pandemia de coronavirus, la joven recurrió a Facebook para explicar que necesitaba Nitrofurantoína, el citado antiséptico urinario que toma para evitar infecciones.

En esa oportunidad se vio obligada a responder a cuestionamientos recibidos por personas que la calificaron de "mal agradecida" porque consideraron su publicación un ataque al sistema de salud cubano.

"¡Basta ya de ofensas! A todo el que le afecte lo que publique en mi página, por favor retírese de ella", sentenció entonces la joven en su perfil de Facebook.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba