Vanessa Formell confiesa emocionada "la deuda que tenía con su padre"

Esta noticia es de hace 1 año

Vanessa Formell, la actual voz femenina de la mítica orquesta cubana Formell y Los Van Van, ha abierto su corazón para recordar uno de los momentos más tristes de su vida.

La cantante cubana no ha podido negar que en todo este tiempo ha tenido sentimientos encontrados, sobre todo desde ese primer momento en que su hermano Samuel Formell la llamó para hacerle la propuesta de formar parte de la banda que fundó en su día el padre de ambos, el desaparecido músico Juan Formell.

Hace alrededor de un año y después de 16 años en Los Van Van, la cantante Yeni comunicó que quería abandonar "El Tren de Salsa" y tomar otro rumbo. Fue entonces cuando Vanessa fue elegida por Samuel para, como ella misma afirma, “tomar el puesto de una persona que significó tanto y que el público quiso tanto”.

Esta decisión supuso un gran reto y un importante episodio en la vida de Vanessa, no solo como artista, sino porque marcaría el inicio del saldo de una gran deuda que tenía con su fallecido padre.

“Esto es una gran deuda que yo tenía con mi padre”.

A escondidas de Juan Formell, Vanessa y su madre, la también cantante Mirtha Medina, decidieron hace varios años dar el salto de emprender una nueva vida en los Estados Unidos, un paso que la marcó de por vida y la mantuvo por un tiempo alejada físicamente de la familia que dejó en La Habana.

“...era una deuda por haberme ido y no haberle dicho nada, por haber perdido tantos momentos a su lado”.

Actualmente, Vanessa ha logrado encajar en la agrupación y ha brindado su propio sello como artista, además de haber hecho posible uno de los sueños que siempre tuvo su progenitor y que nunca pudo ver materializado: ver a su hija como cantante principal de Los Van Van.

“El momento en el que él decide poner una mujer en Van Van, que fue después de que yo me fui para Estados Unidos, yo sé que eso fue una espinita que él tenía, el no poder tener a su hija, que era una cantante, la que entrara en Van Van. Eso fue lo que me hizo darme la fuerza para decir: yo tengo que hacerlo y lo tengo que hacer por él... Es un regalo que dondequiera que esté, sabrá que se lo estoy regalando a él”.

Esta noticia es de hace 1 año
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985