Cuentapropistas cubanos pierden dinero tras la ruptura de Trump

América Latina, Cuba,

Tres años después de que el presidente de los Estados Unidos Barack Obama y Raúl Castro restablecieran las relaciones diplomáticas entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría, Donald Trump llegó a la Casa Blanca y revirtió, en parte, el deshielo entre ambos países.

A mediados de 2013 Cuba y EEUU iniciaron conversaciones secretas para restablecer sus relaciones teniendo como intermediario al Papa Francisco. Un año después, el 17 de diciembre de 2014, Castro y Obama anunciaron que intercambiarían prisioneros y que trabajarían para normalizar los lazos diplomáticos entre los dos países.

El primer paso fue la apertura de embajadas. Cuba abrió su sede diplomática en Washington y Estados Unidos hizo lo propio en La Habana. A partir de ahí comenzó a prepararse el escenario para la visita de Obama a la Isla.

No ad for you

El 19 de marzo de 2016, Barack Obama se convirtió en el primer presidente norteamericano que visitaba Cuba en 90 años, pese a que la Isla está  sólo 90 millas de los Estados Unidos.

Sin embargo, el cambio más visible del deshielo de las relaciones entre EEUU y Cuba se notó en el turismo. Mientras continuaban las negociaciones, la administración Obama se centró en normalizar los viajes de sus ciudadanos a la Isla, flexibilizando las restricciones que los impedían, pese a la oposición republicana. El Congreso aprobó además los viajes de negocios y autorizó a los bancos y empresas de comunicación a emitir tarjetas de crédito y soportes de roaming, respectivamente.

El efecto de estas medidas se notaron de inmediato. El Gobierno cubano informó de que en 2015 viajaron a la Isla 91.254 estadounidenses. Un año más tarde esa cifra se había triplicado hasta alcanzar los 285.000 turistas de EEUU, que se dejaron unos 300 millones de dólares en sus viajes a territorio cubano.

En mayo de 2016 llegó a Cuba el primer crucero norteamericano en más de 50 años.

Sin embargo, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca las relaciones entre la Isla y Estados Unidos se han vuelto tensas. En septiembre pasado tras los incidentes acústicos que afectaron a diplomáticos norteamericanos destinados en La Habana, el Departamento de Estado norteamericano redujo su personal en la embajada hasta dejarlo esquelético.

Esto provocó que se paralizaran todos los procesos de concesión de visas. Muchos cuentapropistas cubanos han notado los efectos de esta medida. También los cientos de cubanos que aseguraron estar "desconsolados" porque no podían visitar a sus seres queridos en los Estados Unidos. Hay que tener en cuenta que Cuba tiene 11,2 millones de habitantes y hay otros dos millones radicados en Estados Unidos.

En octubre de este año la administración Trump expulsó de EEUU a 15 diplomáticos cubanos de la embajada de Washington. La decisión, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, afectó seriamente la misión diplomática, especialmente al Consulado y los servicios que ofrecen a los cubanos que residen en los Estados Unidos.

Asimismo cuestionó la decisión norteamericana de cancelar las visitas de delegaciones oficiales a Cuba, que en opinión del Minrex tiene un "efecto contraproducente" en la cooperación en campos como la emigración.

Pero las medidas implementadas por Trump también han tenido su lado positivo. Tanto Cuba como EEUU han confirmado la caída de la migración cubana ilegal a los Estados Unidos.

El presidente Donald Trump aseguró en junio pasado que tenía prisa por poner fin al "trato terrible y equivocado" de Obama con La Habana, retomando, de esta forma, la retórica de la Guerra Fría. Por eso su administración ha endurecido las restricciones al comercio y los viajes.

Sin embargo, en la práctica no ha tocado muchos de los cambios que hizo Obama. Ejemplo de ello son la restauración de las relaciones diplomáticas, la reanudación de los vuelos comerciales y los viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba.


Comentarios

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.