“Nos hemos quedado sin casa y sin aspiraciones de casa”

“Esto es un desastre y ahora no encuentran dónde meternos” añade otra.


Este artículo es de hace 3 años

Situación crítica y sin soluciones a corto plazo es lo que viven algunos residentes en La Habana, cuyas casas han sido destruidas por el poderso huracán Irma, o han quedado con daños tales que las hacen inhabitables o inseguras.

“Si estamos hablando de un país tan potente, tiene que haber un equipo para demoler esto” comenta uno de los afectados en cuya casa viven niños y personas mayores. “No podemos dejar que se nos destruya porque alguien no puede venir a hacer la demolición”, añade a la par que asegura que, como él, son muchos los que tienen temor de que se les caiga encima.

Nos hemos quedado sin casa y sin aspiraciones de casa”, dice otra señora, que afirma haber sido sacada del domicilio sin anterioridad.

Elemento común en los testimonios de estos damnificados son las quejas ante falta de soluciones y de respuestas a sus problemas que, en muchos casos, alcanzan varios años.

“Esto es un desastre y ahora no encuentran dónde meternos” añade otra.

Los problemas de la vivienda en La Habana, por su parte, se agravan tras el paso de ciclones o huracanes pero son mucho más sistémicos y estructurales que las consecuencias negativas que el impacto de un poderoso organismo climatológico puede provocar.

Envejecido y deficiente es su fondo habitacional y los recursos y soluciones a disposición de los pobladores no alcanzan a beneficiar a todos por igual, ni llegan en el momento que más los necesitan.

Si a todo esto se suma que en el país existen 117 mil viviendas dañadas por eventos meteorológicos previos que no han podido ser aún reparadas, el panorama para estos nuevos damnificados parece no motivar mucho al optimismo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.