"La intención no fue mancillar la imagen del apóstol José Martí", dice desde Miami cubano de Clandestinos

“A mí nadie me dio un centavo por hacer eso, lo hice yo por pura convicción, por el deseo que tengo de ver a Cuba libre”, subrayó Andy Prada

Collage YouTube/screenshot-AmericaTevé
El cubano Andy Prada (i) y Busto de Martí en Santiago de Cuba manchado por Prada (d) Foto © Collage YouTube/screenshot-AmericaTevé

El cubano Andy Prada, que se sumó desde Santiago de Cuba al conocido en 2020 como movimiento “Clandestinos”, hizo declaraciones por primera vez desde que arribó a Miami tras una ruta por varios países.

En la madrugada del 13 de enero de 2020, Prada derramó pintura roja sobre una valla con la imagen de Fidel Castro y sobre un busto de Martí situado en el santiaguero reparto Versalles.

“Muchas personas dijeron que no estaban de acuerdo, que habíamos mancillado la imagen del apóstol José Martí y esa no fue la intención”, indicó Prada en recientes declaraciones exclusivas al canal America Tevé.

“La intención más bien fue simbolizar la sangre que derramaron los mambises, incluyendo nuestro apóstol nacional José Martí, que lucharon por una Cuba libre, independiente, soberana”, acotó el joven, quien cumplió un año de cárcel en la prisión de Mar Verde.

“A mí nadie me dio un centavo por hacer eso, lo hice yo por pura convicción, por el deseo que tengo de ver a Cuba libre”, subrayó también el cubano. 

Sobre el incidente que lo llevó a cumplir un año de cárcel, explica que todo transcurrió muy rápido y que no tuvo tiempo de reacción. Durante casi dos meses estuvo preso en Villa Marista. 

“Eso fue a las 2 de la mañana, aproximadamente a las 6 de la mañana yo tenía el edificio rodeado por las brigadas especiales. Amaneciendo yo estaba rodeado y preso, no me dio prácticamente tiempo a casi ninguna reacción”, comentó. 

“A mí me acusan en un primer momento de Daños al patrimonio cultural y Difamación a las instituciones del estado, organizaciones de masas y políticas, eso remite a los artículos 203 y 204 del Código Penal”, explicó. 

Precisó que la sanción por los delitos mencionados es de tres meses a un año de privación de libertad y que en su caso lo sancionaron al máximo de tiempo. El año que estuvo en la cárcel fue en “régimen severo”, sin visitas. Pudo ver a su familia solamente el día del juicio.

Tras ser liberado en enero de 2021 tomó la decisión de abandonar el país debido al acoso que siguió recibiendo por parte de las autoridades.

Primero viajó a Rusia, de ahí pasó un tiempo a Dubai y después fue a Colombia, desde donde hizo la travesía centroamericana hasta la frontera estadounidense. En estos momentos Andy Prada se encuentra en un proceso de petición de asilo político. 

Prada explicó al citado medio que al ver en redes sociales las acciones de los Clandestinos en La Habana, se sintió motivado a hacer lo mismo en Santiago de Cuba. Afirma que cuando protagonizó la citada acción no conocía a los miembros de Clandestinos y que fue en prisión donde conoció a Panter Rodríguez, condenado a 15 de años de cárcel en la isla.

El 1 de enero de 2020 varias estatuas de José Martí fueron vandalizadas en La Habana con pintura roja. Las acciones se replicaron posteriormente en otras provincias cubanas Camagüey y Villa Clara. 

Un movimiento autodenominado "Clandestinos" asumió la autoría de pintadas a los bustos de Martí y murales de Fidel Castro en varias ciudades cubanas.  

"Somos un movimiento de liberación nacional y no vamos a parar. Somos 30 miembros y actuamos en clandestinidad. Mi movimiento es una repercusión en honor a los Clandestinos que iniciaron sus acciones en La Habana. Esto es un efecto mariposa y le vamos a dar duro a la dictadura", decía uno de los textos divulgados por el grupo, que también difundió videos de integrantes enmascarados. 

Además de Andy Prada, fueron condenados también por hechos similares Yoel Prieto Tamayo (9 años) y Panter Rodríguez Baró (15 años).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba