Un hombre, a punto de ser linchado en Cuba tras matar a su hijo

Esta noticia es de hace 2 años

Advertimos de que este video contiene imágenes explícitas de violencia y no debe ser visualizado por menores de edad.

Un supuesto parricida cubano recibió una paliza en la playa El Salto, en el municipio de Corrralillo de Villa Clara, después de que supuestamente apuñalara y matara a su hijo de un año, en el intento de acuchillar a la madre, según la versión del usuario que publicó el video en Facebook.

El material audiovisual muestra cómo al menos dos testigos de la detención, de la que CiberCuba desconoce más detalles, agreden al presunto asesino sin que éste pueda defenderse. Al parecer, ocurrió después de que el supuesto parricida intentara apuñalar a su mujer y acabara clavando el cuchillo en la cabeza de su hijo, lo que habría provocado la muerte del bebé.

Un joven que asestó múltiples puñetazos en la cara al supuesto parricida, le espetó a bocajarro: “Yo no tengo hijos, pero tengo sobrina” e inmediatamente le estampó la primera de las bofetadas.

El supuesto parricida, de complexión endeble, se mostró indefenso y sólo respondió a uno de los golpes recibidos, pero fue reducido al momento por sus agresores con más golpes y un grito lanzado desde la multitud que presenciaba el espectáculo: “¡Mátalo!, ¡Mátalo!”

A partir de ahí recibió seis puñetazos en la cara y una patada en la cabeza, que le propinó otro de los testigos presenciales del conato de linchamiento, mientras otra persona lo arrastraba para, aparentemente, protegerlo de la furia colectiva.

Según uno de los agresores, el hombre habría cometido el asesinato de su hijo de un año en estado de embriaguez. “Tú tienes cojones para hacer eso porque estás borracho, porque claro tú no haces nada”, le gritaron.

En otro momento del video, de poco más de tres minutos de duración, el parricida dice: “Es mi chamaco”, a lo que el líder del conato de linchamiento responde: “Si es tu chamaco, más descarado eres. Coge una soga y ahórcate”. El asesino contesta: “Dámela”.

En ese momento, desde el público varios voluntarios se brindan a buscarle una soga.

Una persona, que en el video lleva un Walkie-talkie en la mano, a duras penas pudo controlar a la multitud que se agolpó para ver al supuesto parricida y participar en la paliza. En el video no se ve a la Policía. De hecho, uno de los testigos pregunta: “¿Y la Policía dónde está?”

Este tipo de agresiones populares, que buscan impartir su propia justicia, son comunes en países como la India, donde en mayo de este año se registró una oleada linchamientos en respuesta a la laxitud de las autoridades ante delitos como robos, narcotráfico y accidentes de tráfico.

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985