Así viven los evacuados por el huracán Irma en Miami: "Ahora estoy sin casa y sin nada".

Esta noticia es de hace 3 años

(Yani Gil / Víctor Flores).- Ana ha sido evacuada del condado Monroe. Vivía con una amiga que tenía un tráiler y el huracán se lo llevó completo. "Ahora estoy sin casa y sin nada", contó a la cámara de CiberCuba.

Esta evacuada en un 'shelter' de Miami reconoce que después de pasar por la experiencia del huracán Irma "no es fácil" organizar ni las ideas ni la vida. "Estoy muy confusa. No es fácil", dice al borde del llanto. "¿Sabes lo que es verte sin casa y sin nada?"

Ana está convencida de que aún le queda mucho tiempo en el 'shelter'. De momento, no tiene quejas de la labor de la Cruz Roja con los desplazados, pero admite que no les han explicado aún cómo será su vida en adelante, cuánta ayuda recibirá y durante cuánto tiempo."Estamos en el limbo. Y como yo, muchas personas".

Es el caso de un hombre de 76 años, de Miami-Dade, también desplazado en el mismo 'shelter'. Él no ha podido regresar a su casa porque varios árboles centenarios han caído y le impiden entrar en ella. "Tengo que esperar a que mi hijo, con equipos pesados, pueda cortar esos árboles y despejar la puerta", explica.

Ante la cámara de CiberCuba ha mostrado su agradecimiento a las autoridades y a los medios de comunicación. "Llevo 55 años en Dade County y estoy agradecido a este país por todo. Soy optimista. Sé que la cosa va a mejorar", dijo.

Asimismo se mostró solidario con los residentes en los Cayos y en Miami Beach que comparten albergue con él. "Es horrible. Esas personas tienen una situación bien difícil. Los hay mayores que yo, enfermos, con problemas en las piernas, el corazón y los nervios, sobre todo, por el susto del huracán. Ellos no pueden regresar a sus casas porque no tienen luz y han perdido muchos bienes materiales".

Cerca de este albergue puede apreciarse el lado más solidario de Miami. Una joven asegura a este portal que está de visita porque el martes trasladó hasta este 'shelter' a una mujer de 77 años que no tiene a nadie. "La conocí el mismo martes", dice.

También está la dura historia de los desplazados de Monroe a los que el martes aún no les habían comunicado que tenían familiares que habían fallecido tras la tormenta.

Entrevista con el responsable de Cruz Roja en los 'shelters'

CiberCuba ha hablado con Roberto Baltotano, portavoz de la Cruz Roja y coordinador de las labores de evacuación en los 'shelters' (centros de acogida de desplazados por el huracán Irma). Según explica, este martes quedaban albergados 108.000 personas, en 530 centros de evacuación de seis estados, ya que la tormenta no se quedó sólo en la Florida. En los 127 refugios floridanos amanecieron el martes 100.300 desplazados. Además, contaban con 2.600 voluntarios y otros 500 más en camino.

Ahora comienza la fase de recuperación. Los evacuados son concentrados en un solo lugar, donde además comida y artículos de primera necesidad, les ofrecen información sobre cómo recuperar el ritmo normal de sus vidas.

Baltotano ha aclarado que la mejor manera de ayudar a los que lo han perdido todo tras el paso del huracán Irma es a través de una donación económica con la organización que uno desee, pero confirmando previamente que esté establecida y sea transparente.

También se pueden aportar donaciones materiales a través de Cruz Roja Americana, que se encarga de clasificar y distribuir esa ayuda a las personas que más lo necesitan. En el proceso de recuperación, Cruz Roja se ocupa de prestar ayuda a largo plazo.

Respecto a cómo prestar apoyo emocional a las personas afectadas por el huracán Irma, Baltotano señala que ya pasaron por esta experiencia tras el paso del huracán Andrew. "Quiero que sepan que no están solos y que no pueden bajar la guardia porque estamos a mitad de la temporada de ciclones".

El portavoz de Cruz Roja recalca que antes de que pasara la tormenta se le pidió a los evacuados que trajeran su agua y sus alimentos no perecederos. Después del huracán, la ONG evalúa los daños y comienza a repartir comida. Por ejemplo, el martes se entregaron 5.000 sandwiches a los residentes en los Cayos.

Hasta los 'shelters' seguían llegando autobuses del condado este martes porque es el gobierno de cada condado es el que abre los albergues. "La misión de la Cruz Roja es ocuparse de la ayuda humanitaria y poner los voluntarios que van a ayudar a los desplazados".

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.